Qué hacer para tener más emociones positivas

Los 3 consejos definitivos con los que aumentarás las emociones positivas

A todos nos gusta sentirnos bien. Incluso a esas personas que vemos a menudo enfadadas e irritadas, esas de quien pensamos que seguramente les gusta sentirse mal... ellas también preferirían sentirse mejor. Lo que pasa es que no siempre lo conseguimos. Gran parte de nuestro tiempo vivimos angustiados y malhumorados. Por ello, es imprescindible poner en marcha algunas técnicas que nos ayuden a aumentar las emociones positivas en mayor medida y poder gestionar nuestras emociones de modo que nos sintamos mejor.

La verdad es que todas las emociones son necesarias. Necesitamos sentirnos tristes para conocernos mejor a nosotros mismos, y estar alegres para mostrarnos más resolutivos. La ira activa nuestro sistema de defensa personal y el miedo hace que evitemos pasar por una zona repleta de tigres en la selva. El caso es que, aunque todas las emociones son necesarias, son las que nos provocan sentimientos positivos, nuestras favoritas. Así que para evitar todos esos momentos que tan mal nos hacen sentir a continuación vamos a comprobar qué podemos hacer para tener más emociones positivas, ¡sigue leyendo!

Cómo tener más emociones positivas

Aprender a fomentar los sentimientos de amor, nos dará una perspectiva mucho más llevadera sobre la vida. Nos permitirá disfrutar de cada una de las experiencias que tenemos, y nos guiará hasta un camino de éxito, en el que nos mostraremos optimistas y sentiremos que podemos con todo. Si quieres saber cómo aumentar este tipo de emociones positivas que tan bien te hacen sentir, te recomendamos que tomes nota de estos tres consejos para atraer esas emociones positivas poco a poco.

Trabaja tu positividad

Lo primero que hay que hacer para que esas emociones positivas surjan en nuestro interior es ser más positivos. No son pocos los que dicen que los optimistas son pesimistas equivocados. Que en la vida, las cosas siempre pueden ir mal y que ver el vaso medio vacío es la única opción correcta. Sin entrar en si estas afirmaciones son ciertas o no, la verdad es que el pesimista siempre se rendirá antes que el optimista. De este modo, las personas que vivan de una forma positiva y vean el vaso medio lleno, son las que más probabilidades tendrán de triunfar. Además, fijándonos en el lado bueno de las cosas siempre nos sentimos mejor. Si tenemos sed y un vaso por la mitad, el pesimista se entristecerá por no tener suficiente agua, y el optimista verá que ha encontrado la oportunidad de echar un trago. Se fomentan diferentes emociones que harán que veamos la vida de uno u otro color.

Practica meditación

Hoy en día, muchos de nuestros males vienen en forma de estrés o de ansiedad. Se trata de enfermedades que forman parte de nuestra sociedad y que cada vez se prolongan más en el tiempo causando trastornos. Cada día vemos a más personas con depresión, con ataques de ansiedad o con fuertes consecuencias físicas que derivan de estas emociones negativas recurrentes. Una de la técnicas que mejor funciona para quitarnos esto de encima es la meditación. Así que ya sabes: para experimentar más emociones positivas medita todos los días. Se trata de una práctica que nos ayuda a centrarnos en el momento presente. Hemos de ser conscientes de que vivimos con el piloto automático puesto, pensando siempre en lo que tenemos que hacer en lugar de centrarnos en lo que estamos haciendo. Con la meditación podrás disfrutar el presente sin pensar en nada más y vivirás más emociones positivas. Aceptando las circunstancias que te presenta la vida y haciéndote eco de tus habilidades para ir superándolas. En el preciso momento. Ni mas ni menos.

Crea un registro de actividades

Seguro que sabes que hay una gran cantidad de cosas que pueden producir mayor número de emociones positivas y que te hacen sentir bien. Prueba a ponerlas en una lista y a repasarla de vez en cuando para ver si estás haciendo todo lo posible por encontrarte mejor y fomentar tus emociones positivas. Puedes poner desde practicar algún deporte hasta hacer una visita cultural al mes. Lo importante es que sean cosas que te hagan sentirte bien contigo mismo y despierten en ti emociones gratificante. Por otra parte, también puedes guardar tu caja de la alegría y recopilar fotografías, chistes o relatos que te hagan estar feliz. De esta forma, siempre podrás echar mano de ella, cuando necesites potenciar tus emociones positivas.

Share this post

Comentarios

comentarios