Significado de las piedras

¿Sabías que las piedras energéticas guardan generosos poderes para protegernos? Todas y cada una de las piedras están dedicadas a un propósito concreto que te ayuda a trabajar cualquier ámbito de tu vida desde una perspectiva mucho más efectiva.

Piedras energéticas o piedras naturales

Significado de las piedras

El correcto entendimiento del significado de las piedras pasa por una comprensión de carácter espiritual. Los elementos de las piedras intervienen en nuestro nivel físico, emocional, mental y psicológico, por lo que sus cualidades vibran en nuestros cuerpos en función de nuestra frecuencia emocional. El hombre por naturaleza, es un receptor y transmisor de energía al igual que los cristales.

Además, las características de las piedras vibran en sintonía con los cuerpos y usándolos correctamente en nuestros cuerpos potencian la vida y bienestar. El poder de las piedras es infinito y sus virtudes nos ayudan hacer frente a nuestros problemas y miedos, manifestados en un porcentaje considerable en los sueños. De ahí, a que las piedras protectoras intervengan en el proceso de superación y equilibro del ser humano. A través del uso de las piedras dejaremos atrás lo negativo, nos curaremos internamente desarrollando capacidades intuitivas que potenciarán nuestra aura para traernos la estabilidad que nuestro cuerpo y mente reclaman.

Significado de las piedras y sus colores


Propiedades de las piedras

Antes de descubrir todo lo que se esconde detrás de las propiedades de las piedras es de vital importancia comprender que todos los cristales son muy poderosos por derecho propio, por tanto es transcendental acercarse a ellos desde el respeto. Bien es conocido que las piedras tienen propiedades curativas, lo que las convierte en un elemento esencial para tratar dolencias, problemas y mejorar el estado de tu ser y por tanto la propia autoestima. Por ello, las piedras naturales se asocian con las siguientes propiedades:

  • Propiedades sanadoras: su energía calma y refresca nuestro interior hasta traer la paz mental.
  • Propiedades pacíficas: aportan estabilidad.
  • Propiedades calmantes: sus conexiones con la tierra nos aportan seguridad.
  • Propiedades protectoras: nos alejan de las malas intenciones.
  • Propiedades antiinflamatorias: favorecen el flujo de linfa y potencian nuestro sistema inmunitario.

Por ello, las propiedades de las piedras energéticas nos ayudarán a estabilizar el aura y el embellecimiento personal, ya que de alguna manera, las piedras son seres cristalinos que nos protegen de nuestros temores porque actúan como espíritus guardianes.