El mayor trastorno del estado de ánimo: la depresión

Cuando hablamos de depresión nos referimos a una enfermedad que nos afecta de muchos modos. Con un origen psicológico, la ansiedad nos afecta también a nivel físico. Es por eso que, no podemos dejar pasar la depresión, y debemos hacer lo posible para poder vencerla.

No debemos confundir la depresión con el hecho de estar triste algunos días. Si sufrimos un divorcio o perdemos a un ser querido, es normal estar más decaídos y no por ello significa que hayamos caído en una depresión. Sin embargo, si la tristeza se alarga demasiado, puede que hayamos caído en una depresión.

Causas de la depresión

No hay una sola cosa que origine la depresión, y es que, por el contrario, podemos encontrar diversas causas que originan la depresión y cada una de ellas con sus características. El estado de nuestras emociones son una de ellas, por ejemplo, ese momento en el que necesitamos comprender más lo que nos sucede. También las causas genéticas de la depresión son uno de los orígenes más comunes, así que, si alguien de tu familia padece depresión, puede aumentar las probabilidades de que tú la padezcas.

everst || Shutterstock

Por otra parte, también podemos encontrar factores fisiológicos entre las causas de la depresión. La serotonina es la llamada hormona de la felicidad, y por eso, cuando los niveles bajan, aparece y se hace crónica la depresión. Esto explica que la depresión coexista con otras enfermedades como migraña, tiroidismo, amenorrea o diabetes, entre otras.

Cuándo la melancolía produce tristeza

Los motivos personales en la depresión también juegan un papel importante. Por ejemplo, una mujer embarazada puede tener más probabilidades de tener depresión. A su vez, factores ambientales como estrés, ansiedad, o problemas personales también pueden desembocar en una depresión.

Síntomas de la depresión

Si quieres saber si alguien tiene depresión, lo más habitual es fijarse en tres síntomas. Si los tienen lo más normal es que la persona esté deprimida. El bajo ánimo es la primera señal. Pero no debe darse en un momento puntual, sino que es mantenido todo el día durante la persona. La pérdida de interés, será la segunda señal de que la persona padece depresión. No tiene motivación y nada le hace ilusión. Ahí es donde surge la necesidad de gestionar nuestras emociones para caer en este tipo de problemas. Por último, si esa persona está siempre cansada y ha perdido su vitalidad que antes le caracterizaba, es bastante probable que esté deprimida.

La tristeza excesiva, desesperanza y falta de interés suelen ser los síntomas típicos de la depresión en un porcentaje considerable de los casos que se dan. En ocasiones, el sentimiento de culpabilidad también acompaña a un cuadro depresivo, acompañando al paciente durante todo el día. Otros síntomas son los trastornos del sueño, que pueden ir desde dormir mucho hasta dormir muy poco. Del mismo modo, los trastornos alimenticios también pueden ser un síntoma de que estamos deprimidos.

Tratamientos eficaces para combatir la depresión

Existen varios tratamientos para superar las depresiones. Dependiendo del tipo de depresión, del nivel de la misma y de la persona, se dará uno u otro tratamiento.

Tratamiento farmacológico

Los antidepresivos se administran cuando el cuadro del paciente es moderado o grave. Suelen basarse en aumentar los niveles de serotonina, y suelen ser eficaces a las 2-3 semanas de comenzar a tomarlos.

4 PM production || Shutterstock

Tratamiento psicológico

En ocasiones los fármacos no son necesarios, y una terapia con un psicólogo, puede ser muy efectiva para el tratamiento de la depresión. En ocasiones se combinan ambas terapias, consiguiendo un buen resultado y sobre todo más rápido. Cuando una persona tiene recaídas es recomendable acudir a un psicólogo, de modo que encuentre la raíz del problema y aprenda a controlarlo.

George Rudy || Shutterstock

Otros tratamientos para curar la depresión

El ejercicio físico puede ser una terapia muy eficaz para terminar con la depresión. Se trata de una forma que puede terminar con el estado de ánimo bajo en unas semanas. Otra opción es consultar manuales de autoayuda. De hecho, se ha demostrado que son bastante eficaces cuando la depresión es leve o moderada. El TEC, que estimula el sistema nervioso central, o la hierba de San Juan, son otros de los tratamientos que se utilizan para combatir la depresión.

Toda la información que aparece en este artículo es meramente divulgativa. Nunca pueden sustituir la labor de un profesional. Por ello, si no podemos deshacernos solos de este pesar, dejarse orientar por un profesional es la mejor opción.

Fuentes consultadas:

  • Beck, A. T. Rush, A. J. Shaw, B. F. Emery, G. (1983). "Terapia cognitiva de la depresión". Brouwer.
  • Cloninger, SC. (2003). "Teorías de la Personalidad". Prentice Hall Mexico.
  • Fernández-Berrocal, P. Extremera, N. Ramos, N. (2003). "Inteligencia emocional y depresión". Encuentros en psicología social, 1(5), Págs. 251-254.
Mamen Palanca

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios