La carta a tu yo del futuro paso a paso

Conocernos a nosotros mismos e intentar seguir el camino que en verdad deseamos es una cuestión que no resulta, en ocasiones, tan fácil como parece. Saber quienes somos y qué queremos, es un lujo que no todos tenemos, y es que, hay que pararse a pensar para conseguirlo.

Las prisas con las que vivimos hoy en día hacen que nos olvidemos a menudo de nosotros mismos. Las obligaciones, las responsabilidades y todo lo que vamos adquiriendo automáticamente, te alejan de ti mismo, sin apenas darte cuenta. Un buen ejercicio para saber en realidad quienes somos y qué queremos es escribir una carta a tu yo del futuro. Se trata de un ejercicio divertido, donde además de dar un repaso a nuestra vida y conocernos mejor, nos sirve para proponernos metas.

Por otra parte, al leerla cuando pasen los años, podremos comprobar cómo hemos cambiado, las cosas que antes nos parecían importantes y sobre todo, veremos, que en la vida todo termina pasando.

¿Cómo escribir una carta a mi yo del futuro?

Ponerse a escribir así como así no es tarea fácil. Seguro que si lo piensas te surgen dudas acerca de cómo dirigirte a ti mismo, qué contar o qué preguntar. Pues bien, toma nota de algunos consejos para escribir una carta a tu yo del futuro y realizar este divertido ejercicio de reflexión.

Antes de escribir la carta…

cómo escribir una carta al futuro

Rawpixel.com || Shutterstock

Busca un lugar apropiado, donde te encuentres cómodo y tranquilo. Te recomendamos que apagues el móvil y te desconectes de Internet. Apártate de la tecnología y podrás encontrar la forma de encontrar lo que quieres decir.

Antes de empuñar la pluma, puedes hacer una lluvia de ideas en un papel, escribiendo lo primero que se te venga a la cabeza acerca de quien eres y las cosas que ahora son importantes para ti en la actualidad. De este modo, encontrarás un tema para empezar tu carta a tu yo del futuro.

Elige una fecha determinada para leerla

Cómo escribir una carta para tu yo del futuro

Antonio Guillem || Shutterstock


Es importante que decidas desde el primer momento cuando vas a leer la carta. Elige una edad en la que te dedicarás un tiempo para ver cómo eras hace 'x' años y en qué cosas has cambiado.

Te recomendamos que elijas una época diferente a la que vives, que haya algún cambio en tu vida. Por ejemplo, si estás en la universidad, escríbela con miras a que la lea tu yo trabajador, ese que ya ha terminado sus estudios. Verás como cambia la perspectiva.

Habla sobre ti, para ti

Cómo encontrar la felicidad uno mismo

Sofi photo || Shutterstock

En la carta a tu yo del futuro debe quedar reflejado quien eres actualmente. Habla sobre tu situación pero sobre todo habla de aquello que piensas. Describe las cosas que te hacen feliz en la actualidad, y también será importante que hables de tus miedos.

Si estás pasándolo mal por alguna circunstancia descríbelo. Así cuando lo leas podrás ver cómo lo resolviste y cómo has vencido los cambios. También te recomendamos que hables de tu sistema de creencias, de aquello que deseas y de cómo conseguirlo.

En la carta a tu yo, es importante que te hagas preguntas, que te des consejos. Todas estas cosas te harán reflexionar y te servirán en un futuro

Guarda bien la carta

Cómo escribir una carta a tu futuro yo

Agnes Kantaruk || Shutterstock

Después de acabar de escribir, tendrás que custodiar la carta hasta la fecha indicada. No tengas tentaciones de abrirla antes de tiempo, pues si no, lo que leas no te resultará impactante y el efecto de la carta a tu yo del futuro se disipará.

Si no la tienes a la vista, recuerda escribir un recordatorio en algún lado para que no se pase la fecha de leerla. Y es que, aunque se trate de un ejercicio que puede parecer algo absurdo, sirve como reflexión en tu vida. Tanto para tu vida actual, como para la vida que lleves en el futuro.

Share this post

Mamen Palanca

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios