El miedo al fracaso: las claves para superarlo

Si hablamos de los principales miedos de las personas seguramente se nos ocurrirá como uno de los más frecuentes el miedo a la muerte. También puede que se nos pase por la cabeza el miedo al ridículo o incluso el miedo a hablar en público. Sin embargo, hay un miedo que es muy habitual y que nos trae terribles consecuencias, se trata del miedo al fracaso.

El miedo es una emoción que trata de salvarnos de peligros. El problema es cuando a raíz de una emoción de este tipo entendemos un peligro cuando no lo es y lo dejamos estar. Una de las desventajas más grandes que tiene el miedo al fracaso es que te paraliza, de tal modo que ni siquiera llegas a intentar aquello que más deseabas. Y todo por miedo a fracasar.

Por qué sentimos miedo al fracaso

El miedo al fracaso está en todos nosotros, pero si no lo intentamos habremos fracasado de antemano. Y es que, la vida consiste precisamente en intentar nuestros planes y aprender con nuestros errores. Por eso, poner toda la carne en el asador para lanzarse a por aquello que quieres, jamás será un fracaso.

4 cosas que debes hacer para vencer el miedo al fallar

Para vencer el miedo al fracaso, será mejor que tengas en cuenta algunas circunstancias que pueden hacer que te atrevas con ese proyecto, pero además, que des todo lo mejor de ti para poder triunfar.

Cambia el concepto de fracaso

Como hemos dicho antes, el verdadero fracaso consiste en no intentar realizar aquello que deseas. Cuando nos lanzamos a por algo y no conseguimos nuestro objetivo, no estamos fracasando, sino que estamos aprendiendo para la siguiente vez. Se dice que los mejores emprendedores son los que abren y cierran más de un negocio, y es que, se trata de personas que saben que no siempre se gana, pero no están dispuestos a rendirse.


puhhha || Shutterstock

Traza un plan

Disponer de una estrategia es fundamental para conseguir cualquier meta. Crear unos tiempos, unos plazos y unas tareas, hará que tu plan se convierta en más efectivo y la recompensa esté más cerca. Además, la planificación te dotará de la motivación suficiente para no pensar en el fracaso y poner todas tus ganas en tu meta. Y si ves que tu plan no es realista, no cambies la meta, cambia el plan, modifica los tiempos, y podrás conseguir lo que desees.

Recuerda que no eres perfecto

Si te involucras en un proyecto y no tienes los resultados que esperas, no te desmotives. A fin de cuentas los miedos y las inseguridades no hacen más que ponernos a prueba. Las cosas no tienen por qué salir bien a la primera, y el verdadero éxito está en detectar los errores y saber cambiarlos. Te aconsejamos que, si las cosas no están yendo como esperabas busques la forma de arreglarlo. Recuerda que el final viene cuando lo dejas, y si intentas cambiar tus fórmulas podrás conseguir el éxito que esperabas. Y es que es mejor que en lugar de llamarlo errores, lo denomines resultados.

Max4e Photo || Shutterstock

Rodéate de energía positiva

En el mundo hay muchas personas que nos motivan y otras que nos roban toda nuestra energía. Por mucho que las queramos están ahí, y tenerlas al lado cuando estamos en medio de un proyecto, puede no ser una buena idea.Se trata de personas que te desanimarán, que sus celos o su estado de ánimo negativo harán que tengamos ganas de abandonar. No te estamos diciendo que des un gran paso y las saques de tu vida, pero sí que será mejor que no disfrutes demasiado de su compañía durante tu plan.

Cómo atraer energías positivas a tu vida

De hecho, te aconsejamos que frecuentes a personas que siempre hayan creído en ti y que te animen a seguir con este proceso de la forma más optimista posible. Solo así, conseguirás vencer el miedo al fracaso.

Share this post

Mamen Palanca

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios