Sueños que nos avergüenzan

¿Por qué hay sueños que nos hacen sentir vergüenza?

Soñar es un acto inconsciente y todos los sabemos. Sin embargo, hay sueños que nos hacen sentir vergüenza. Es un sinsentido, pero ocurre. Las razones que nos llevan a avergonzarnos de lo que soñamos son diversas. En cualquier caso, te ayudamos a entender mejor las razones que explican este sentimiento y, sobre todo, cómo evitarlo. ¡Porque todos necesitamos soñar y es importante sentirnos libres al hacerlo!

Sueños que nos avergüenzan

En el top de los sueños que nos da vergüenza contar están, cómo no, los sueños de naturaleza erótica. Es evidente que no somos capaces de superar los tabús y prejuicios en los que nos educamos en relación con nuestra sexualidad. Tanto que, incluso, nos sentimos “responsables” de unos sueños eróticos sobre los que no tenemos el mínimo control.

Dejar de tener este tipo de sueños es imposible, tampoco modificar lo que sucede en ellos o las personas que los protagonizan. Pero, quizá saber que los sueños eróticos suelen tener un significado de naturaleza muy distinta a la obvia, te ayude a superar la vergüenza de compartirlos.

Y es que, es verdad que hay ocasiones en las que son una forma de liberar nuestra energía sexual, llegando a producirnos una satisfacción física. Pero, esto es más común en la pubertad y los años iniciales de la adolescencia. Cuando somos adultos, lo más habitual es que los sueños sexuales respondan a un deseo de establecer una conexión más cercana con esa persona. No son fantasías eróticas, sino la forma en que tu mente libera otras tensiones emocionales. Quizá estos ejemplos te permitan entenderlo mejor:

  1. Sueños eróticos con tu jefe

Todo un clásico que genera una sensación muy intensa de vergüenza y no nos atrevemos a compartir con nadie. Y, sin embargo, estos sueños se interpretan por los expertos como una necesidad de lanzarte a vivir nuevas experiencias. Es como si la figura del jefe simbolizara ese sueño que quieres alcanzar, no necesariamente en materia laboral, y tu inconsciente te estuviese lanzando el mensaje de que estás preparado para intentarlo.

  1. El pasado protagonista de sueños que nos avergüenzan

¿Qué ocurre si el protagonista de tu sueño erótico es alguien de tu pasado, con quien tuviste o no relaciones en la vida real? No sé si vergüenza, pero confusión si nos suelen provocar este tipo de sueños. Es esencial que intentes indagar en lo que esa persona significa para ti. Es probable que admires de ella algunas cualidades y quieras incorporarlas a tu forma de vivir. Por supuesto, existe la posibilidad de que se trate de una historia de amor que te ha quedado enquistada, en cuyo caso puede que sea interesante que consultes a un terapeuta.

  1. Soñar que tienes sexo con alguien que no es tu pareja

Se despiertan todas las alertas, ¿será que en el fondo quiero serle infiel a mi pareja? Bueno, no te angusties demasiado porque no es el motivo oculto de estos sueños eróticos. De nuevo, sería importante que descubras lo que esa persona representa para ti, con qué la estás asociando. Y, no dramatices, si objetivamente tu vida en pareja funciona, puede ser la ocasión perfecta para perder la vergüenza y compartir juntos este sueño, desde el humor, aunque solo tú tienes capacidad para valorar si podría ocasionar algún problema. En cualquier caso, no estás cometiendo una infidelidad.

  1. Sueños sexuales con tu mejor amigo

Estos sueños son de los que nos hacen sentirnos fatal cuando nos levantamos por la mañana y los recordamos. Sin embargo, son mucho más frecuentes de lo que imaginas. No es que esto te sirva de consuelo, pero sí te ayudará a entender que no eres un bicho raro. Detrás de estos sueños, otra vez, la admiración por las cualidades que identificas con tu amigo.

Gemma

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. No recuerdo un momento de mi vida que no esté ligado a la lectura y la escritura, una pasión que me ha llevado a realizar distintos cursos de Técnicas Narrativas. He desarrollado una carrera profesional diversificada, tanto en medios escritos como en Internet, dando prioridad a mi vocación por entender la complejidad del ser humano en todas sus facetas. Así, me he especializado en temas de Psicología, crecimiento personal, gestión emocional y nuevas formas de aprendizaje. Siempre intentando aportar desde mi visión y experiencia como mujer comprometida con la igualdad.

Comentarios

comentarios