Síntomas para detectar la autoestima baja en una persona

Muchas veces confundimos la autoestima baja de quienes nos rodean con la negatividad. El miedo al error, los sentimientos y pensamientos negativos, la frustración, la insatisfacción, el miedo al cambio... todos estos síntomas nos indican que una persona sufre una autoestima baja, y deberíamos hacer todo lo posible por cambiar la situación.

La baja autoestima es un problema para la salud física y psicológica de quienes la sufren, y recuperar esa confianza en uno mismo ayudará a mejorar esa misma salud y a purificar su alma. Pero antes hay que saber detectar lo s síntomas.

Cómo se manifiesta la autoestima baja

Como decíamos antes, la negatividad es uno de los síntomas más evidentes de una autoestima baja, aunque muchas veces la confundimos con la personalidad de esa persona. Ese pesimismo, esa falta de ambición pese a no conformarse con lo que tienen y la falta de seguridad en uno mismo a la hora de afrontar nuevos retos son claros síntomas evidentes de la de autoestima baja en un ser. Esa inseguridad se nota tanto en su forma de actuar como a la hora de hablar: su discurso es poco firme, no se prestan a la discusión o al debate.

(wavebreakmedia) || Shutterstock

Esa negatividad también se refleja en el miedo, otro de las evidencias de la baja autoestima. Cuando hablamos de miedo nos referimos al propio temor a la hora de afrontar los problemas o de poner en marcha nuevos proyectos, un miedo al cambio, a lo desconocido, que también se convierte en miedo al abandono. De hecho, las personas con una autoestima baja suelen ser reacias a los cambios, los consideran algo negativo que les obligará a enfrentarse a nuevas situaciones alejadas de su zona de confort. También tenemos que hablar del miedo a los demás, camuflado en forma de desconfianza. Una persona con la autoestima baja creerá, generalmente, que el mundo va contra él. El hecho de vivir siempre a la defensiva hace que, cuando reciben un cumplido, lo interpreten como una burla; y solo se quedan con las críticas o los comentarios negativos., pues en su interior hay algo que les impide vencer al miedo. Pero este miedo hacia lo que digan los otros no es incompatible con la dependencia emocional o el miedo al abandono. Necesitan a alguien al lado, una persona más fuerte que los proteja.

(Syda Productions) || Shutterstock

Precisamente de ese líder, ese escudo protector, idealizar todos los talentos, llegando a darles una dimensión exagerada. Sin embargo no valorarán en su justa medida sus talentos o aptitudes, los infravalorarán y se infravalorarán a sí mismos. Otra de las características de las personas con autoestima baja está relacionada con su aspecto físico, pues no lo cuidan. Esto es algo que se manifiesta de muchas formas: no compran ropa nueva, no se arreglan, pueden tener problemas de higiene... lo que en ocasiones acaba en depresión. Muchas veces viene acompañado de un estilo de vida poco saludable.

(file404) || Shutterstock

Más allá de los problemas físicos o psicológicos que se puedan derivar de la autoestima baja, hay que destacar uno de los riesgos de tener baja autoestima y es precisamente la falta de rumbo, de un proyecto vital claro y definido, que tienen estas personas. Son los reyes de la adaptación al entorno, moviéndose siempre en la misma dirección de quienes tienen al lado, a pesar de que sean movimientos contradictorios o con los que no acaban de estar de acuerdo. El gran problema llega cuando ese alguien es una persona manipuladora, consciente de la situación, que aprovecha la autoestima baja del otro para sacar el máximo partido.

Cómo actuar ante la autoestima baja

Lo primero es saber que el proceso para recuperar la autoestima es un camino largo en el que uno debe aprender a quererse y a respetarse a uno mismo. El entorno familiar, social o laboral de la persona con baja autoestima son clave, pero el primer paso de todos es que esa persona descubra que tiene la autoestima baja y que debe recuperarla. En cualquier caso el apoyo es vital, ayudando por ejemplo a no hacer un drama de sus errores y alentándolos en su día a día.

Fuentes consultadas:

  • González, M.T. (1999). "Algo sobre la autoestima. Qué es y cómo se expresa". Ediciones Universidad de Salamanca. Aula, 11. Págs. 217-232.
  • Hornstein, L. (2011). "Autoestima e identidad. Narcisismo y valores sociales". Buenos Aires: Fondo de Cultura Económica.

Share this post

Pau Sisternas

Graduado en Periodismo y comunicación por la Universitat de València. Postgrado en formación del profesorado de Español como Lengua Extranjera. Periodista, blogger, community manager, apasionado del deporte y atleta en mi tiempo libre. De Valencia, intento vivir de lo que más me gusta escribiendo en blogs. Aficionado a cualquier deporte, adicto a las series, creo que las películas se disfrutan más con palomitas. Aunque suene a tópico, a mi también me gusta leer, viajar y la buena comida.

Comentarios

comentarios