Consejos para vivir sin estrés

¿Se puede vivir sin estrés? Consejos que lo demuestran

Hoy en día el estrés forma una parte fundamental de nuestras vidas. En la sociedad en la que vivimos, raro es el que no vaya corriendo. Siempre vamos apurados, llegamos tarde, tarde a una reunión, tarde a pagar el alquiler, tarde a recoger a nuestro hijo y así con una larga lista. Esta emoción está en nuestra vida para quedarse y en ocasiones parece imposible vivir sin estrés y deshacerse de el.

Y es que, nada caracteriza más nuestra actualidad que las prisas y el estrés. Se trata de una emoción negativa que actúa como un compañero algo indeseable que se instala en nuestro día a día, que nos forma un nudo en el estómago y no nos deja bajar la guardia. Y no solo eso, sino que el estrés tiene graves consecuencias para nuestra salud porque a menudo, no nos deja dormir o nos produce dolor de estómago. Tanto es así que hoy en día parece imposible llevar una vida sin estrés y una vida relajada. Este hecho refleja la necesidad de poner en práctica técnicas para vivir sin estrés para permanecer más relajados.

Pero el estrés no es siempre malo, y vivir sin estrés no sería posible. El problema es cuando el estrés llega para quedarse, cuando nos acostumbramos a él como quien se acostumbra a un latigazo diario. Cuando ya no sabemos qué es estar por un día tranquilos.

¿Qué es el estrés?

Para entender un poco mejor cómo podemos vivir sin el estrés, será mejor que conozcamos un poco más acerca de esta incómoda sensación. Cuando hablamos del estrés nos referimos a una reacción emocional que surge ante una situación a la que no podemos hacer frente con nuestros recursos. Nos encontramos ante una incapacidad para gestionar nuestras emociones que poco a poco se convierte en un nudo.

Por eso, el estrés nos aporta ese chute de energía que necesitamos para hacer frente a determinadas situaciones. Es decir, prepara a nuestro organismo y nos otorga las fuerzas que necesitamos. De ahí a la necesidad de trabajar sobre nuestras emociones negativas para converirlas en positivas y hacer estas circunstancias más llevaderas. Para entenderlo, seguramente has estado alguna vez en una situación en la que tienes un examen en unas horas y sigues repasando. Normalmente estarías tan cansado que no podrías ni leer, pero ese día, el estrés hace que puedas concentrarte para sacar adelante tu examen.

Los consejos definitivos para eliminar el estrés de tu vida

Lo malo es que a veces, el estrés se prolonga durante días, semanas o incluso meses. Este estrés “malo” es el que debemos evitar y el que, lejos de ser adaptativo, no hace más que molestarnos y perjudicarnos a todos los niveles de nuestra vida. Si este es tu caso y vives eternamente estresado, te proponemos algunos consejos que pueden ayudarte a vivir sin estrés para que aprendas a relajarte.

Da la bienvenida al optimismo

Aprender a ver el lado bueno de las cosas puede ser esencial para liberarte de ese molesto estrés. Para empezar, debes ser consciente de que hay cosas que pasan y no podemos cambiar. Y lo que podemos cambiar, debemos intentarlo, ya que así aprenderemos y nos enriquecerán. Te recomendamos que dejes atrás las quejas, sobre todo porque llegado a un cierto punto puede desencadenar en un grado de toxicidad en tu actitud y las quejas de acontecimientos que no dependen de nadie hay que aprender a eliminarlas. Una vez comiences a dejar de quejarte, todo se verá de otra forma.

Aprende a desconectar

Una situación que suele ser muy común hoy en día es la de no tener tiempo para nada. Y es que, a veces, queremos llegar a tantas cosas que no llegamos a nada. Es fundamental que te tomes tu tiempo y no quieras abarcar demasiado, pues ya se sabe que “quien mucho abarca poco aprieta”, De lo contrario tu interés y motivación desaparecerán por completo. Así que como clave para eliminar el estrés de tu vida es recomendable que te tomes un rato de descanso puedes usar las claves del mindfulness en momentos de desconexión que te permitan disfrutar, descansar, recargar pilas y volver a la carga.

Práctica una vida saludable

Para vivir sin estrés y permanecer relajados es fundamental que cuidemos nuestra alimentación para mantenernos en forma. Y cuando digo en forma no me refiero a tener los abdominales marcados, sino que, una alimentación sana nos aporta la energía para hacer frente a nuestro día. La comida rápida y las calorías vacías solo harán que nos sintamos más decaídos. Esto acompañado de algunas actividades como la meditación te ayudará a liberar esas preocupaciones. Cuando hacemos algún deporte liberamos endorfinas, que nos ayudan a sentirnos mejor. Además, también estaremos más concentrados y rendiremos mejor después de practicar ejercicio.

Share this post

Comentarios

comentarios