Cómo desarrollar el poder de la persuasión

4 aspectos clave que te ayudarán a desarrollar tu capacidad de persuasión

El arte de la persuasión es una de las capacidades más valoradas por todos, y es que ¿a quién no le gusta tener el poder de convencer al otro de que haga lo que él mismo desea? Se trata de un arte que nos puede ayudar en nuestras relaciones de manera excepcional.

El hecho de ser persuasivo no es ser insistente, sino ser convincente. Las personas persuasivas consiguen convencer a los demás de lo que ellos quieren, son listos y se fijan en los detalles, pero además son amables. Es fundamental que para la persuasión entendamos a la otra persona, tengamos empatía para poder ponernos en su lugar y ver lo que necesita. De este modo, podremos dárselo y convencerle de que tenemos lo que necesita.

La persuasión es especialmente útil en el mundo de los negocios. Es una cualidad presente en los mejores comerciales, que saben sacar el máximo partido a sus productos para conseguir tener unos compradores fieles. Pero además, también es un arma fundamental para empresarios que buscan financiación o todo tipo de vendedores. Convencer de que tienes el mejor producto, es una técnica de persuasión. Por ello, en algunos casos asociamos a estas personas con las personas frías y calculadoras, porque sus acciones siempre se ven motivadas o condicionadas por un fin.

Cómo desarrollar la capacidad de persuasión

Y como viene siendo normal en cualquier habilidad, describirla es fácil, pero desarrollarla ya es otra historia. El tesón y la constancia son los aspectos clave de la personalidad que cumple estos patrones para desarrollar el arte de la persuasión. Una persona persuasiva ha de ser, sobre todo, persistente. No te puedes venir abajo a la primera, tienes que intentar e intentar hasta conseguir aquello que deseas.

Existen algunas claves que te ayudarán a conseguir más fácilmente tu objetivo, y es que, la insistencia aunque es necesaria no es la única cualidad que debe tener una persona persuasiva. Si quieres saber cómo desarrollar tu capacidad de persuasión, te aconsejamos que tomes nota y te prepares para ponerte manos a la obra.

1. La clave es la confianza

Seguramente has oído esta frase antes, y es que la confianza, es una cualidad que te llevará muy lejos. Y, si algo hacen antes que nada las personas que cumplen con estas características es lograr la seguridad en sí mismos para después alcanzar todo su potencial. Si quieres ser persuasivo no puede parecer que dudas, sino tiene que parecer completamente que crees en ti y te ves capacitada para hacer cualquier cosa. Para ello, te recomendamos que evites las expresiones como "yo creo" o " yo pienso" y te inclines por afirmaciones más rotundas como "funciona". De este modo, conseguirás que la persona que te escucha confíe más en ti.

2. El poder de los detalles

Antes de soltar un argumento tienes que prepararlo bien. Fijarse en los detalles es una clave de las personas persuasivas y es que, como unas ideas se entrelazan con las otras, es fundamental para poder llegar a la mente de quien te escucha. Cada premisa tiene que ir ligada a la otra, por eso, será fundamental que preparemos antes nuestra exposición y dejemos todo bien atado.

3. Conocer las necesidades del otro

Como hemos dicho, la empatía es un aspecto fundamental en el arte de la persuasión, por lo que, no basta con prepararse un discurso por muy bueno que sea. Una persona persuasiva tiene que saber improvisar. Saber leer el lenguaje corporal y los gestos en la cara de la otra persona será fundamental para ver por donde tiene que ir su discurso. Y es que, el lenguaje no verbal es otra de las cualidades de este tipo de personas.

4. Mostrarse amable y autoritario

Las personas autoritarias tienen carisma, son simpáticas y se muestran cercanas a su interlocutor. Pero, por otra parte, también tienen que tener cierta autoridad sobre el que habla. La persona que le escucha cree al persuasivo, piensa que tiene más información que él sobre el tema en cuestión y apuesta por lo que dice.  Se trata de generar una confianza en el otro que es difícil de arrebatar.

Estos son algunos de los consejos que puedes poner en práctica para ser una persona persuasiva, pero recuerda, no se trata de ser una persona manipuladora, sino de ser convincente y de no fallar los valores que como personas humanas todos debemos tener.

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios