La melancolía es un sentimiento

La melancolía, un sentimiento asociado a la tristeza

¿Quién no ha recordado alguna vez un momento feliz escuchando una canción o ha pensado en un ser querido que ya no está, mientras contemplaba antiguas fotografías? En esos instantes, se entremezclan sentimientos diversos y complejos que nos llevan a un estado melancólico, que si se instala en nuestro interior puede volverse en nuestra contra y hacernos daño.

Estar tristes porque nos ha ocurrido algo malo es normal, pero la melancolía es algo más que tristeza, es un dolor profundo en lo más íntimo del ser, en la propia alma, que tiene una causa primera a la que se unen otras que acentúan esa primera emoción.

¿Qué es realmente la melancolía?

Inspiración de poetas y artistas, la melancolía se presenta acompañada de cierto halo de romanticismo y es que al igual que la tristeza tiene su lado positivo, la melancolía también, pero nunca lo será si se prolonga en el tiempo.

El concepto de melancolía va unida al recuerdo, está ligado a nuestra memoria. Pensamos en una situación pasada en la que en nuestra vida reinaba la felicidad y la comparamos con nuestro presente. En este momento, pueden ocurrir dos cosas: que estemos bien en nuestra situación actual, en cuyo caso recordamos con nostalgia pero sin amargura, o que pensemos que nuestro pasado fue mucho mejor y que lo que ahora vivimos no merece demasiado la pena. ¡Esa es la melancolía “peligrosa”, la que hace que nos anclemos a algo que ya no podemos tener, haciéndonos sufrir e impidiendo que valoremos todo lo bueno que tenemos a nuestro alrededor.

¿Es la melancolía un sentimiento?

Esta extraña sensación que todos hemos experimentado alguna vez, siempre va unida a la idea de que nos falta algo a lo que ya no tenemos acceso. Echamos de menos nuestra infancia, un amor perdido, un familiar fallecido, aquel viaje en el que fuimos tan felices… puede tratarse solo una respuesta de nuestras emociones a un estímulo concreto. Cualquier situación o detalle hace que recuperemos de nuestro “banco de datos” algo que ya no está. Tenemos, entonces, una “tarde melancólica”, introspectiva, con sensación de vacío y abandono, y en la que, tal vez, nos hagamos más de una pregunta sobre nuestra existencia.

El sentimiento de melancolía no tiene por qué ser malo en sí misma, pero hay que superarlo. Si se prolonga en el tiempo y se convierte en el sentimiento que determina nuestra vida, la depresión anda cerca. Y entonces sí que nos encontraremos ante un sentimiento negativo, porque una cosa es la añoranza, el recuerdo agradable de algo pasado y otra un sentimiento perenne de melancolía que impide avanzar y disfrutar del presente de cada uno. Según las teorías freudianas, la melancolía aparece como sentimiento (que llega a enfermedad) cuando a una persona le resulta imposible hacer el necesario duelo por algo que ha perdido.

¿Si sentimos melancolía somos felices?

La melancolía es un sentimiento tan complejo que puede llevar a engaño. La persona melancólica sufre pero es “feliz” recordando precisamente aquello que le causa dolor. No quiere o no puede dejar de hacerlo y llega a sumergirse en una espiral en la que también aparecen otras emociones tóxicas: baja autoestima, desinterés por el entorno, falta de sentido de la propia existencia… la persona melancólica vuelve una y otra vez a un hecho de su pasado. Es su manera de mantenerlo vivo. Lo hace inconscientemente porque lo considera mejor que su situación actual.

En los casos más graves, las consecuencias de una actitud melancólica afectan a la salud física y a la vida cotidiana. Los trastornos alimenticios o del sueño y una incapacidad respuesta que impide, por ejemplo, relacionarse normalmente con los demás o desarrollar con normalidad la actividad laboral, son algo habitual en las personas atrapadas por la melancolía.

No podemos ser felices si la melancolía se instala en nuestra vida. Con ella, el peligro de caer en una depresión es real y el tratamiento psicológico especializado puede ser aconsejable e incluso imprescindible.

Share this post

Mariola Báez

Mariola Báez

Periodista, redactora especializada en temas de salud, psicología, nutrición, belleza y fitness, con más de 10 años de experiencia escribiendo sobre estos y otros temas.

Comentarios

comentarios