Consejos para vencer la animadversión

Lo que debes hacer para destruir el sentimiento de animadversión

Ese rencor, odio y rechazo hacia una persona cualquiera puede estar basado en una verdad o no. Puede que tengas razón, que esa persona no te agrade, pero lo cierto es que, solo tú tienes que lidiar con ese sentimiento de animadversión, que reconozcámoslo, no es nada agradable.

A veces nos pasa por una agresión, ya sea física o emocional. Sentimos que alguien nos quita algo que es nuestro, o no nos permite llegar a nuestras metas. Es entonces cuando el sentimiento de animadversión surge y nos llena de ira. Otras veces, nuestra propia inseguridad nos traiciona. Las personas que se sienten inferiores desarrollan más rápido este sentimiento, creando un profundo malestar dentro de ellos.

Efectos del sentimiento de animadversión

Alguien puede pensar que enfadarse es normal, que está bien hacerlo de vez en cuando y que no tenemos que huir de la emoción de la ira. La verdad es que no le falta razón a esta afirmación, solo que, cuando nos dejamos llevar por el mal humor y la negatividad, la animadversión crea unos efectos que no son nada agradables, por eso conviene tratarla.

Entre otras cosas, este sentimiento de animadversión nos lleva a un estado de mal humor constante que puede afectar de forma negativa a nuestra autoestima. Además, también puede crearnos ansiedad y estrés, lo que incide de forma directa en nuestra salud. Por no hablar de las relaciones con los demás, que se verán truncadas por nuestro mal carácter.

El rencor, la depresión, el envejecimiento prematuro y la soledad, son otras consecuencias que podemos tener, al dejar madurar el sentimiento de animadversión dentro de nosotros. Por todas estas cosas, será mejor que aprendamos a dejarlo ir y a vivir más felices con nosotros mismos.

Consejos para terminar con la animadversión

Por suerte, todo en esta vida tiene solución, y la forma de gestionar nuestras emociones y expresar nuestros sentimientos está en nuestras manos. No decimos que sea fácil, pero poniéndole ganas, puedes mejorar y conseguir un mejor humor. Se puede lograr, echando a al animadversión de tu vida. Toma nota de todo lo que puedes hacer para eliminar la animadversión de tu vida poquito a poco.

Tomar conciencia

El primer paso para deshacernos de la animadversión y de estos malos sentimientos es tomar conciencia. Si estás leyendo esto, puede que ya hayas dado ese paso. Y es que, darnos cuenta que el sentimiento de animadversión puede ser perjudicial, y querer solucionar esa parte de nuestra vida, es ya un gran paso para la superación. Si a menudo estás malhumorado y te dejas llevar por la ira, sé consciente de la forma en la que afecta este comportamiento a tu vida. Tu mal humor, tu desasosiego, ansiedad y hasta dolor físico. Piensa cómo descansarías mejor y vivirías más feliz si te deshicieras de este sentimiento que tan malo es.

Enfrentarse y perdonar

Muchas veces nos quedamos callados ante situaciones que nos molestan. Si bien es cierto que, a veces nos enfadamos con facilidad, es bueno que conversemos y digamos a la otra persona las cosas que nos molesta. Se trata de una forma de hacerse respetar. Ir guardado todo lo malo para evitar conflictos no hará más que desarrollar un sentimiento muy negativo dentro de ti.

Solo enfrentándonos al dolor podemos superarlo y perdonar. Lo malo de sentirnos mal es que la mayoría de veces, nos resulta más cómodo. Vamos dejando pasar las cosas, no queremos verlas porque nos duelen pero, no nos damos cuenta que, guardándolo dentro al final es peor. Así que ya sabes, para controlar la animadversión y las inseguridades, di lo que piensas y no esperes a explotar.

En definitiva, hay muchos métodos que puedes tomar para intentar superar la animadversión, y el primer paso es darse cuenta y reflexionar. Para ayudarte, te recomendamos algún ejercicio físico que libere tu estrés o prácticas como la meditación, que pueden hacer que seas mucho más feliz. Todo es proponérselo.

Share this post

Mamen Palanca

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios