Los celos

Los celos, los generadores de conflictos

¿Quién no ha tenido nunca problemas de celos? Es algo bastante habitual en todo tipo de relaciones, especialmente en las relaciones de pareja, pero los celos también se dan en la familia o entre amigos y compañeros; y pueden acabar arruinando la relación si no sabemos manejarlos bien. Porque los celos no llegan solos, vienen acompañados de conflictos que nos servirán para ponernos a prueba, a nuestro talante y a nuestra capacidad para superarlos. Vamos a ver cuáles son los principales tipos de celos, con nuestros hermanos o entre niños, algo a lo que no siempre se presta atención en el colegio.

Los celos en pareja

Los celos en las relaciones de pareja son propios de los pensamientos irracionales y distorsionados sobre el miedo a perder a nuestra pareja, a que nos engañe sustituyéndonos por otra persona; y en los casos más extremos pueden derivar en violencia física y/o psicológica hacia nuestra pareja. Hay personas que son tóxicas por naturaleza y si en tu caso tienes celos, te acercarás a este concepto, provocando que tu pareja se sienta asfixiada y angustiada por la situación y la relación se irá deteriorando poco a poco hasta el punto en que la víctima de los celos se harte de ese control y decida poner punto final a la relación. Ante este tipo de casos, para salir de dudas podemos recurrir a los test de celos en caso de tener problemas para identificar cuál es el sentimiento que estamos empezando a desarrollar para evitarnos problemas futuros y ponerles solución.

Los celos en la relación de pareja

F8 studio || Shutterstock

También puede darse la situación en que los celos sean mutuos en la pareja, lo que hace más llevadera la relación para la víctima, aunque no es el escenario ideal para una relación de pareja sana. A la hora de afrontar los problemas de celos, la persona que siente esos celos debe reflexionar sobre las razones por las que siente celos, evitando los pensamientos destructivos y tratando de ser más tolerante con su pareja. Igual que tú, tu pareja necesita su propio espacio y tus celos no hacen más que minar ese espacio. Ante este estas circunstancias es muy importante saber gestionar las emociones porque de lo contrario comenzaremos a desarrollar pensamientos nocivos que terminarán con nosotros mismos.

Los celos entre hermanos

Da igual si son niños o si tienen 50 años, los celos entre hermanos pueden aparecer en cualquier momento de su vida, y como hemos visto en algunos casos muy mediáticos puede desencadenar consecuencias dramáticas. Los celos entre hermanos y entre familiares deben empezar a combatirse desde la niñez, cuando los padres educan a sus hijos y la clave está en hacer que el hermano celoso sienta que pase lo que pase siempre tendrá a sus padres al lado, dejando que cada hijo tenga con nosotros ese tiempo y espacio exclusivos. Por este motivo, los expertos coinciden en la importancia de educar en emociones a los niños con el objetivo de que en el futuro sean seres respetuosos con sus seres queridos.

Cómo se producen los celos entre hermanos

Gladskikh Tatiana || Shutterstock

Ya en la edad adulta, los celos entre hermanos pueden aparecer en cualquier momento, siendo la brecha todavía más profunda que cuando eran niños. Las herencias son uno de los casos más frecuentes en los que se dan estos celos, e incluso a estas edades los padres deben demostrar su amor incondicional por ambos hijos. Además, el equilibrio emocional en los padres se transmitirá a los hijos, de modo que si lo que buscamos es que los pequeños sean felices, con una actitud más positiva evitaremos estas conductas tan dañinas. Independientemente de la edad, lo que nunca deberíamos hacer como padres es comparar a ambos hermanos, algo que puede agravará siempre el problema.

Los celos entre los niños

Como acabamos de ver, en el ámbito familiar los padres deben demostrar a sus hijos que para ellos ambos son igual de importantes y disfrutar de tiempo en exclusiva con cada uno de ellos para que no surjan los problemas de celos. Por eso hay que saber manejar situaciones como el nacimiento de un nuevo hijo, dando al mayor la responsabilidad de ayudar en la educación del bebé. Trabajar sobre la autoestima infantil es la clave, porque los celos no solo se darán con los hermanos -o incluso con las nuevas parejas de los progenitores-, sino que también se desarrollarán con otros niños del cole o la guardería.

Cómo son los celos entre niños

Annashou || Shutterstock

Ahí los padres y los profesores deben hablar con el niño, y hacerle entender que en el colegio debe hacer lo que dice el profesor, igual que el resto de niños, indicándole que todos los niños son iguales y tienen los mismos derechos y responsabilidades. Así, la misma mala conducta en dos niños debe tener el mismo castigo o la misma reprimenda para evitar que un niño se sienta discriminado y aparezcan los celos. Sólo mediante la educación podemos hacer que esos celos desaparezcan, o que el niño aprenda a manejarlos para evitar estas conductas negativas.

Share this post

Pau Sisternas

Pau Sisternas

Graduado en Periodismo y comunicación por la Universitat de València. Postgrado en formación del profesorado de Español como Lengua Extranjera. Periodista, blogger, community manager, apasionado del deporte y atleta en mi tiempo libre. De Valencia, intento vivir de lo que más me gusta escribiendo en blogs. Aficionado a cualquier deporte, adicto a las series, creo que las películas se disfrutan más con palomitas. Aunque suene a tópico, a mi también me gusta leer, viajar y la buena comida.

Comentarios

comentarios