Cómo sentirse mejor

Todo lo que debes hacer para sentirte útil

¿ Sientes que no vales para nada? ¿piensas que tu vida es un auténtico fraude? ¿estás pensando que quizás seas una persona mediocre? Pues empieza por dejar de preocuparte, y es que, todos hemos sentido eso alguna vez. Al menos todos los que nos preocupamos por algo en la vida. La inseguridad en ciertos momentos de nuestra vida es normal, y una de las mejores formas de ocuparte de ella es aprender a sentirte útil y encontrar tu motivación.

En los días que vivimos, muchas veces podemos intentar sentirnos útiles por medio de nuestro trabajo, y cuando este se estanca o simplemente trabajamos para tener un sueldo a fin de mes, nuestra motivación de sentirnos útiles desaparece. Muchas personas tienen la sensación alguna vez de que los años van pasando y no han conseguido nada que les haga encontrar esa motivación para seguir viviendo. Nos encontramos entonces en un estado de desanimo que puede hacernos mucho daño.

Las 3 reglas de oro para sentirte útil

Es entonces cuando aprender a sentirnos útiles puede ser de gran ayuda. La pereza y la cobardía son los principales enemigos de sentirnos útiles. Por eso, tenemos que dejarnos de excusas y ponernos manos a la obra. Y es que, una vez empiezas a tomar las riendas de tu vida, parar no será una opción.

La autenticidad de cada uno


Las obligaciones de hoy en día, el estrés, el trabajo, los hijos.... todas estas cosas hacen que experimentemos sentimientos para nada agradables y nos olvidemos de nosotros mismos. Vivimos pensando en los demás y cumplir los plazos de pago, y nos olvidamos de nuestra propia esencia. Uno de los pasos más importantes que debemos realizar a la hora de sentirnos útiles es pensar en nosotros mismos. Nada nos ayudará a sentirnos más realizados que actuar de acuerdo a nuestros deseos y nuestros ideales.

Es importante que no busquemos la aprobación en cada paso que damos, que confiemos en nosotros mismos y trabajemos nuestra autoestima. Por tanto, Conocernos bien y confiar bien serán las principales claves para sentirnos útiles. Y es que, si no sabemos lo que queremos, no podremos encontrar un sentido a nuestra vida. Por eso, ser uno mismo sin miedo y auténtico es fundamental para sentirnos útiles. No podemos dejarnos llevar por las opiniones de los demás ni por las críticas infundadas. Todos nos equivocamos y todos aprendemos, por eso, querernos más, conocer nuestros puntos fuertes y nuestros puntos débiles, nos llevará a esa genial sensación de sentirnos útiles, hasta tal punto de poder alcanzar la paz interior y vivir verdaderamente.

Practica la ayuda

Y no hay nada mejor para sentirnos útiles que ayudar a otras personas. Desde un amigo, un familiar hasta esa persona que no conoces de nada. El hecho de ayudar a los demás, eso sí, sin recibir nada a cambio te hará ver lo útil que eres para otras personas, como resuelves situaciones que ni te habrías imaginado y además, podrás aplicarlo a tu propia vida. Además, la conducta de ayuda puede hacerte trabajar tu autoestima y creer en ti mismo por un lado y por otro, puede hacerte trabajar en tus relaciones sociales. Y es que, los seres humanos somos seres sociales por naturaleza, y relacionarse y colaborar con los demás, son cosas que debemos incorporar en nuestro día a día para sentirnos útiles.

Busca nuevos retos

Pueden ser retos profesionales, personales o sociales, pero el caso es que, tener un reto siempre en mente te ayudará a sentirte útil. No hace falta que sea algo muy elevado, lo mejor es buscar retos en el día a día, de modo que nos ayuden a superarnos como personas en cualquier ámbito de nuestra vida. Porque lo importante no es llegar, sino el camino que tomas. Es importante que no te desmotives si te equivocas, si cambias de parecer o si te sientes algo perdido. Podemos encontrar motivación en cualquier cosa, y desviarse del camino forma parte de la aventura. Así que, si quieres sentirte útil te recomendamos que mires en tu interior, pidas ayuda si es necesario, y emprendas el camino hacia aquello que deseas.

Share this post

Mamen Palanca

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios