Diferencias entre motivación intrínseca y extrínseca

Motivación intrínseca y extrínseca: diferencias básicas

Tener motivación es un aspecto que resulta fundamental. La motivación hace que nos movamos, que trabajemos, que estudiemos, que consigamos nuestros objetivos en la vida. Cuando perdemos la motivación nos encontramos perdidos, deprimidos, y tenemos que conseguir aumentarla. Gracias a la motivación nos levantamos por las mañanas, trabajamos, realizamos actividades artísticas o mostramos interés por algunos estudios. Se trata de una fuerza que nos permite estar activos, que nos da las fuerzas para seguir adelante. Pero esa fuerza, no provee siempre del mismo sitio.

Las claves para diferenciar la motivación intrínseca de la extrínseca

Existen varios tipos de motivación, y dependiendo de cada caso, el motor que nos mueve viene de un lugar externo o interno en nuestro interior. Por eso, la psicología nos indica que podemos distinguir entre motivación intrínseca y motivación extrínseca.

La motivación extrínseca

Cuando hablamos de motivación extrínseca nos referimos a la motivación que viene de un estímulo que proviene del exterior. Esto quiere decir que el hecho de realizar la tarea no proviene del mero placer de realizarla, sino que se hace pensando en un fin.

Los incentivos de la motivación extrínseca

Nattakorn_Maneerat || Shutterstock

Un ejemplo de motivación extrínseca es el del estudiante que prepara un examen para obtener una buena calificación, pero no por aprender. También podemos entender bien la motivación extrínseca pensando en aquella persona que se levanta y va a trabajar cada día, simplemente para recibir el sueldo a final de mes.

En definitiva, lo que está claro es que, una de las principales diferencias de la motivación extrínseca con respecto a la intrínseca es que nos comportamos de una forma u otra pensando en obtener algo que deseamos a partir de esa tarea. Del mismo modo, también puede movernos a la acción el deseo de evitar algo.

La motivación intrínseca


Hablamos de motivación intrínseca cuando una persona actúa de una forma o realiza una tarea por el mero placer de hacerla. Es decir, el mismo comportamiento es lo que satisface al individuo, y es por eso que lo realiza. No se trata de una motivación externa, sino que proviene del interior, de nosotros mismos.

Qué significa la motivación intrínseca

Aysezgicmeli || Shutterstock

Antes hablábamos del estudiante que prepara el examen para obtener una buena calificación. En el caso de la motivación intrínseca, la motivación vendría dada por el hecho de aprender y sentirse realizado. Existen muchos otros ejemplos de motivación intrínseca. Por ejemplo, el del músico que toca la guitarra por el placer que le produce, o de la persona que corre una maratón por el simple hecho de superarse a sí misma. Son actos que se realizan sin pensar en nada externo, solo por una motivación que proviene de nuestro interior.

¿Qué tipo de motivación es más útil?

Desde un punto de vista de eficiencia, se puede decir que la motivación intrínseca funciona mejor que la extrínseca. Y es que, al disfrutar realizando la tarea y no pensar en ningún otro fin, lo más seguro es que nos esforcemos mucho más y pongamos toda la carne en el asador. Esto estaría vinculado con la seguridad en uno mismo entre otros factores.

En este sentido, podemos encontrarnos con la posibilidad de que las recompensas externas para una acción que ya está intrínsecamente motivada, puedan minar la motivación intrínseca. Por ejemplo, si alguien escribe por placer, y de repente comienza a cobrar por ello, puede que deje de realizarla de la misma manera o con las mismas ganas.

Por otra parte, la motivación extrínseca puede ser buena para otras situaciones. Se utiliza mucho en el ámbito laboral para crear interés en los trabajadores. También puede servir para adquirir habilidades o conocimientos, que más tarde pueden ser realizadas por motivación intrínseca.

Aunque la mayoría de los especialistas indican que la motivación intrínseca es mucho mejor, también es cierto que la extrínseca puede ser muy útil en algunas situaciones en las que la intrínseca no es posible.

Share this post

Mamen Palanca

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios