diferencias del amor y el afecto

¿Sentir afecto es lo mismo que amar?

El amor y el afecto son dos sentimientos que en ocasiones confundimos. Podemos sentir amor por una persona y también sentir afecto por ella, no son incompatibles, pero igual que pasa con otros sentimientos como el cariño la línea que los separa no siempre está clara. Vaya por delante que sentir afecto y amar no es lo mismo, aunque sean compatibles y a veces el afecto de paso al amor, así que a continuación vamos a intentar establecer las diferencias entre afecto y amor para saber cómo diferenciar ambos sentimientos.

Sentir amor

diferencias del amor y el afecto

oneinchpunch || Shutterstock

El amor es una serie de sentimientos hacia una persona que nos atrae y nos complementa. Se trata de un sentimiento de afecto, inclinación o entrega hacia una persona o un objeto fruto de una serie de reacciones químicas que se producen en nuestro cerebro. A partir de estas reacciones producidas por la norepinefrina, la dopamina y la feniletilamina sentimos amor por la persona “culpable” de la reacción. De esta forma generamos unos vínculos que nos unen a esa persona.

Conviene destacar que cuando hablamos de sentir amor no nos referimos solamente al hecho de estar enamorados o a las relaciones de pareja. Podemos sentir amor por nuestro padres, hijos, etc. De hecho, esos vínculos generados por las reacciones químicas que nos permiten sentir amor son los que nos permiten cuidar de nuestros hijos, algo que en el reino animal no es tan frecuente, y mucho menos al mismo nivel que en los seres humanos.

Pero como sabrás no existe un solo tipo de amor, sino que podemos hablar de distintos tipos de amor. Hay incluso quien habla del amor afectivo, y aunque cada tipo de amor necesita de una serie de componentes y cada uno de ellos cuenta con sus propias connotaciones, en todo tipo de amor hay dos elementos que no pueden faltar: el afecto y el interés por la otra persona. Si no hay afecto no puede haber amor, aunque puedes sentir afecto por alguien sin sentir amor por esa persona -otra cosa es que el amor surja más tarde-.

Cariño, amor y afecto

como diferenciar el amor del cariño

George Rudy || Shutterstock

El afecto y el interés por esa persona generan el cariño, uno de los pilares maestros para cualquier relación amorosa. En caso de no aparecer el cariño, el amor no es más que un deseo, y más allá de la placentera relación esporádica que pueda surgir no podemos hablar de que se sienta amor. Además, es muy importante en una relación saber diferenciar el amor de la atracción. Ese cariño y ese afecto debe ser mutuo y recíproco, ya que de no ser así estaríamos hablando de una relación tóxica, que dará lugar a un amor insano o irracional y a una muy peligrosa situación de dependencia emocional de la otra persona que puede acabar mal.

Sentir afecto sin estar enamorados

Dean Drobot || Shutterstock

¿Podemos sentir afecto por otras personas sin sentir amor por ellas? Sí que se puede, es lo que en algunas ocasiones se define como el “amor de amigos” y que algunos consideran erróneamente como una relación que ha fracasado. Suele darse con personas del sexo que nos atrae, y todos hemos vivido alguna vez esa experiencia de un amigo que nos vuelve loco y que podría ser nuestra pareja ideal, pero nos encontramos con el enorme hándicap de que algo parece no funcionar en esa relación.

No se producen las reacciones químicas necesarias para que surja el amor, por mucho que se trate del complemento en apariencia perfecto para nosotros. Una media naranja que no acaba de encajar a la que podemos conocer desde la guardería o que puede haber aparecido en cualquier momento de nuestra vida. No es nada fácil encontrar un amigo de este tipo, por el que sentiremos un enorme afecto y por el que también puedes sentir incluso amor, pero de la misma forma que quieres a tus hermanos, hijos, padres, etc.

Share this post

Pau Sisternas

Pau Sisternas

Graduado en Periodismo y comunicación por la Universitat de València. Postgrado en formación del profesorado de Español como Lengua Extranjera. Periodista, blogger, community manager, apasionado del deporte y atleta en mi tiempo libre. De Valencia, intento vivir de lo que más me gusta escribiendo en blogs. Aficionado a cualquier deporte, adicto a las series, creo que las películas se disfrutan más con palomitas. Aunque suene a tópico, a mi también me gusta leer, viajar y la buena comida.

Comentarios

comentarios