Se puede aumentar el nivel de la felicidad

4 cosas que haces que acabarán con tu felicidad

La felicidad es un hábito para muchas personas. Hay quienes la persiguen, hay quienes se lamentan de no tenerla y hay quienes la tienen sin ningún esfuerzo. Y es que, no es nada raro que se convierta en un hábito, si se tiene en cuenta que nuestra felicidad depende de nuestros hábitos.

Las personas nos acostumbramos a ciertas cosas que no nos benefician para nada. Tenemos tendencia a querer cambiar nuestra forma de sentirnos sin cambiar nosotros, y no sabemos que si lo hacemos podemos ser mucho más felices.

En nuestro día a día, todos realizamos cosas que no le hacen ningún favor a nuestro bienestar. Por eso, saber qué hacemos y qué no hacer para ser felices es imprescindible. Sabemos que cambiar los hábitos no es una cuestión sencilla, pero con unos pequeños cambios notaremos la mejoría enseguida. ¿Te atreves a probar? Descubre qué cosas haces que terminarán con tu felicidad a largo plazo.

¿Qué cosas acaban con la felicidad?

Convertir todas estas cosas en hábitos harán que poco a poco tu felicidad se agote. Así que si practicas alguna de ellas intenta erradicarla ya.

Las quejas

Hablar sobre los sentimientos propios a los demás

Antonio Guillem || Shutterstock

Una de las cosas más características de las personas que son felices es que apenas se quejan. Un buen ejercicio para saber lo feliz que eres es contar cuántas veces te quejas al día, te sorprenderías del resultado. Sobre todo si nos quejamos de cosas que no son culpa de nadie, como que el día está nublado.

No quejarse no significa conformarse, al contrario. Ante un problema tenemos dos opciones, o nos hundimos en nuestras quejas, o buscamos la solución al problema. Y si no tiene solución, quejarse solo hará que bajarte el ánimo, así que solo hay que aceptar.

Un pequeño cambio que puedes hacer para ser más feliz es dejar de quejarte. Cuando te venga una queja a la cabeza, intenta cambiar la perspectiva. Al principio te costará un poco, pero si te acostumbras, dejarás de quejarte automáticamente.

La autocompasión

Miedo a enamorarse

kittirat roekburi || Shutterstock


Darse pena a sí mismo es uno de los peores remedios para ser feliz. No quiere decir que no nos cuidemos o que no nos tengamos en cuenta, pero vale la pena que no nos demos pena por las cosas que nos pasan, sino que intentemos salir adelante.

La autocompasión puede llevarnos a una rueda de tristeza que, lejos de proporcionarnos la felicidad nos alejará de ella, pudiendo llegar a caer en algo más grave, como una depresión. Es normal llorar las pérdidas y lamentarnos porque las cosas no salgan como esperamos, sin embargo, dejarnos llevar por el sentimiento de autocompasión no será nada bueno para nosotros.

Resistir al cambio

qué cosas terminan con nuestra felicidad

Dejan Dundjerski || Shutterstock

Los cambios siempre nos dan miedo, se trata de situaciones que asustan, que no sabemos cómo van a ir. Sin embargo, aunque cambiar pueda crear cierto estrés en un principio, la verdad es que los cambios siempre suelen traer cosas buenas.

La famosa zona de confort está muy presente en la actualidad. Se reivindica la necesidad de salir de ella, de probar los cambios y de no quedarse parado esperando que las cosas pasen por delante tuyo.

Echarle la culpa a los demás de tu infelicidad

Cosas que acaban con nuestra felicidad

Master1305 || Shutterstock

Aunque los factores externos influyen en la felicidad, lo cierto es que nuestra felicidad solo es asunto nuestro. Las cosas que hacemos, que pensamos, son solo nuestra responsabilidad, y lo que hagan los demás puede afectarte o no, eso es decisión tuya. Pero lo que no puedes hacer es decidir que los demás tienen la culpa de tu infelicidad.

No puedes esperar que los demás cambien para ser feliz. Toma el control de tu situación, y si algo no te gusta haz lo que puedas por cambiarlo. Pero sabiendo qué puedes cambiar y qué no.

Recuerda que las personas que están a tu alrededor no cambian, para ser feliz tendrás que cambiar tú. Así que, si quieres alcanzar la felicidad, déjate de excusas y ponte a ello. Si no te gusta algo, cámbialo. Te aseguro que valdrá la pena el esfuerzo.

Share this post

Mamen Palanca

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios