Fobia de la cara vacía

¿Miedo a ir sin mascarilla? Te contamos cómo puedes superarlo

La pandemia sanitaria provocada por el coronavirus ha hecho que tengamos más control de nuestra salud, aunque hemos dejado de lado una parte muy importante de ella: nuestra salud mental. Muchas personas a día de hoy se sienten inseguras cuando van por la calle sin la mascarilla. Pero no te preocupes: es normal, ya que hemos estado obligados durante más de dos años a hacerlo y ahora nos sentimos raros.

¿Podemos solucionar esto? La respuesta es claramente que sí, y te contamos a continuación cómo puedes hacerlo gracias a unos simples consejos para evitar el miedo a no llevar mascarilla.

El síndrome de la cara vacía que posiblemente padezcas

Salir en Semana Santa, ver a la familia en Navidad o quedar con los amigos para ir a tomar algo pueden convertirse en un verdadero quebradero de cabeza si, además, añadimos que puedes hacerlo sin mascarilla. Esto es lo que los expertos han llamado síndrome de la cara vacía, que se traduce en el miedo creado por al situación de la pandemia a estar acostumbrados a llevar mascarilla pero ya no.

Este síndrome es cada vez más común entre aquellas personas que han estado cohibidas en el tiempo en la que la mascarilla ha sido obligatoria. No obstante, hay algunas pautas que puedes seguir para evitar que esto no te afecte en mayor medida. Síguelas si crees que padeces de este síndrome y así tu vida podría mejorar en poco tiempo.

Consejos para evitar tener miedo a no llevar mascarilla

No existe una única solución como tal a esa inseguridad que nos hemos ido generando a no llevar mascarilla, sino más bien algunos consejos que nos pueden ayudar a paliar este miedo. ¡Toma nota y ponlos en práctica!

1. Evalúa qué es lo que te da miedo realmente

¿Te da miedo no llevar la mascarilla porque tienes miedo a contagiarte de coronavirus? ¿O porque no estás acostumbrada a hacerlo? ¿Es quizá debido a que tienes ansiedad social y no lo reconoces? Sea cual sea el caso, lo mejor que debes hacer es apresurarte en identificar lo que te da miedo para que así puedas trabajarlo.

  • El miedo a contagiarte puede ser debido a tu coronafobia. Deberás trabajar asertivamente en ver que no llevar mascarilla en estos momentos no es tan grave como lo era hace unos meses.
  • La ansiedad social puede producirte que tengas miedo a quitarte la mascarilla, impulsado por tu timidez o baja autoestima. Estos dos últimos serán aspectos de tu personalidad que deberás trabajar para ir apaciguando tus miedos.
  • Por último, no estar acostumbrada a llevarla es una de las mejores opciones, ya que así demuestras que solo necesitas tiempo para adaptarte.

2. Hazlo poco a poco

Sea cual sea el motivo que hace que tengas miedo a no llevar mascarilla, deberás ir trabajando poco a poco el hecho de quitártela. ¿Cómo hacemos esto? ¡Muy sencillo! Primero, da paseos cortos sin mascarilla para que, posteriormente, los hagas más largos.

Hazlo primero sin gente a tu alrededor y evitando cruzarte con gente, por lo que deberás elegir rutas poco concurridas. Progresivamente, y una vez vayas cogiendo confianza, acude a sitios con más personas hasta que puedas lograr socializar con normalidad en entornos más agradables y seguros para ti.

3. Tu salud mental va primero

Cuando vayas a trabajar en algo no pares de pensar en lo que te hace a ti bien tanto física como mentalmente. La salud mental es un tema muy delicado, por lo que si crees que te va a crear mucha ansiedad o estrés el hecho de salir de casa sin mascarilla no lo hagas y espera a que estés preparada.

4. Naturaliza lo que antes no podías hacer

Si antes no podías oler las cosas de la calle mientras ibas caminando o se te empañaban los cristales, ahora estas cosas ya no sucederán. La mascarilla tiene sus puntos buenos, a pesar de los malos como podrás saber.

Posiblemente, incluso respires más abiertamente sin entorpecimiento de la mascarilla, aunque como te decimos, no tienes por qué esforzarte si tus pensamientos te dicen lo contrario. Poco a poco podrás ir naturalizando más cosas.

5. Realiza actividades que antes no podías

Y es que la naturalización y normalización nos permiten ahora ser como éramos antes de la pandemia. Es decir, podemos hacer actividades que previamente no podíamos por miedo a contagiarnos, por restricciones legales u otras.

Por ejemplo, podemos ir a bares o restaurantes sin temor, acudir a espectáculos o cine sin mascarilla o simplemente ir al supermercado a hacer una compra para la semana.

David

Graduado en Marketing e Investigación de Mercados por la Universidad de Sevilla. Máster en Marketing Digital, Analítica y UX. He trabajado como blogger, Community Manager y creador de contenido para diferentes portales y sectores. Me apasiona el mundo de la tecnología y nuevas tendencias. Me gusta leer en mis ratos libres, aunque mi verdadera pasión son las series. Mi favorita, sin duda, es Friends. No puede llegar el final del día sin encontrar un momento de paz en el que relajarme y encontrarme en plena tranquilidad. Cuando tengo más tiempo libre suelo viajar, conocer sitios nuevos y probar su gastronomía

Comentarios

comentarios