Consejos para vencer la baja autoestima

8 claves para terminar con la autoestima baja

Muchas veces confundimos problemas como la ansiedad o la depresión con una autoestima baja. La valoración que tenemos de nosotros mismos es muy importante para nuestra salud física y psicológica, y una autoestima baja nos afectará en nuestro día a día. Detrás de la autoestima baja se pueden esconder problemas profesionales, personales, en casa, en clase... por eso es importante conocer las claves para acabar con la autoestima baja y comenzar a ser nosotros mismos.

1- La autoconciencia

Pensamientos negativos como no sentirse feliz o merecedor de cosas buenas, desmotivarnos cuando estamos afrontandao un proyecto, pensar más en las debilidades que fortalezas, envidia, inseguridad, dificultades para tomar la iniciativa, sentirse inútil... Todos estos pensamientos, además de ser los síntomas para detectar la autoestima baja en una persona, nos provocan una baja autoestima, y el primer paso para ponerle fin a la baja autoestima es solucionar el problema y autoconcienciarnos de ello.

2- No machacarnos

Queremos ser felices, y una de los mejores tips para terminar con la autoestima baja es dejar atrás esos pensamientos negativos de los que hablábamos en el punto anterior. Ni tus problemas o fallos son culpa tuya ni tus logros son cosa de factores externos. Estas son las principales características de una persona con autoestima baja y resulta imprescindible hacer un cambio de chip, pensar en positivo, y pasar del no puedo al voy a conseguirlo o voy a intentarlo. Una mentalidad positiva es imprescindible para reforzar la autoestima.

3- Mira hacia atrás...

¿Dónde estabas hace un par de años? ¿Y hace 5? ¿Y hace 10? De vez en cuando es importante mirar atrás y reflexionar. Puede que te sientas estancado, pero tú también puedes tener autoestima alta y si haces este ejercicio verás cómo tu vida ha mejorado en muchos aspectos. Nuevas aficiones, nuevas compañías, nuevos gustos... No todo el mundo avanza a la misma velocidad -luego hablaremos de las comparaciones-, pero si aún así consideras que no has avanzado hay que reestructurar nuestra vida.

4- Márcate objetivos que puedas cumplir

Dentro de esta reestructuración conviene fijarnos objetivos realistas -lo que no quiere decir que sean fáciles-. Hay que ir incrementando la dificultad gradualmente, y a medida que los cumplas seguro que sube tu autoestima. En cambio, si fallas es importante saber en qué punto estaba el error, sin culparnos por ello. La verdad es que la vida día tras día te da mil y una razones para aprender a confiar en ti y esta es la única forma de afrontar el siguiente reto con garantías y confianza en nosotros mismos.


5- Las comparaciones son odiosas

No todo el mundo avanza a la misma velocidad, así que procura no compararte con los demás. Tienes que vencer los miedos y ante todo centrarte en tu mismo, la comparación de lo que tenemos nosotros con lo de otros nos lleva a la envidia y a idealizar eso que no tenemos, lo que redunda en una autoestima baja. Es cierto que combatir la baja autoestima no es fácil pero debes aprender a disfrutar de lo que tienes, no de lo que te martirices con lo que te falta.

6- Tus necesidades son importantes

Todos necesitamos nuestro tiempo, esos ratos que necesitamos para ser felices. Hay quien encuentra la felicidad practicando deporte en la naturaleza, otros paseando con los suyos, están los que tienen suficiente con un ratito de lectura... ese tiempo que es tuyo y solo tuyo te ayudará a reforzar la autoestima, la confianza en ti mismo y tu bienestar emocional y físico.

7- Quítate la mochila

Hay quienes viven con una mochila tan pesada como una relación que no les aporta nada, un trabajo que necesitan pero que odian y no los satisfacen, están esos malos hábitos que no somos capaces de dejar atrás... Romper con todos estos lastres que nos impiden avanzar son otro paso importante para dejar atrás la baja autoestima.

8- Reflexiona en el día a día

Para que todos estos consejos funcionen, al final del día hay que hacer balance sobre los retos que hemos superado, los fallos que hemos tenido y cómo mejorarlos. Dejarlo para el fin de semana o una vez al mes no sirve de nada, hay que ser constante, aunque la autoevaluación debe ser constructiva: si no nos sirve para mejor y nos hará sentirnos culpables la baja autoestima seguirá ahí.

Ahora que ya sabes cuáles son las principales claves para ponerle fin a la autoestima baja el siguiente paso es poner en práctica todos estos tips para que poco a poco tu vida vuelva a la normalidad y comiences a sentirte bien contigo mismo.

Pau Sisternas

Graduado en Periodismo y comunicación por la Universitat de València. Postgrado en formación del profesorado de Español como Lengua Extranjera. Periodista, blogger, community manager, apasionado del deporte y atleta en mi tiempo libre. De Valencia, intento vivir de lo que más me gusta escribiendo en blogs. Aficionado a cualquier deporte, adicto a las series, creo que las películas se disfrutan más con palomitas. Aunque suene a tópico, a mi también me gusta leer, viajar y la buena comida.

Comentarios

comentarios