8 trucos para identificar a una persona tóxica y alejarse de ella

Una de las peores cosas que podemos hacer en esta vida es rodearnos de personas tóxicas. Tarde o temprano acabaremos dándonos cuenta de que se trata de relaciones que nos perjudican y que no llevan a ninguna parte y decidiremos romper con ellas. Pero antes habrá que identificar a esas personas tóxicas, ya que como con todos los problemas el primer paso para hacerle frente es reconocerlo.

La guía que necesitas para detectar a esa persona tóxica

A continuación vamos a ver 8 características que tienen las personas tóxicas con las que podrás detectar este comportamiento y marcar un antes y un después en tu relación con ellos.

1- Son egocéntricos

Un egocentrismo que se manifiesta hablando continua y excesivamente sobre sí mismos, lo que les ayuda a alimentar su ego y a olvidarse de quienes les rodean; y egocéntricas porque no se alegran de los triunfos de los demás. Son personas envidiosas, celosos y soberbios. Por lo que debes tener en cuenta que no siempre puedes confiar en todas las personas, al menos hasta que las conozcas suficiente. Así que no esperes una enhorabuena sincera por parte de una persona tóxica.

2- Son los culpables de todos tus males

Cuando una persona tóxica te pone en su órbita, es fácil que lo culpes de todas tus decisiones, en especial de las malas. Si el culpable siempre es el mismo, deberías plantearte si lo culpas solo para huir de tu responsabilidad o si realmente esa persona tiene suficiente influencia sobre ti para que tomes esas malas decisiones. Si es así, probablemente lo que tuvieras era una amistad tóxica, así que ahora tienes la señal para que huyas de ella y no podría ser más clara.

3- No quieres tenerla cerca

Puede ejercer tanta influencia sobre ti que te de miedo estar demasiado rato junto a esa persona. Las personas o relaciones tóxicas nos crean una sensación de malestar intensa, y el simple hecho de pensar que vamos a pasar un rato junto a ella nos empieza a poner nerviosos y nos transmite malas vibraciones. Esto es todo lo contrario a lo que nos sucedería en una relación de amistad verdadera, por lo que al estar incómodos es más fácil cometer errores, lo que nos lleva de vuelta al punto anterior. También es fácil que nos desmotive.

4- Hablas demasiado sobre esa persona

A veces no hay nada como una buena conversación para desfogarnos, pero también es cierto que el hecho de hablar siempre sobre lo mal que lo pasamos con esas personas tóxicas no ayuda a arreglar el problema. Es más, te agotará mentalmente y la cosa empeorará, mermando todavía más tu autoestima. También agotará a quienes te rodean, corriendo el riesgo de convertirte tú también en una persona tóxica.


5- Reduce tu autoestima

Otra de las características de las personas tóxicas es su grosería, lo que les convierte en personas ofensivas y molestas. Si eres el blanco de sus comentarios y actitudes denigrantes acabará con tu autoestima, llegando al punto de minimizar o ridiculizar tus opiniones. Es importante que no pierdas la seguridad en ti mismo y tomar con mucha cautela todo lo que puedan decirte.

6- Perderás los nervios y entrarás al trapo

Por desgracia, las personas tóxicas nos sacan fácilmente de nuestras casillas. Una persona manipuladora, que habla mal de ti a tus espaldas, te acabará frustrando y despertando la bestia que llevas dentro, y al final puedes acabar entrando al trapo. Rebajarte a su nivel es de lo peor que puedes hacer, ya que estarás en su terreno y en vez de solucionar las cosas la situación será todavía peor, lo que aumentará tu frustración y desesperación. No entres al juego, poco a poco deberás comenzar a gestionar tus emociones para procurar relativizar y no darle mayor importancia de la que esa persona merece.

7- Son victimistas y pesimistas

Para llamar la atención se suelen hacer pasar por víctimas, construyendo su imagen a partir de las quejas y el pesimismo. Probablemente esto te recuerde en ocasiones a la personalidad narcisista, pero debes saber que estas personas siempre le encontrarán pegas a cualquier propuestas que hagas, idea que tengas, etc., se centrarán siempre más en el lado negativo de las cosas que en el positivo, o les haces ver el lado positivo o deja esa relación tóxica.

8- No creen en sí mismas

Siempre dentro de ese discurso victimista y egocéntrico, considerarán que el mundo está en su contra, sin analizar si las situaciones negativas son consecuencia de sus actos o no. Por eso mismo les costará darse cuenta cuando tomen decisiones hirientes para quienes les rodean. Una vez más, la mejor solución es tratar de romper la relación con esas personas tóxicas.

Ahora que ya sabes cuáles son los principales rasgos de una persona tóxica todo lo que debes hacer es alejarte de quienes reúnan este tipo de comportamiento y seguir tu propio camino.

Pau Sisternas

Graduado en Periodismo y comunicación por la Universitat de València. Postgrado en formación del profesorado de Español como Lengua Extranjera. Periodista, blogger, community manager, apasionado del deporte y atleta en mi tiempo libre. De Valencia, intento vivir de lo que más me gusta escribiendo en blogs. Aficionado a cualquier deporte, adicto a las series, creo que las películas se disfrutan más con palomitas. Aunque suene a tópico, a mi también me gusta leer, viajar y la buena comida.

Comentarios

comentarios