Todo lo que hacen las relaciones de pareja sanas

7 cosas que solo pasan en una relación de pareja sana

A estas alturas ya sabrás que tenemos tantos síntomas reveladores de una buena relación de pareja como de una relación abocada al fracaso. La experiencia de relaciones anteriores te ayudará a ver estos síntomas, a identificar esas cosas que solo pasan cuando la relación va viento en popa, pero también las señales de alarma cuando algo no va del todo bien.

¿Cómo es una relación de pareja sana?

Por norma general hay algunas características que cumplen las relaciones de pareja saludables y esos aspectos clave son los que determinan el estado en el que se encuentra la relación. ¿Tienes una relación de pareja sana sí o no? Para salir de dudas, a continuación vamos a comprobar paso a paso cuáles son las cosas que sólo pasan en una relación de pareja sana y que son el mejor estímulo para seguir disfrutando junto a esa persona tan especial para ti.

1- Habéis ganado peso

Que vivan los tópicos. Una de las primeras cosas que hacemos cuando estamos en una relación de pareja sana es ganar peso, aunque quizá no acabe de cuadrar con lo de “sano”. Ya sea porque no prestas tanta atención a lo que comes o por esas tardes de sofá y manta con tu pareja comiendo guarrerías, es fácil que uno de los dos -o ambos- haya ganado algo de peso. Esta es una de las cosas más divertidas que tiene el amor verdadero, pues se respeta y ambos os aceptáis tal y como sois.

2- Puedes vivir sin estar todo el día con tu pareja

Es una de las grandes diferencias entre una relación sana y otra que no lo es tanto. La confianza en la pareja es la clave de la relación, sabes que siempre estará ahí para apoyarte, pero por ahora eres capaz de vivir tu vida, sin tener que estar las 24 horas del día sin separarte de tu pareja o lamentándote de lo lejos que está y lo mucho que la echas de menos. Cada uno tiene (y necesita) su propio espacio, y ambos los sabéis.

3- No hay celos

Directamente relacionado con el punto anterior, una de las claves de una buena relación es la confianza. Dicho de otra manera, la ausencia total de celos. Es muy importante aprender a superar los celos en la pareja porque entonces podrás hacerle frente a cualquier situación. Y, si eres capaz de conseguirlo, esto implica que serás capaz de vencer tus inseguridades y que no te pasarás el día pendiente de qué comparte y con quién en las redes sociales, de los mensajes que le llegan al teléfono móvil, de qué hace cuando no estáis juntos... Y tampoco hace falta pregonar vuestra relación a los cuatro vientos.


4- Tampoco os comparáis con otras relaciones

Ni comparáis la actual con otras relaciones que habéis tenido en el pasado con gente distinta ni os comparáis con otras parejas que conocéis. No hay dos relaciones iguales, y este es el mejor ejemplo. Si la relación de pareja es fuerte, no os importará qué pasa más allá de la pareja, os centraréis en dar lo mejor de vosotros en esta relación independientemente de lo que hagan otras personas en sus relaciones.

5- Brillarás con luz propia

Y la gente no solo se dará cuenta, sino que te lo dirá. El hecho de estar en una relación que funciona y que tiene por delante un futuro increíble te hará sentir radiante, no habrá problema con el que no te puedas enfrentar lo que revelará que tienes la autoestima alta, así que transmitirás un positivismo que el resto reconocerán, y la gente te dirá que estás radiante.

6- Os esforzaréis para que la cosa siga igual

Una vez alcanzado el objetivo no hay que conformarse con disfrutar del momento, sino hacer todo lo posible para que se prolongue tanto como podamos. Así, podemos decir que las relaciones sanas se dan en aquellas personas que no son tóxicas, pues una persona tóxica tendría algunas dificultades para transmitir esa sensación de quietud que necesitamos. Por eso, las parejas con las relaciones más sanas hacen un gran esfuerzo día a día para que todo siga igual, desde un “te quiero” hasta el apoyo incondicional a su pareja o dándole el espacio necesario para que crezcan.

7- Os respetáis tal como sois

Cada persona es un mundo, y hay parejas donde los dos miembros son totalmente distintos pero congenian mucho mejor que las relaciones en las que los protagonistas comparten muchas más cosas. Te habrás enamorado de esa persona tal como es, y si respetas esas diferencias y no intentas moldearla a tu antojo no tengas dudas de que estáis en una relación muy sana.

Estas son las principales claves que determinan que una pareja sea sana o insana, ¿crees cumplir alguna de ellas? Si es así no cabe duda que vas por el buen camino.

Share this post

Pau Sisternas

Pau Sisternas

Graduado en Periodismo y comunicación por la Universitat de València. Postgrado en formación del profesorado de Español como Lengua Extranjera. Periodista, blogger, community manager, apasionado del deporte y atleta en mi tiempo libre. De Valencia, intento vivir de lo que más me gusta escribiendo en blogs. Aficionado a cualquier deporte, adicto a las series, creo que las películas se disfrutan más con palomitas. Aunque suene a tópico, a mi también me gusta leer, viajar y la buena comida.

Comentarios

comentarios