La importancia de la inteligencia emocional en el liderazgo empresarial

La inteligencia emocional es una facultad que cada vez está adquiriendo más importancia. Lejos quedaron los tiempos donde la única inteligencia que se medía era la inteligencia académica. Y es que hoy, se valora más la capacidad para resolver conflictos y actuar de forma ventajosa, que la inteligencia que nos permite resolver problemas matemáticos. La teoría de la inteligencia emocional de Goleman ha hecho estragos en nuestra época. Y no es para menos, ya que nos ha hecho ser conscientes de las emociones y de lo importante que es disponer de esta capacidad para conseguir éxito en la vida.

Y es que las personas con inteligencia emocional saben bien lo que sienten. Conocen qué capacidades tienen, qué emociones sienten y cómo afectan a los demás en un porcentaje considerable. También saben anticiparse a los deseos de los demás gracias a la empatía emocional, y es por esto, que los líderes que disponen de una alta inteligencia emocional, tienen más éxito que los que no.

Las claves para superar la ansiedad laboral

SFIO CRACHO || Shutterstock

 

Inteligencia emocional para dirigir

Las cualidades de las personas con inteligencia emocional son indispensables para conseguir los objetivos. Un líder de una empresa debe ser una persona que se conozca a sí mismo, pero que también sepa sacar lo mejor de su equipo.

Para entender la importancia, solo hay que pensar en un jefe que grita y desprecia en situaciones de estrés, o aquel que consigue saber cómo calmar el ánimo y sacar el máximo provecho del trabajo. El segundo tiene inteligencia emocional para dirigir su empresa y también tendrá, sin duda, más éxito. Un buen líder tiene que trabajar, pero hacerlo con su equipo. Es fundamental que tenga a cada persona en cuenta, los conozca, sepa sus debilidades y puntos fuerte y los guíe por el camino del éxito.

Rido || Shutterstock

El psicólogo Daniel Goleman, quien ha popularizado el término de inteligencia emocional, habla de cinco factores básicos que debe controlar todo líder. Se trata de cualidades que deberemos trabajar si queremos llegar a lo más alto.

Conciencia de sí mismo

Ser líder significa saber cómo llevar a los demás, pero también sacar lo mejor de nosotros mismos. Solo mediante el autoconocimiento, podremos llegar a explotar todos nuestros recursos al máximo y conseguir el éxito. Saber gestionar las emociones como los momentos de ira y conocer tus virtudes y defectos con humildad te ayudará a ser un mejor líder.


La autorregulación

Se trata de una cualidad que tienen los líderes que no gritan ni atacan a los demás. Mediante esta capacidad, un líder ayuda a mantener el control en su equipo y a conseguir una armonía en él.

Motivación

Saber motivarse a uno mismo y a los demás es una cualidad que tienen los mejores líderes. Y es que la motivación y el interés es una característica necesaria para alcanzar el éxito, ya que las personas que trabajan motivadas, alcanzan los estándares más altos. La autoestima en este punto es fundamental, y ser optimista y buscar lo bueno de las cosas, son actitudes que ayudan a la motivación.

Empatía

Los líderes con empatía gestionan de forma exitosa. Esto se debe a la capacidad para ponerse en el lugar de su trabajador. Estos líderes pueden conseguir que las personas desarrollen su máximo potencial. Y es que, el saber cómo van a reaccionar los otros y que es lo que necesitan, es una cualidad básica de un buen líder.

Cómo se llama la capacidad de ponerse en el lugar del otro

Pressmaster || Shutterstock

Habilidades sociales

Los buenos jefes disponen de la cualidad de comunicarse de forma excelente. Saben cómo explicar las tareas, administrarlas y también apoyar al equipo para obtener los mejores resultados.

Está claro que un buen jefe tiene que saber como explicar las cosas, ya que resultará decisivo en el resultado final. Pero además, los líderes con habilidades sociales también deben tener destreza para la resolución de conflictos. Algo fundamental en un equipo.

  • Cooper. R.K. Sawaf, A. (1998). "La inteligencia emocional aplicada al liderazgo y a las organizaciones". Norma. Bogotá.
  • Goleman, D. (2002). Inteligencia Emocional. España, Barcelona. Editorial Kairós.
  • Palomo, M.T. (2000). "Liderazgo y motivación de equipos de trabajo". ESIC. Madrid.

Share this post

Mamen Palanca

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios