Por qué nos cuesta hacer amigos

Una solución para cuando sientas que te cuesta (y mucho) hacer amigos

Los seres humanos somos altamente sociales y necesitamos establecer vínculos con otras personas para conectar con ellos emocionalmente y compartir todo tipo de experiencias y vivencias. Sin embargo, algunas veces por timidez, otras veces por decepciones sufridas en el pasado, y otras, porque  estamos socialmente estancados, nos resulta muy difícil el hecho de hacer amigos nuevos. Decía Aristóteles que:

“Si los ciudadanos practicasen entre sí la amistad, no tendrían necesidad de la justicia".

Y es que, no hay nada más beneficioso para nuestro bienestar emocional y psicológico, para nuestra satisfacción personal que tener amigos y relaciones de amistad que nos llenen, pero, ¿qué pasa cuando tenemos problemas para relacionarnos con los demás? ¿Si somos más introvertidos, qué podemos hacer en ese sentido?

Las verdaderas claves para hacer amigos

La escritora Krysti Wilkinson publicó en 2016 un artículo en The Huffington Post en el que reconocía que en pleno siglo XXI, "somos la generación que no quiere relaciones". Y es que, en una sociedad como la nuestra dominada por las nuevas tecnologías, las normas que rigen la amistad han cambiado respecto al pasado. Por ello, tener amigos en la edad adulta, presenta cierta dificultad, porque nadie quiere que le hagan daño, las personas tienden a protegerse, pero por naturaleza, también necesitan establecer lazos con el otro.

Analizarse a uno mismo

Si sientes que te cuesta hacer amistades, debes detenerte en las razones por las que esto te ocurre. Analiza si tu trabajo y demás obligaciones son los principales factores que te impiden hacer amigos. Y piensa por un momento, si quizá te has vuelto demasiado exigente y esto te ha obligado a cerrarte demasiado en ti mismo. Intentar tener tiempo para la diversión es una buena forma de recargar las pilas.

Amistad tóxica

|| Shutterstock

Hacerse preguntas


Puede que te haya pasado y no lo hayas notado, el hecho de que con el paso del tiempo tu carácter haya sufrido ciertos cambios y modificaciones que te estén impidiendo hacer amigos. Por ello, cuando nos cuesta hacer amigos, también es útil hacerse auto-preguntas sobre uno mismo, preguntas del estilo: ¿Me suelo preocupar por la gente? ¿Soy una persona egoísta? O por el contrario, ¿me han hecho daño anteriormente, lo he superado? ¿Qué espero de una relación de amistad? En las respuestas a estas preguntas puedes encontrar la clave a por qué te cuesta tanto hacer amigos.

Evitar los estereotipos

Una de las principales dificultades que tenemos para hacer amigos la encontramos en el afán de crearnos estereotipos sobre otras personas. Debes saber que, para hacer amigos, es necesario acabar con los estereotipos y romper con todas las reglas que se basen en la estigmatización de los demás.

Perder el miedo a iniciar una conversación

Si tu principal problema a la hora de hacer amigos es que te invade la timidez, debes poner en marcha este paso de perder el miedo a iniciar una conversación con gente nueva. Para ello, lo mejor es pensar que el contenido de lo que hables importa mucho más que la forma en la que lo expreses, porque lo principal es transmitir seguridad en uno mismo.

Cuidar el lenguaje no verbal

La comunicación no verbal es otro de los aspectos clave que debemos tener en cuenta cuando nos cuesta, y mucho, hacer amigos. Para ello, lo más conveniente es regirse por dos normas: la de mirar directamente a los ojos para transmitir confianza a nuestro interlocutor, y también, exteriorizar las emociones positivas, pues de esta forma evitamos la tensión que nos provoca iniciar una conversación.

Cómo es una amistad verdadera

Liderina || Shutterstock

Apostar por la espontaneidad

Ser espontáneo es otra de las claves que hay que poner en marcha para hacer nuevos amigos. Para ello, debes evitar poner en práctica determinadas pautas de comportamiento, y debes dejarte llevar, dejarte llevar incluso por la intuición sin pararte a pensar demasiado en el "¿qué debo hacer?".

Bibliografía [+]
  • Carnegie, D., & Jimenez, R. A. (1980). Como ganar amigos e influir sobre las personas. Sudamericana.

Otras fuentes consultadas:

  • Wilkinson, C (2016). Somos la generación que no quiere relaciones. Publicado en: The Huffington Post el 17/05/2016.

Carolina Ferreiro

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Máster en Relaciones Internacionales por la Universidad Complutense de Madrid. Mi vocación es contar noticias y transmitir información útil y relevante para los demás. Escribo noticias relacionadas en medios de referencia relacionados con el empleo, cursos, orientación académica, y actualidad educativa. En el día a día disfruto con todos los temas que están relacionados con la maternidad (feliz mamá de dos hijos), la infancia y la familia. Asimismo, me interesan mucho todos los asuntos que atañen a la nuestra psicología, salud y nuestra alimentación.

Comentarios

comentarios