Reírse es bueno para la salud

Ríete, porque vivirás más feliz

Mucha gente dice que no tiene muchos motivos para reír hoy en día. Seguramente has oído expresiones que indican lo difícil que es sonreír ante todas las desgracias que suceden en el mundo. No es que esas afirmaciones no tengan sentido, pero lo que sí es cierto es que ser feliz depende solo de uno mismo. En cambio, debemos pararnos a pensar todos los beneficios que tiene la risa para nuestra salud mental y física. La risa, no es otra cosa que la clave para alcanzar la felicidad así que ese debe ser nuestro objetivo.

Si nos centramos en todo lo malo que sucede a nuestro alrededor es muy complicado que podamos encontrar la razón para sonreír. Sin embargo, las ventajas que tiene la salud para nuestro organismo son tantas que debemos encontrar siempre un momento para reír al día. De este modo, la risa también nos proporciona grandes beneficios en lo relacionado a la psicología y nuestro estado mental.

No hace falta ser feliz para reírse, pero sí que es necesario reírse para ser feliz. Por eso, aunque tengas un mal día o no veas motivos para sonreír hoy, te recomendamos que practiques más el arte de la risa, pues ayudará hasta los cambios de humor al instante.

Los beneficios de la risa para la salud

Uno de los beneficios más significativos de la risa es su poder para curar enfermedades. Y es que, la depresión, el estrés, la ansiedad o la tristeza pueden desaparecer de la mano de la risa. Pero no solo estas, sino que está comprobado que las personas con cáncer, si ríen más, tienen más posibilidades de vivir durante más tiempo.

Además, la risa nos ayuda a superar las adversidades. Si nos encontramos alegres estamos más abiertos a lograr nuestros objetivos, nos mostramos m++ás resolutivos y encontramos una salida para cualquier problema. Y es que reír, nos da la fuerza para alejar y vencer nuestros miedos y nuestras preocupaciones, mejorando nuestra vida en todos los sentidos. Todo esto sucede gracias a los beneficios que la risa tiene para nuestra salud.

Cuando reímos liberamos endorfinas

Seguramente has oído hablar de las endorfinas, también conocidas como las hormonas de la felicidad. Se trata de unos neurotransmisores que hacen que nuestro nivel de estrés baje y nos sintamos más felices. No hace falta estar contento, sino que basta con el movimiento que hacen nuestros músculos de la cara al sonreír.

Las hormonas de la felicidad

nd3000 || Shutterstock

Relajamos los músculos


Al reírnos enviamos a nuestro cerebro señales de tranquilidad. Gracias a estas señales todos nuestros músculos se relajan y ayudamos a liberar tensiones en nuestro cuerpo. Tensiones que son las que pueden producirnos contracturas musculares o incluso úlceras de estómago.

La risa reduce el cortisol

El cortisol es la hormona del estrés, la que nos hace estar alerta y vivir en un estado de angustia constante si no desaparece. Al reírnos bajamos los niveles de cortisol, expulsando el malestar de nosotros mismos.

Aumenta nuestra capacidad pulmonar

Gracias a nuestras carcajadas los pulmones se expanden y el oxígeno se renueva. Esto nos hace sentirnos mucho más aliviados y tenemos más energía para superar nuestro día.

Nos ayuda a ser más optimistas

Solamente con sonreír mejoramos nuestro humor y vemos las cosas de forma diferente. Y es que, la risa nos ayuda a ver el lado positivo de las cosas en lugar de quedarnos en lo malo y en las quejas. Porque estar de buen humor, siempre ayuda.

El lado positivo de las cosas

STUDIO GRAND OUEST || Shutterstock

Cómo aprender a reírte

Seguramente hay quien pensará que todo esto está muy bien, pero si no tengo ganas de reír, ¿qué hago? Pues bien, la respuesta es sencilla, y es que hay miles de técnicas que pueden ayudarte a soltar una carcajada.

Para empezar puedes probar con ver comedias en tus ratos libres. Series de ficción y películas de risa que ayudarán a que se forme en tu cara una sonrisa. También puedes probar con los innumerables talleres de risoterapia que hay en nuestro país hoy en día.

Incluso puedes forzar la risa, poniendo una hora al día para reír a carcajadas, ya verás como acabas divirtiéndote de verdad. Otra técnica es la de poner un lápiz en la boca e intentar hablar con él. Sea cual sea la técnica, te llevará a ser más feliz.

Share this post

Mamen Palanca

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios