cómo ser feliz sin dinero

El dinero no da la felicidad: 5 consejos para ser feliz sin dinero

La frase de que el dinero no da la felicidad molesta un poco a los menos adinerados, y es que, si bien es cierto que no todo en esta vida lo proporciona el dinero, también es verdad que ayuda bastante. Y es que, con el dinero tenemos la libertad de elegir lo que queramos, y eso es lo que ansía mucha gente.

Vivir con poco dinero y ser feliz es posible, y así lo certifican millones de casos de personas que viven de la forma más austera pero con felicidad. Por el contrario, existen muchas personas adineradas, cuyo nivel de felicidad está muy bajo.

Y es que, en una sociedad marcada por el consumismo y las necesidades creadas por este, vivir con poco dinero puede resultar frustrante. Sin embargo, si consigues cambiar el chip y disfrutar de las cosas importantes de la vida, podrás ser feliz sin dinero.

A continuación, te damos algunas pistas sobre cómo ser feliz con poco.

¿Cómo ser feliz con poco dinero?

La clave para ser feliz sin dinero es mantener siempre una actitud positiva y ser consciente y agradecido con las cosas y las personas que se tiene al lado. No obstante, existen otra serie de cosas que se pueden trabajar para conseguir ser feliz con poco.

Cuida a la gente a la que quieres

Tanto los lazos de amistad, como las relaciones románticas o la familia, son cuestiones fundamentales en tu vida. Ser feliz va a depender, en gran medida de las relaciones personales que mantengas, y para eso no necesitas dinero.

El cariño y el amor son los motores que mueven el mundo y muy a menudo, son más poderosos que el dinero. Por eso, te recomendamos que no descuides estas relaciones, pues te harán sentir vivo.

Cultiva tu mente

Lee libros, estudia, disfruta del teatro… Las actividades culturales dan un enfoque a tu vida que te hará sentir bien, y es que, el arte es belleza, y poner belleza en tu vida siempre será un punto positivo.

Sabemos que estas actividades en ocasiones cuestan dinero, pero seguro que encuentran miles de oportunidades gratuitas en tu ciudad para introducirte en este mundo y darle una alegría a tu mente.

michaelheim || Shutterstock

Disfruta de la calma de la vida

Hoy en día el ritmo al que vivimos nos hace ir muy deprisa y no pararnos a disfrutar de la vida. Si te paras a disfrutar de las pequeñas cosas, verás como puedes ser un poco más feliz. Y es que, vivir siendo un esclavo de tu trabajo, te hará tener más dinero, pero no te dejará disfrutarlo.

Intenta bajar el ritmo de tu día a día, ve más despacio, disfruta de la calma de la vida y verás como el dinero no es lo esencial para poder ser feliz.

Practica la gratitud

La palabra gracias siempre tiene que estar en tu vocabulario, y es que, si comenzamos a practicar la gratitud y a ver todas las cosas por las que tenemos que dar gracias, nos daremos cuenta de la cantidad de cosas que tenemos en nuestra vida que nos pueden hacer feliz.

Además, vivir más despacio nos ayudará a darnos más cuenta de las cosas que tenemos y no apreciamos. Porque el dinero, no es lo único que vale la pena en esta vida.

No conviertas tus deseos en necesidades

En la vida es importante tener metas, pero también es fundamental tener paciencia y luchar por aquello en lo que crees. En el momento en el que empieces a lamentarte porque no tienes lo que deseas, caerás en una rueda en la que la insatisfacción será la base de tu vida.

Te recomendamos que te dediques tiempo, y pienses en lo que realmente es importante para ti y cómo conseguirlo. Además, disfruta del camino, de la lucha por tener lo que deseas, porque es en el trayecto donde encontrarás la verdadera felicidad.

Share this post

Mamen Palanca

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios