Conciencia corporal

Aprende a escuchar tu cuerpo y cuídate

A pesar de que en muchas ocasiones lo obviemos, lo cierto es que cuerpo y mente están unidos, más unidos de lo que pensamos. Por una parte, cuando sentimos un dolor emocional solemos no tener hambre, y al no comer, estamos favoreciendo ese dolor. Por ejemplo, esa persona que ha perdido un amor y se le quita el apetito. Si no come y su cuerpo no tiene la energía suficiente, estará alargando el proceso de curación. De ahí a la importancia de saber escuchar nuestro cuerpo para cuidarnos para sentirnos mejor.

Por otra parte, está comprobado que muchas enfermedades son fruto de las emociones reprimidas. Vivimos en una sociedad que nos exige mucho y muy rápido. Apenas tenemos tiempo para pensar y menos aún para expresar lo que sentimos y escuchar a nuestro cuerpo. Nos aguantamos y punto,y es que, acostumbrarse a lo que venga es hoy el pan de cada día.

Por todas estas razones, tenemos motivos más que suficientes para escuchar a nuestro cuerpo y evitar consecuencias. Él más que nadie tiene las claves para saber cómo encontrarnos mejor, tanto física como psicológicamente. En nuestro cuerpo están las respuestas a nuestros temores, a nuestros agobios y también a nuestros complejos. Sea cual sea el tipo de tu dolor, te aconsejamos que escuches a tu cuerpo y te acostumbres a darle lo que te pida para tener un buen equilibrio emocional y poder llevar las riendas de tu vida.

No retrases lo importante

Como hemos dicho, en pleno siglo XXI, donde el estrés está a la orden del día y quien no sufre de ansiedad es un ser extraño, prestar atención a nuestro cuerpo es de lo último que se nos ocurre. Estamos preocupados por el trabajo, por la familia, o por vete tú a saber qué, pero cualquier cosa es más importante que escuchar a nuestro cuerpo. Lo forzamos al máximo, intentando sacar todo el rendimiento posible, cuando lo que estamos haciendo es agotarlo.


Además, nuestro cuerpo es la clave para sanarnos. Si nos rompemos una pierna deberemos estar en reposo, del mismo modo, si algo se rompe dentro de nosotros, tenemos que poner los remedios para que se vuelva a reconstruir, y esto se hace, precisamente, escuchando a nuestro cuerpo.

Por dónde empezar a escucharte

Puede que estés tan poco acostumbrado a hacer caso a lo que tu cuerpo te pide que no tengas ni idea de por dónde empezar. Pues bien, el comienzo es de lo más sencillo: descansa si estás cansado, come si tienes hambre y muévete si te sientes atrofiado. Se trata de darle a tu cuerpo aquello que te está pidiendo para evitar posteriores enfermedades, ya que, normalmente no lo pide en vano.

Por otro lado, llevar una vida sana siempre nos favorecerá en todos los sentidos. Para tomar la conciencia corporal el ejercicio físico es fundamental, y es que, el ser humano no se hizo para estar sentado, y menos aún en una oficina y delante de un ordenador. El movimiento se demuestra andando y el bienestar de cada uno también, por eso, es fundamental que nos mantengamos activos para encontrarnos mejor con nosotros mismos.

Nuestro cuerpo en ocasiones nos revela cuales son algunos de nuestros problemas emocionales o de cualquier tipo. Por ello, una alimentación sana y equilibrada también será clave, y si comienzas a hacerlo, notarás enseguida como tu cuerpo te lo agradece. Sabemos que comer rápido y mal es hoy el pan de cada día, pero si te das un tiempo para ti, para escucharte y lo haces adecuadamente, el tiempo que usas haciendo esto, lo ganarás en concentración y rendimiento. Y es que, no hay nada mejor que estar bien alimentada y en buena forma física para concentrarnos mejor y realizar nuestras tareas en menos tiempo.

Y no debemos olvidarnos de la importancia de dormir y descansar para darle descanso al cuerpo y a la mente. Aunque el trabajo se acumule, ten en cuenta que si estás cansado no podrás trabajar bien. Dormir tus horas será de lo más necesario para poder encontrarte bien, así que, si tienes sueño, escucha a tu cuerpo y descansa.

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios