¿Por qué hablamos mientras soñamos?

¿Hablas mientras estás soñando? Te contamos por qué

Lo primero, no te sientas un rarito. Resulta que las estadísticas confirman que hasta un 66% de la población ha tenido algún episodio de somniloquia, es decir, habla mientras sueña. Además, tampoco se trata de un trastorno del sueño, sino que se considera como una variante dentro de la normalidad. Así que, una vez estás tranquilo al saber que no hay nada preocupante, es el momento de resolver tus curiosidades acerca de esta peculiaridad de hablar en sueños.

¿Qué es eso de hablar dormido?

Aunque parezca una obviedad, conviene aclarar que la somniloquia presenta en cada persona con distintas características. Hay mucha literatura sobre esos diálogos que se tienen con alguien mientras está dormido y en los que nos cuenta siempre la verdad. A veces pueden producirse esas conversaciones, pero podríamos decir que es la excepción. Y, por supuesto, eso de que desveles verdades inconfesables al hablar dormido es una leyenda urbana.

Generalmente, más que hablar, lo que se emiten son sonidos ininteligibles, balbuceos sin sentido o frases inconexas. En la mayoría de las ocasiones son murmullos, casi es más visible el movimiento de los labios que lo que se percibe de sonido.

Tampoco creas que te pasas hablando toda la noche. Son momentos breves, en los que apenas sueltas algunas palabras o interjecciones que no suelen tener relación con nada que has vivido, ni con conversaciones reales que hayas tenido. Por supuesto, lo normal es que no recuerdes nada de lo que has hablado

¿Por qué hablas mientras estás soñando?

Como decíamos, hablar en sueños no se considera una patología, no es un tipo de parasomnia. Es un acto involuntario, que ocurre durante el sueño, generalmente en la fase REM o de sueño profundo, sin que la persona tenga ningún control sobre este acto. También se habla en la fase No REM o de sueños transitorios, en estos casos es más probable que después nos acordemos.

No existe una explicación científica concreta sobre las causas de esta singularidad. Los expertos en sueño y neurólogos que han estudiado el tema consideran que los detonantes más comunes son:

  • Predisposición genética: no es que se herede, pero sí parece demostrado que se repiten los casos en la misma familia.
  • Puede ir asociado a problemas como la apnea del sueño, el bruxismo o el sonambulismo. Y más que nada a los terrores nocturnos y las pesadillas.
  • La falta de sueño o el descanso de mala calidad.

Pero, sobre todo, los episodios de somniloquia se producen con más intensidad cuando existe un cuadro de ansiedad, de estrés o depresión. Probablemente, has notado que hablas más esos días que te llevas los problemas a la cama, en épocas en las que tienes alguna preocupación y no seas capaz de desconectar mientras duermes.

¿Hay un perfil de persona más propenso a hablar en sueños?

Para empezar, habría que señalar que hablar en sueños es algo muy común en la infancia. Pero, un menor que hablaba en sueños no tiene por qué hacerlo cuando es adulto, de hecho, lo normal es precisamente dejar de hablar según pasan los años.

De casi la mitad de los niños con somniloquia, se pasa a solo un 5% de adultos con episodios regulares.

Es más extraño es que hables en sueños de mayor sin haberlo hecho de pequeño. Otra cosa distinta es que seas consciente de ello a partir de cierta edad, justo cuando comienzas a dormir en compañía. No quiere decir que antes no hablases, más bien es que no había alguien al lado que te escuchase.

Y… hablar en sueños parece cosa de género, porque es más frecuente entre los hombres que entre las mujeres.

Gemma

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. No recuerdo un momento de mi vida que no esté ligado a la lectura y la escritura, una pasión que me ha llevado a realizar distintos cursos de Técnicas Narrativas. He desarrollado una carrera profesional diversificada, tanto en medios escritos como en Internet, dando prioridad a mi vocación por entender la complejidad del ser humano en todas sus facetas. Así, me he especializado en temas de Psicología, crecimiento personal, gestión emocional y nuevas formas de aprendizaje. Siempre intentando aportar desde mi visión y experiencia como mujer comprometida con la igualdad.

Comentarios

comentarios