Trucos para desarrollar la resiliencia

Los pasos definitivos para desarrollar tu resiliencia

La vida está llena de momentos maravillosos pero, por desgracia, en ocasiones encontramos obstáculos en nuestro camino que resultan difíciles de sortear. Se trata de circunstancias complicadas, que nos deterioran el ánimo y nos impiden disfrutar de los buenos momentos. Por suerte, el ser humano es poderoso, y en él tiene la capacidad de superarse a sí mismo y a las circunstancias que se presentan. Accidentes, pérdidas, enfermedades… Seguro que conoces a alguien que ha sabido reponerse como el mejor de cualquier trauma e incluso salir mejorado. Esta descripción no es otra cosa que el término de resiliencia y por suerte, se puede desarrollar. Por ello, si quieres desarrollar tu resiliencia para verte más capaz de superar todo lo malo, vamos a darte los consejos que necesitas para lograrlo.

En lo que se trata de emociones todos tenemos las mismas, pero la forma de gestionarlas se puede aprender. Si te has fijado en que te falta mano derecha para ser más resiliente y gestionar tus emociones ya has dado el primer paso. Sigue leyendo y descubre cómo puedes desarrollar tu resiliencia poco a poco.

La guía que estabas esperando para per una persona resiliente

A continuación, te ofrecemos algunos consejos para desarrollar tu resiliencia que podrás poner en práctica desde ya. Como todo en la vida se trata de un proceso que lleva tiempo, por lo que prepararse para aprender y ser paciente. Este es uno de los pilares de la resiliencia, así que, que nada te detenga.

Cuida tus relaciones


Una de las características comunes que poseen las personas resilientes son relaciones de calidad. Tanto dentro como fuera de la familia, una persona resiliente se apoya en personas que la apoyan y la quieren. Se trata de relaciones basadas en cuidarse y en cariño, relaciones sanas. Te aconsejamos que, hagas un repaso a tus amigos y huyas de aquellos que minan tu ánimo, no te apoyan y solo se aprovechan de ti. Serán personas que te hacen más débil y apoyarte en ellas no hará otra cosa que perder tu confianza.

Ordena tu pensamiento

Cuando alguna mala noticia entra en nuestra vida solemos tender a perder los papeles. No es nada extraño y nos pasa a todos. Pero la diferencia está en que, las personas con escasas habilidades emocionales y poco resilientes se dejan llevar por este pensamiento y no consiguen salir de él. Para desarrollar tu resiliencia te recomendamos que seas sincero y realista. Todo tenemos muchos recursos ocultos que ni conocemos, pero pueden salir en estas situaciones. Si no nos dejamos llevar y no vemos solución a la catástrofe nunca podremos salir de ella. Lo mejor es que ordenes tu mente y pienses cómo puedes salir de este problema. Este rasgo define a la perfección este tipo de personalidad: poner orden a los pensamientos con lógica.

Traza un plan, establece plazos

A la hora de actuar, tener un plan de acción te ayudará a ver la solución de tu problema mucho más cerca. Será bueno que seas optimista pero también realista y escribas cómo vas a desarrollar tu plan. Esto te motivará para conseguir salir del túnel. Por ello, para llegar a ser una persona resiliente una buena idea es fijar unos plazos para cumplir tus objetivos. Se trata de una táctica para poder ir avanzando y no dejarte llevar por la tristeza y lo ansiedad. Si ves que no llegas, no te preocupes, solo tienes que modificar los plazos.

Acepta tu situación

También es cierto que, ser resiliente no significa no pensar en el problema ni intentar evadirse en otros ambientes. Distraerte puede servirte en algunas ocasiones, pero la verdad es que, para solucionar un problema deberemos pensar en él y aceptar la realidad. Otro de los hábitos de las personas resilientes es no buscar culpables. No sirve de nada evadir la responsabilidad. Lo cierto es que, aunque haya un culpable, nosotros estamos en esta situación, y no podemos cambiar a nadie más que a nosotros mismos. Saber que tienes que salir tú mismo de esta situación, con tus recursos y contando con el apoyo de buenas relaciones, es lo que hacen las personas resilientes.

Share this post

Comentarios

comentarios