El dolor en la relación amorosa

¿Por qué las relaciones de pareja duelen?

¿Nunca has tenido la sensación de que el amor puede ser muy doloroso? Y no hablamos solo de esa desagradable sensación que tenemos al finalizar una relación de pareja, en la que sentimos como se nos quiebra el corazón. Las relaciones de pareja duelen, para bien o para mal, y nos encontramos con diferentes factores que aparecen a lo largo de nuestra relación que nos provocan ese dolor.

4 factores que determinan el dolor emocional en una relación de pareja

En este contexto, la presencia de determinados sentimientos en nuestro fuero interno son los que determinan este dolor y sufrimiento emocional en la relación de pareja, por ejemplo el sentimiento de culpa o la tristeza. Aunque en este proceso también se dejan entrever otras cuestiones tan importantes como la presencia de mentiras o la dependencia en la pareja y ese miedo constante que sentimos cuando estamos solos. A continuación vamos a ver los principales motivos por los que sufrimos un dolor emocional en nuestra relación junto con las causas que lo explican.

El sentimiento de culpa

Aquí hay que diferenciar entre el sentimiento de culpa propio y el inducido. Errar es humano, y si has provocado un gran error en es normal que aparezca el sentimiento de culpa en tu relación. Procura detectar todos y cada uno de tus sentimientos y dale a cada uno de ellos el papel que necesitan en tu vida. Porque el sentimiento de culpa es algo desgasta terriblemente la relación de pareja, pero por suerte podemos ponerle remedio a través del perdón. Una buena comunicación será esencial para alcanzar este perdón y para evitar que ese sentimiento de culpabilidad aparezca de nuevo. Lo que no es tan normal es que tu pareja te haga sentirte culpable, aunque de eso hablaremos más adelante.

La falta de sinceridad

Otra de las cosas que provocan un enorme dolor en la relación de pareja es la falta de sinceridad. Cualquier tipo de relación edificada a partir de mentiras es totalmente inestable, no tiene futuro, y las relaciones de pareja no son ninguna excepción. Ante este tipo de casos, conviene prestar atención a nuestras emociones, pues si las detectamos de alguna manera podremos estar bien con nosotros mismos y por tanto con nuestro amor. La falta de sinceridad en la pareja duele, más cuando en la otra parte de la pareja no aparece ese sentimiento de culpa del que acabamos de hablar. A partir de este punto comienzan a parecer los problemas, por ejemplo, los celos y a partir de ese momento pensamos que la mentira es la mejor solución para el problema cuando en realidad lo único que estamos haciendo es agravar la situación.


Las mentiras dan paso a discusiones, y aunque por sí solas no son tan dañinas para la relación tendemos a convertirlas en algo habitual, y ahí es cuando llega el problema. Una vez más, la comunicación es la mejor forma de solucionar el dolor emocional en la pareja y en general cualquier otro problema. A veces la verdad duele, aprender a expresar los sentimientos hacia tu pareja lo mejor para los dos, ir siempre con la verdad por delante. Al menos con nuestra pareja, en quien (aparentemente) podemos confiar cualquier cosa. De no ser así tendríamos que replantearnos nuestro futuro.

El exceso de dependencia

Y una de las cuestiones por las que no nos lo replanteamos y preferimos seguir con la mentira es por la dependencia emocional de esa persona. Hay que saber si se está enamorado y diferenciarlo de lo que significa depender de alguien. Es más, el amor puede ser adictivo, y cuanto más fuerte sea esa adicción y esa dependencia por la otra persona, más doloroso será el final. Cada uno debe tener su tiempo, su espacio en el que vivir independientemente del otro. Una cosa es que le eches de menos cuando no estáis juntos, y otra necesitar estar con tu pareja a todas horas.

Hay personas que son naturalmente tóxicas

Como no vivimos en un mundo perfecto, nos encontraremos con personas tóxicas, con las que iniciar en una relación de pareja puede ser una de las peores decisiones de tu vida. Las personas tóxicas en la relación causan dolor porque tienen un ego bastante desarrollado y pueden provocarnos mucho sufrimiento. Nos harán sentir culpables de sus problemas, de no estar a la altura ni cumplir con las expectativas, puede que tampoco sean sinceras contigo; pero desarrollarás esa dependencia por la persona equivocada.

Una relación puede ser algo único, pero también un auténtico quebradero de cabeza si es dolorosa y no encuentras la forma de reconducir la situación. La experiencia y tu entorno son los mejores aliados para ello, evitando esas personas o situaciones tóxicas que propician el desarrollo de relaciones dolorosas.

Pau Sisternas

Graduado en Periodismo y comunicación por la Universitat de València. Postgrado en formación del profesorado de Español como Lengua Extranjera. Periodista, blogger, community manager, apasionado del deporte y atleta en mi tiempo libre. De Valencia, intento vivir de lo que más me gusta escribiendo en blogs. Aficionado a cualquier deporte, adicto a las series, creo que las películas se disfrutan más con palomitas. Aunque suene a tópico, a mi también me gusta leer, viajar y la buena comida.

Comentarios

comentarios