4 señales para saber si un niño tiene baja autoestima

La autoestima se va formando desde bien pequeños y cuando está baja crea es un malestar que padecen también los niños. De hecho, es esencial darse cuenta de que un niño padece baja autoestima, ya que, cuanto antes se detecte antes se podrá solucionar.

Los niños forman su autoestima de los 4 a 6 años, y presenta señales visibles de la misma alrededor de los 7 u 8 años. La autoestima es esa visión que ellos tienen en comparación con el resto y el su idea de lo que deberían ser. Para formar la autoestima infantil, un niño tiene presente 5 áreas. Los amigos representarán el área social, sus notas en la escuela su área académica y las relaciones como miembro de su familia serán las responsables de su área familiar. Por otra parte, la imagen corporal y la valoración general de él como persona conformarán las otras dos áreas.

Cómo detectar la autoestima baja en un niño

Si crees que tu hijo puede tener la autoestima baja, seguramente es que la valoración de estas áreas es baja, por lo que presentará algunos síntomas típicos de baja autoestima. Conocer estos síntomas te ayudará a mejorar la vida de tu hijo ya que, podrás ayudarlo, para que la autoestima del niño aumente poco a poco.

Es importante detectar la baja autoestima en los niños, ya que ésta será el motor para que triunfe en la vida en todos los sentidos. La autoestima es una base importante de la inteligencia emocional, por lo que le servirá tanto para triunfar a nivel laboral como personal.

Poca participación en actividades

Es uno de los síntomas más claros para detectar la autoestima baja en los más pequeños, ya puede ser en actividades deportivas, académicas o sociales, pero un niño que tiene baja la autoestima evitará participar en todo tipo de actividades. Sentirá vergüenza de sí mismo y no querrá involucrarse para no compararse con otros niños. Puede que sea solo a nivel académico o a nivel corporal, detectar qué le pasa nos ayudará a poder impulsar la autoestima del pequeño y así será mucho más fácil.

Exigencia y perfeccionismo

Otra de las señales que demuetran la baja autoestima infancil está relacionada con la exigencia. El perfeccionismo. Si tu hijo se muestra extremadamente exigente en cada cosa que hace puede ser un símbolo de le gusta hacer las cosas bien, pero también puede hacer que le lleve a una baja autoestima. Cuando las cosas no les salen perfectas, puede hacer que el niño se frustre y no quiera volver a intentarlo. Entonces oiremos muchas frases del tipo “no puedo”, “no soy capaz”. Para evitarlo, los expertos estiman que debemos educar en emociones a los niños, escucharlos, para que den cabida y salida a lo que se encuentra en su interior. Demostrarla que hay otra salida. Porque también nos podemos encontrar ante un problema de ansiedad en el niño, así que esta tarea será fundamental, porque lo que hay que hacer es evitar que el pequeño se vuelva totalmente indefenso y crea que no puede hacer nada.

Se muestra agresivo

Puede que los celos sean los responsables de esta conducta. Sobre todo si no nos paramos a pensar. Sin embargo, la baja autoestima del niño/a no solo se demuestra siendo retraidos, sino que a veces las inseguridades y los miedos pueden hacer que el niño presente una conducta agresiva. Los niños que someten a la fuerza a otros niños o a sus hermanos, suelen tener problemas de autoestima. No solo usan la fuerza, sino que también podemos ver respuestas agresivas hacia adultos, como insultos o desobediencia. Se trata de un niño con problemas de autoestima, por lo que deberemos actuar frente a ella más allá del castigo.

Bajo estado de ánimo

Las personas con autoestima baja se desilusionan enseguida y muestran muchos síntomas de tristeza. Estos síntomas de baja autoestima no son diferentes para los niños. Se trata de pequeños que pierden la alegría de los juegos y la ilusión más infantil. Su estado de ánimo está bajo y se nota en su cara.

Es normal que el ánimo se encuentre bajo, ya que el niño se manda señales constantemente como que no sabe hacer nada o que todos son mejores que él. Además, esto se puede notar en la alimentación: un niño con baja autoestima puede experimentar cambios en el apetito que le lleven a comer mucho o por el contrario, muy poco.

Estas son las principales claves para detectar la autoestima baja en un niño así que si lo has observado en algún caso en particular lo mejor será que contactes con un especialista y tomes algunas medidas para poner fin a este triste problema que a tantos de nuestros pequeños afecta.

Share this post

Mamen Palanca

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios