Limpiar y cargar las piedras

Aprende a limpiar tus piedras energéticas con estos consejos

Las piedras energéticas tienen una larga tradición en nuestra existencia, y es que, ya desde hace miles de años se utilizaban como símbolo de poder. Desde los egipcios o babilonios que las usaban de amuletos, hasta hoy, donde se pueden utilizar incluso para calmar dolores físicos, gracias a la energía que desprenden las mismas. Eso sí, debemos conocer bien sus formas y sobre todo, aprender a limpiar de manera correcta las piedras protectoras para que puedan funcionar siempre.

Son muchas las personas que no dan ningún valor a la energía de estas piedras, e incluso creen que es una tomadura de pelo. Sin embargo, no es una cuestión de fe y no hace falta creer en nada para darse cuenta de que, todos estamos hechos de energía, y trabajar con ella nos ayudará a lograr la armonía. Precisamente, esta energía que nos aportan las piedras protectoras es la que nos ayuda a meditar, la que nos ayuda a trabajar algo que nos inquieta. Si todavía no sabes cómo se deben limpiar y cargar las piedras energéticas sigue leyendo para descubrir paso a paso cuál es la mejor técnica para hacerlo.

¿Por qué se deben limpiar las piedras energéticas?

Por eso, limpiar las piedras no quiere decir que les quitemos el polvo o la suciedad que por cualquier motivo pudieran tener. la realidad es que limpiar las piedras significa liberarlas de la energía negativa que han podido acumular. Cuando no las limpiamos las virtudes que caracterizan a cada uno de estos minerales se pierden por completo. Si por ejemplo tenemos piedras energéticas para atraer energía positiva a tu hogar, y no las limpiamos cada cierto tiempo, estas no estarán funcionando y sólo harán que cargarse de negatividad.

Es importante que la primera vez que usemos un cristal o una piedra energética la limpiemos, ya que ha podido pasar por muchas manos y acumular mucha energía que no sabemos si puede ser perjudicial. Toma nota de estos tres trucos para limpiar las piedras energéticas desde casa.

Limpia las piedras energéticas con agua y sal


Una de las tácticas más frecuentes y que también resultan más sencillas para purificar las piedras energéticas es utilizar agua y sal. Para hacerlo, solo tienes que dejar tu piedra dentro de un recipiente con agua y sal marina durante toda la noche. Si queremos potenciar el proceso, podemos limpiar las piedras energéticas en un día de luna llena, de forma que la luz de la luna aumente la purificación. Por otra parte, también podemos añadir salvia o lavanda.

Podemos usar cualquier tipo de agua, la de un río, del mar o incluso del grifo de nuestra casa. Pero por supuesto, como ya dicen que el agua del mar lo cura todo, esta será la más potente. Así que, si vives cerca del mar, te aconsejamos que utilices un poco de agua de mar para limpiar tus piedras. Las dejas toda la noche en el cuenco, y las enjuagas cuando salga el sol.

Limpia las piedras energéticas con el sol

Se trata de un proceso similar al anterior, pues también necesitaremos un cuenco con agua y tres pizcas de sal, pero esta vez lo dejaremos a la luz del sol, para que este astro nos ayude a cargar nuestras piedras con sus rayos. Si quieres hacer esta limpieza te aconsejamos que dejes el cuenco con la sal y la piedra al sol, de forma que sus rayos lleguen directamente al interior del recipiente. Por supuesto, tendrás que hacerlo durante el día. Bastará con tres horas si es verano o cuatro si lo hacemos en invierno.

Limpia las piedras energéticas con la tierra

Otra opción es enterrar la piedra para limpiarla de energías que pueden ser nocivas y lo único que necesitamos es un lugar concreto. Por ejemplo, que no sea transitado por mucha gente. Una buena opción es en el jardín de casa o en un macetero.

Tendrás que dejar la piedra enterrada una semana. Después sólo tendrás que sacarla, retirar la suciedad de la tierra y comprobar que su purificación ha sido correcta. Este método no solo te servirá para limpiar la piedra, sino también para recargarla.

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios