Proverbios chinos sobre la felicidad y la vida

Los 5 proverbios chinos sobre la felicidad que debes tener en cuenta

Ante el dolor y el malestar ocasionado por el día a día, las presiones o el estrés transmitirnos a nosotros mismos un mensaje cargado de positividad, puede ser muy bueno para reflexionar sobre todo lo que sucede a nuestro alrededor y que en cierto modo nos afecta. Pues bien, entre estos mensajes, nos encontramos con los proverbios chinos, que consolidan su poder en la esperanza de tener más confianza en nosotros mismos y en definitiva a alcanzar nuestra felicidad, reforzando nuestra sabiduría y el sentido de la vida.

El fundamento de estos proverbios chinos que hablan de la felicidad, nos transmiten una premisa muy pero que muy importante, y esta es la importancia de tener paciencia y saber trabajarla. Porque sabemos que es complicado tratar día tras día con emociones negativas, con circunstancias incómodas. Todo esto puede ocasionar en muchos casos una idea que nos priva de disfrutar de las pequeñas cosas y de lo que nos rodea. La realidad, es que como seres humanos, pasaremos por todo, experiencias más negativas y experiencias más positivas, pero todas y cada una de ellas son absolutamente necesarias a lo largo de nuestra vida.

Proverbios chinos para recordar todos los días

A continuación vamos a descubrir 5 proberbios chinos que nos hablan de la felicidad, del amor, de la vida, de la gratitud, de la sencillez y de lo importante que es apreciar todo lo que forma parte de nosotros.

1. La gente se arregla todos los días el cabello, ¿por qué no el corazón?

Este proverbio chino habla de lo preocupados que estamos en nuestra imagen y el poco interés que damos a nuestros sentimientos. Tenemos una serie de prioridades en la vida que están muy alejadas de lo que realmente importa. Tenemos dinero, trabajo, vamos al gimnasio, pero nos preocupamos poco por lo que sentimos, intentamos tapar ese dolor que, al final, acaba consumiéndonos.

2. Cuando la desgracia llega a su colmo, viene la felicidad

Y hablando de felicidad, nada mejor para acceder a ella que avisarnos de que en la vida hay que sufrir si queremos ser felices. Hoy en día nadie aguanta la tristeza, no toleramos estar tristes ni frustrados, no aprendemos a estar solos y nos quedamos con el sufrimiento del que tiene miedo a avanzar. Este proverbio nos quiere decir que todo en la vida pasa por algo, que las circunstancias más duras nos hacen creer y nos llevan hasta la felicidad.

3. Es más fácil variar el curso de un río que el carácter de un hombre

Son muchas las ocasiones en las que nos preguntamos si vale la pena cambiar por alguien o directamente cambiar a otra persona para ser felices. Queremos que sean como nosotros queremos y nos olvidamos de que ellos ya tienen una personalidad y que no se puede cambiar a nadie, ni siquiera esto es justo. Aprender a aceptar a las personas como son es un camino inequívoco hacia la felicidad.

4. No puedes evitar que el pájaro de la tristeza vuele sobre tu cabeza, pero sí puedes evitar que anide en tu cabellera

Este proverbio chino hace referencia a lo que entendemos por tristeza y depresión. La tristeza es una emoción primaria, es necesaria y aunque a nadie le gusta sentirla, nos ayuda a sobrevivir, por ejemplo, aprendiendo y fomentando la relación con el resto de personas y alimentando nuestra empatía. Sin embargo, engancharnos demasiado a la tristeza puede ser algo de lo más desastroso, cayendo en la depresión y en todas sus consecuencias. Por eso, es fundamental que aprendamos a aceptar la tristeza, a gestionarla cada vez que aparezca en nuestra vida.

5. Los bellos caminos no llevan lejos

Otro proverbio chino al que podemos aplicar la impaciencia de los tiempos que corren y la poca tolerancia a la adversidad. Nos hemos acomodado, queremos las cosas instantáneamente y no no gusta sufrir. Sin embargo, el esfuerzo que pongamos en nuestro camino será proporcional a la alegría que obtengamos al llegar a nuestro destino, por lo que optar por lo fácil, no nos dará grandes sorpresas. Es necesario arriesgar, luchar y ensuciarse, para encontrar la meta con la que soñamos.

Share this post

Comentarios

comentarios