Superar el miedo a ser feliz

Las razones por las que tenemos miedo a ser felices

Todos conocemos algunos miedos irracionales que nos limitan porque de alguna forma hemos podido sufrirlos. El miedo a las arañas, a las alturas, a los espacios cerrados y así un lárgo etcétera. No obstante, podemos entender donde nacen esas fobias. Sin embargo, existen un miedo que es mucho más extraño y complicado que los demás, hablamos del miedo a ser feliz, que se fundamenta en un autosabotaje por parte de la persona que los sufre. Este miedo a ser feliz también es conocido como querofobia  en términos científicos.

La realidad es que este miedo es muy habitual en las personas, mucho más de lo que imaginamos. En verdad, cuando el miedo nos domina y no nos permite ser felices, estamos cayendo en una trampa que puede costarnos nuestros bienestar. Y es que, puede que tengas miedo a ser feliz y no lo sepas aún. Es una opción que no podemos descartar y que puede sucedernos en cualquier momento.

Descubre qué te impide disfrutar de la felicidad

A menudo encontramos obstáculos en nuestro camino, pasamos por situaciones difíciles y aunque terminen, no conseguimos dejarlas atrás por miedo a que vuelvan. Lo cierto es que, el miedo a ser feliz es más probable de lo que creemos, y para superarlo, debemos entender la raíz del problema y conocer las dos cosas principales que nos impiden conseguir nuestro bienestar.

Porque te sientes paralizado

Muchas personas viven atemorizadas a pasarlo mal. La vida puede ser muy dura y hay personas que no han podido gestionar bien sus reveses y se quedan enganchadas en un mal momento. Ese miedo a volver a pasarlo mal es precisamente lo que nos impide ser feliz, y es que nos paraliza y hace que no hagamos nada por nosotros.

Cuando tenemos miedo nos quedamos parados, pero no solo por ese bloqueo, sino porque pensamos que si no hacemos nada, no puede pasar nada malo. Al final, no queremos tomar decisiones por si se nos tuercen, y no nos damos cuenta de que esto genera un bloqueo que nos aleja de la felicidad. En este punto el miedo nos ha dominado por completo y te alejas de la felicidad y de lo que realmente te apasiona hacer.


Para ser feliz hay que librarse del miedo, hay que trabajar el bienestar y seguir día a día. No estaremos en paz si no nos esforzamos día a día, por eso, tenemos que deshacernos de esas parálisis del miedo y exponernos a equivocarnos, pero sobre todo, a ser felices.

En tu propia contra: el autosabotaje

Cuando hablamos de autosabotaje nos referimos a esos actos que aparecen de modo inconsciente o consciente en nuestra vida y que impiden la consecución de metas o logros. Desde anular una cita que puede cambiar nuestro rumbo laboral, hasta renunciar a una persona de la que nos estamos enamorando. El autosabotaje engloba todo aquello que nos saca de nuestra zona de confort y que podría hacernos felices.

Si analizamos las causas que nos pueden llevar al autosabotaje, seguramente entenderemos que la más habitual es el miedo al fracaso. Sin embargo, existen muchas más razones que nos pueden llevar a tomar estas actitudes y muy variadas. Una autoestima baja y una falta de seguridad es habitual en las personas que se suelen autosabotear, pero además, encontramos otros motivos, como presiones de terceros o la falta de decisión. En cualquier caso, darse cuenta es el primer paso para terminar con él.

Cómo acabar con ese miedo a ser feliz

Existen muchas situaciones y circunstancias que pueden llevarnos a padecer ese miedo a ser feliz, y cada uno tenemos las nuestras propias. Por eso, uno de los primeros pasos para permitirnos ser felices y allanar el camino hacia nuestro bienestar consiste en conocer el motivo por el que padecemos ese miedo, para poder trabajar en ello de raíz.

Algo aparentemente tan sencillo como el tener pensamientos positivos hacia nosotros mismo puede tener grandes beneficios, porque nos hará creer que poco a poco sí merecemos esa felicidad de la que nos estamos privando. Además, aprovechar para pasar tiempo con esas personas a las que más aprecio tienes te vendrá bien para disfrutar y darte unos segundos de paz. Entonces comprobarás que es posible sentirte mejor y que tú también puedes ser feliz como cualquier otra persona.

Una buena opción es acudir a terapia, donde un profesional podrá ayudarte a ver las causas más ocultas de tus miedos y a poder superarlos. Es un camino complicado pero efectivo, donde te aconsejamos que te apoyes en personas a las que quieres y en las que confíes. Por mucho trabajo que suponga, seguro que valdrá la pena, con tal de conseguir lo que deseas.

Share this post

Mamen Palanca

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios