Las claves budistas para ser feliz

7 consejos budistas que te ayudarán a ser feliz

Uno de los objetivos de cualquier religión es que sus seguidores alcancen la felicidad, aunque no siempre hace falta ser creyente para asumir esos consejos y ser feliz. El budismo es la mejor prueba de ello, ya que no son pocas las personas que, si creer en buda, siguen la filosofía y alguno de los consejos budistas para ser feliz. Y lo cierto es que gracias a dichos consejos el camino que debemos seguir para acercarnos a la paz se hace mucho más fácil.

Las claves para ser feliz con la filosofía budista

Si quieres profundizar sobre la filosofía budista en tu recorrido hacia la felicidad no puedes perderte estos 7 consejos budistas que te pueden ayudar a ser más feliz. ¡Coge papel y lápiz y ponlos en práctica!

1. Disfruta del presente

El carpe diem también es aplicable al budismo, y nos acerca un poco más a la felicidad. No podemos dejar que el pasado nos fastidie el día, que nada te condicione el presente. Solo así, viviendo el presente en cada momento, llegarás a la noche sin esa pesada mochila particular con la que cargas tus emociones en la espalda.

Por qué es importante vivir en el presente

Piotr Marcinski || Shutterstock

2. No tienes por qué hacer lo mismo que todo el mundo

Otro importante consejo budista para ser feliz es que no tienes por qué hacer lo mismo que los demás solo porque así lo dice la tradición. Esto incluye todo tipo de acciones, rutinas o creencias; y si te sientes extraño con ellas no hace falta que las sigas. Ojo, si son parte importante de ti y de tu identidad y te sientes plenamente identificado con ellas no pasa nada porque celebres esas tradiciones o ritos, pero si no te aportan nada puedes alejarte de ellas.

3. Tu cuerpo, tu templo

Cuida tu cuerpo, es lo único que tienes realmente tuyo. No basta con alimentar el alma, también hay que cuidar de nuestro cuerpo, tratándolo con respeto. Solo el equilibrio entre cuerpo y mente y alma nos ayudará a vivir plenamente. En este sentido estrechamente vinculado con nuestra alimentación es muy importante aquello de comer para vivir, no vivir para comer ya sea restringiendo alimentos o atiborrándonos de vez en cuando.

Cuidar el cuerpo y el alma

Jyliana || Shutterstock


 

4. Aleja el odio y la ira

El odio y la ira son dos emociones negativas que nos impedirán crecer como personas, así que trataremos de mantenerlas lo más alejadas que podamos, sin alimentarlas. Si les damos rienda suelta crecerán hasta el punto de erosionarnos, dañando nuestras relaciones con nosotros mismos y con el resto de la gente. Esto implica aprender a aceptar y a perdonar, pero también nos ayudará a centrarnos más en el presente.

5. No apegarse a gente y bienes

El apego es el origen de muchos de nuestros problemas y decepciones. El hecho de dar por sentado que algo es nuestro hará que desarrollemos cierta incapacidad para vencer nuestros miedos, y ese miedo a perder a alguien o algo hará que nos sentamos mal y que nos alejemos del camino correcto a la hora de evitar su pérdida. La sociedad actual le da una excesiva importancia a las posesiones materiales, pero si dejamos atrás ese apego sentiremos menos angustia.

La filosofía budista

Alohaflaminggo || Shutterstock

6. Disfruta de la naturaleza

Pero disfruta de ella en todos los sentidos. Aunque te parezca imposible disfrutar de ella en la gran ciudad, seguro que cerca tienes un espacio verde donde puedes disfrutar de los animales, del florecer de las plantas, de la caída de las hojas de los árboles... Pero esta fusión con la naturaleza no acaba aquí, experimenta sensaciones como ducharte con agua fría -a ser posible en verano-, lo que te ayudará a atraer energías positivas y pura fortaleza a tu cuerpo. Además, tu piel lucirá más tersa.

Conectar con la naturaleza para ser feliz

Patrick Foto || Shutterstock

7. No hacer el mal

Más que un tip budista para alcanzar la felicidad es el principio que seguiremos para ser felices. Evita provocar daño, sufrimiento y dolor al resto del mundo, pero también a animales, plantas u objetos. Compórtate como te gustaría que la gente se portase contigo, no como se porta todo el mundo.

Share this post

Comentarios

comentarios