Consejos para ser más valiente

La valentía o lo que nos ayuda a superar las adversidades

No está muy de moda ser valiente hoy en día. Nuestra sociedad es de lo más cómoda y en cualquier situación que nos incomode o nos dé miedo, siempre podemos ir a casa a escondernos detrás de nuestro móvil o tableta. Insultamos y debatimos por la Red, pero no hay quien suele palabra en persona. Y es que, estamos cada vez, más acostumbrados a escondernos. La valentía es aquella cualidad que hace que nos enfrentemos a todo lo que nos asusta. Es así como conseguimos superar las circunstancias que nos pone la vida, vencer las adversidades y hacernos más fuertes. La valentía es considerada como una emoción positiva y se entiende que sin valentía no hay nada, solo cobardía. Y la cobardía puede llegar a ser devastadora.

La valentía te mueve hacia adelante

No es que las personas valientes no tengan miedo, sino que una persona valiente continúa caminando a pesar del miedo. El miedo es una emoción primaria y todos la sentimos. De hecho, en muchas ocasiones el miedo nos ayuda y evita que nos metamos en problemas. Y es que, será el miedo el que te impida entrar en una jaula de leones o caminar por la noche por un barrio peligroso. Pero el miedo a veces nos limita demasiado, y es entonces, cuando tenemos que ser valientes y superar lo que nos venga.

Alguien con miedo al rechazo, puede no ser capaz de acercarse a esa persona que tanto le gusta. Otra persona que tiene miedo a fracasar, rechaza ese trabajo que tanto le gusta por no sentirse capaz. En cualquier caso, ambas personas están fallando antes de empezar. Se han quedado paralizados por el miedo. Por ello, la valentía es nuestra mejor fortaleza para superar los miedos definitivamente.

Por eso, ser valiente significa moverse, vencer la circunstancias y apostar por que puedes conseguir superar la situación. Así, sin valentía no podremos tener éxito ni aprender de nuestros errores. La valentía nos permite movernos, nos permite crecer. Además, en cuanto somos una vez valientes, todo se vuelve un poco más fácil. Mucho más fácil que si vivimos escondidos, paralizados por el miedo.

No hay valiente sin miedo


Puede que hayas vivido circunstancias nada agradables, puede que tu miedo sea muy grande y puede que no te sientas capaz de vencerlo. El caso es que, las personas valientes son las que más miedo tienen, pero se atreven a superarlo. No es valiente el que coge un avión sin miedo a volar, ya que no le supone ningún reto. Para ser valiente hay que tener miedo, hay que querer seguir a pesar de este.

Así que, para ser valiente primero hay que tener miedo. No importa la calidad de la hazaña, sino lo grande que sea tu miedo, para ver lo valiente que has sido. Cada persona tenemos unos miedos y unas inquietudes, escucharlas y vencerlas será el primer paso para ser más valiente.

Cómo ser más valiente

El primer paso para ser valiente es saber a qué tienes miedo. Esto puede parecer muy sencillo, pero a veces, nos escondemos tanto del miedo que acabamos engañándonos a nosotros mismos. Es necesario que seamos sinceros y tengamos esa capacidad de introspección que nos permita conocernos más y ser conscientes de nuestros miedos, nuestros defectos y nuestras virtudes.

Una vez detectado el miedo, podemos hacer varias cosas para ser más valientes y superar la adversidad. Trazar un plan siempre es importante. Te servirá escribir en un papel qué objetivos tienes, y así no perderás el plan de vista. Asimismo, también te recomendamos que escribas tus progresos y como avanzas hacia la valentía.

Si aún así te sigue costando, te invitamos a que hagas una reflexión. Piensa que tus miedos se convierten en realidad. ¿Qué es lo que pasaría? ¿puedes encontrar otras alternativas? Lo importante es que seas valiente y sigas hacia delante.

Share this post

Mamen Palanca

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios