Qué es el autonocimiento

Desarrolla tu proceso de autoconocimiento con estos consejos

Si alguna vez has oído hablar de inteligencia emocional, sabrás que el primer paso para conseguirla es disponer de un buen autoconocimiento. Si no sabes qué es el autoconcepto, estono es otra cosa que la capacidad de saber cómo somos y qué queremos es algo muy efectivo. En otras palabras, el autonocimiento es la capacidad de conocerse a uno mismo y se trata del primer paso para poder gestionar nuestras emociones y nuestras herramientas.

Muchas personas creen que se conocen a sí mismas, pero la verdad es que en los tiempos que corren es complicado. La mayoría de nosotros apenas paramos quietos, nos preocupamos de todas las tareas que tenemos que hacer, de todo lo que nos piden, nos aconsejan, nos dicen que tenemos que hacer. Así es como dejamos nuestro propio desarrollo personal a un lado. La sociedad, nuestros padres, los medios de comunicación, las redes sociales... ellos nos proyectan el estilo de vida perfecto que queremos. Nos dicen cuáles son nuestras necesidades y nos las crean, y nos evitan pensar en qué es lo que realmente queremos y quienes somos. Al mismo tiempo, esto hace que practiquemos el autoengaño sin prácticamente darnos cuenta.

Por eso, conviene pararse a pensar en nosotros mismos para desarrollar nuestro autoconocimiento y quitar de vez en cuando el piloto automático. El gran beneficio de conocerte mejor a ti mismo es que te dará las bases de tu actuación, saber cuáles son tus impulsos, tus reacciones y sobre todo, tus herramientas para superar cualquier adversidad. Y es que, si bien autoestima y autoconcepto no son lo mismo, al final todo suma. Porque es cierto que solo conociéndonos sabremos que no somos perfectos y aprovecharemos al máximo nuestras posibilidades, trabajando nuestra autoestima al mismo tiempo.

Ejercicios que te ayudarán a conocerte mejor

Como decíamos, conocerse a sí mismo puede no ser una tarea sencilla, por eso ayudarse de una serie de trucos pueden hacer que consigamos nuestro objetivo. Si nunca te has prestado atención puede que los ejercicios te sobrepasen de algún modo. No te preocupes, es normal. Todos nos quedamos impactados al enfrentarnos a nuestras emociones o nuestros sentimientos. No te pares ahora, a la larga te será muy útil entenderte mejor y te proporcionará una mayor calidad de vida. Toma nota de todo lo que debes hacer para conocerte mejor y alcanzar tu autoconocimiento en pocos pasos.

Presta atención a tus emociones

Las emociones son una parte esencial de nosotros mismos. Todos tenemos las mismas emociones y todos las experimentamos en mayor o menos medida. El hecho de saber cómo reaccionamos ante ciertos estímulos y por qué, puede ayudarnos a conocernos mejor y por ende, a saber expresar aquellas emociones que son negativas con mayor efectividad. Una buena idea para conocer las emociones es llevar un diario de las mismas. De este modo, tendremos que pararnos un rato todas las noches para ver cómo nos afectan las cosas y cómo las solucionamos. En definitiva, pensaremos unos minutos al día en cómo somos.

Pide ayuda a un profesional

Enfrentarnos con nosotros mismos puede ser algo duro, aunque necesario. Si ves que no puedes enfrentarte solo o que no eres capaz de ser constante para hacerlo solo, no desesperes, existen profesionales que pueden ayudarte en esta difícil tarea. 

Por ejemplo, acudir a un psicólogo puede ser una forma efectiva de conocernos a nosotros mismos. Conocer las claves para lograr tu desarrollo personal y  poner nuestro autoconocimiento en de manos de un profesional nos asegurará un camino hacia la inteligencia emocional de la mejor manera posible.

Recurre a los tests online

Si no puedes acudir a un psicólogo, existen otras alternativas que pueden ayudarte a conocerte algo más, como son los tests online. Hoy en día, en Internet tenemos un sinfín de información acerca de nuestra salud emocional, por lo que puedes acudir a ellas para trabajar en ti mismo.

La línea de la vida

Se trata de una herramienta que permite ver las cosas que son esenciales para ti en vida. Consiste en realizar una línea horizontal y después, marcar el ahora. A partir de ahí, puedes ir incluyendo la situaciones que has vivido y que consideras importantes. De esta forma, podrás ver qué es importante.

Después, tendrás que hacer tu futuro, marcar tus objetivos y definir estrategias que harán que puedas conseguir aquello que te propongas.

Share this post

Comentarios

comentarios