Personalidad hermética

Un recorrido sobre la personalidad emocionalmente distante

¿Conoces a alguien con quien hayas compartido muy buenos momentos en tu vida pero cuando has decidido adentrarte en las emociones de esa persona te has encontrado una barrera infranqueable? Si tu respuesta es afirmativa, puede que estés ante una persona emocionalmente distante. 

Del libro 'El Caballero de la Armadura Oxidada' de Robert Fisher, destacamos:

"Ponemos barreras para protegernos de quienes creemos que somos. Luego un día quedamos atrapados tras las barreras y ya no podemos salir". 

Los trastornos de la personalidad constituyen aproximadamente entre un 30% y un 40% de las enfermedades psiquiátricas en el mundo. La principal característica de las personas que sufren trastornos de la personalidad, es que sus comportamientos no se ajustan a los cánones sociales establecidos.

Principales rasgos de la personalidad distante

Uno de estos trastornos es el de la personalidad emocionalmente distante, un tipo de personalidad a la cual le cuesta mucho establecer lazos afectivos con los demás, porque tiene miedo a sentirse vulnerable a abrir sus emociones a otras personas.

Poco empáticos aunque no introvertidos

Las personas con este trastorno de la personalidad suelen parecer individuos poco empáticos, a los que les gusta aislarse socialmente y pasar mucho tiempo disfrutando de la propia soledad. Sin embargo, una persona emocionalmente distante no tiene por qué ser una persona introvertida pese a que le guste pasar mucho tiempo sola. Y es que, hay personas emocionalmente distantes que no tienen problema alguno a la hora de relacionarse con los demás, pero cuando tienen que abrirse emocionalmente a ellos, es cuando deciden poner barreras para no tener que hacerlo.

Una persona con este tipo de personalidad emocionalmente distante no nace así, sino que desencadena este trastorno en algún momento concreto de su vida y a raíz de algo que le haya ocurrido en el pasado, como por ejemplo, una relación amorosa fallida, o una mala relación paterno-filial durante la infancia podrían ser los desencadenantes de este tipo de personalidad.

Portan una gran armadura

El hecho de haber sufrido un desengaño importante en su vida es lo que hace que estas personas se fabriquen una especie de caparazón o armadura para no volver a sufrir daños emocionales con las personas con las que se relacionan. Por ello, una persona emocionalmente distante pondrá muchos impedimentos cuando los demás intenten bucear en sus sentimientos, así como cuando tengan que comunicar su estado emocional a las personas de su entorno. En definitiva, se ponen una gran coraza para que nada ni nadie les haga daño.

Claves para tratar con personas emocionalmente distantes

Cuando nos encontramos con personas emocionalmente distantes puede que nos resulte muy difícil llegar a adentrarnos en ellas debido, precisamente, a esas barreras y corazas que ponen este tipo de personas para evitar destapar sus emociones a los demás. Algunos consejos para tratar con este tipo de personalidad son:

Utilizar la empatía

La empatía es una de las mejores herramientas para acceder a una persona emocionalmente distante pues con ella, podemos conseguir que la otra persona deposite su confianza en nosotros, y contribuimos a crear una conexión sincera entre ambos.

Respetar la zona de confort

Dado que las personas emocionalmente distantes portan una gran coraza para no destapar sus emociones, al entablar una relación con ella es muy importante respetar su zona de confort y no abordar temas con los que esta persona se pueda sentir incómoda o insegura.

No pasar su propios límites

Tratar con este tipo de personas es complicado, pero puede resultar perfectamente posible si aprendemos a no presionarla y a no pasar nunca los límites que ellos mismos marcan a la hora de abrirse a los demás.

La relación con una persona emocionalmente distante se debe construir paso a paso y desde la calma pero, si conseguimos que esta persona confié en nosotros y no representamos una amenaza para ella es posible que, más adelante, consigamos adentrarnos poco a poco en sus sentimientos y logremos una fabulosa amistad.

Bibliografía [+]
  • Águila, J., & Aguilera, V. (2018). Personalidad trastornada: reflejo de un estado distante.
  • Goleman, D. (1995). Inteligencia emocional. Editorial Kairós.
  • Fisher, R. (1987). El caballero de la armadura oxidada. Ediciones Obelisco.

Share this post

Carolina Ferreiro

Carolina Ferreiro

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Máster en Relaciones Internacionales por la Universidad Complutense de Madrid. Mi vocación es contar noticias y transmitir información útil y relevante para los demás. Escribo noticias relacionadas en medios de referencia relacionados con el empleo, cursos, orientación académica, y actualidad educativa. En el día a día disfruto con todos los temas que están relacionados con la maternidad (feliz mamá de dos hijos), la infancia y la familia. Asimismo, me interesan mucho todos los asuntos que atañen a la nuestra psicología, salud y nuestra alimentación.

Comentarios

comentarios