Consejos para darte prioridad a ti mismo

Cuidar de los demás y olvidarte de ti: a veces la prioridad eres tú

A pesar de que pueda parecer contradictorio, dar demasiado, o pararse de altruistas, es un error que muchas personas cometen hoy en día. Siempre oímos lo de que, para cuidar a los demás tú tienes que estar bien, pero no siempre conseguimos aplicarlo. Sobre todo, para algunas mujeres, el cuidar de su pareja y sus hijos, se convierte en tal responsabilidad, que se olvidan de cuidarse ellas mismas, afectando esto a su autoestima de manera inevitable. En psicología se habla del síndrome de Wendy, haciendo alusión al personaje del famoso cuento de Peter Pan. Wendy es una persona que vive por y para los demás. En el cuento, ella cuida de todos, de los niños perdidos, de Peter, e incluso le llega a coser su sombra para que él no la vuelva a perder. Se trata de cosas que hace porque es lo único que conoce para ser feliz. Puede que ver estos ejemplos parezca algo anticuado. Una mujer que vive para los demás y se enamora de alguien que no quiere crecer. Lo cierto es que, se da en muchos casos, y no solo en las mujeres, sino que existen todo tipo de personas que se esconden en sus responsabilidades para no pensar en ellos mismos, descuidándose así por completo.

Consejos para darte prioridad a ti mismo

Ya puede ser por la familia, el trabajo o los amigos, existen personas que viven por y para los demás y se descuidan. Puede que muchos piensen que a ellos les gusta, o es como encuentran la felicidad. Está claro que ayudar a los demás y ser generoso aporta muchos beneficios, pero vivir para los demás sin tenerte en cuenta a ti mismo, puede ser muy perjudicial. 

Es algo tan sencillo como la explicación típica del avión. Si tenemos que usar la mascarilla de oxígeno, debemos ponérnosla nosotros antes de ayudar a los demás, incluso a nuestros hijos, ya que si nos quedamos sin oxígeno, poco podremos hacer por ellos. En la vida pasa igual. Si no nos cuidamos nosotros, si solo nos preocupamos por los demás, acabaremos tan heridos que no podremos cuidar de nadie. En todos los aspectos. Si estás demasiado acostumbrado a mirar por los demás, tanto que te has descuidado a ti mismo, te damos algunos consejos para que tú vuelvas a ser tu prioridad, ¡toma nota!

Busca un tiempo para ti

Muchas personas sienten en algún momento de su vida que ya no saben quienes son. Sucede cuando vives por y para los demás y no encuentras ningún hueco para pensar en ti. No tienes en cuenta tus deseos, tus inquietudes y mucho menos tus sentimientos. Entonces puede que un día te mires y veas a un perfecto desconocido. Para evitar esta situación, te recomendamos que cada día dediques un tiempo para ti. Así que al buscar tiempo para ti, puedes pensar en lo que haces, en qué te gustaría hacer y en cómo conseguirlo. Piensa en las cosas que te hacen feliz y lánzate a por alguna de ellas. Solo así podrás ser tu mismo y cuidar de verdad a los demás.

Aprende a decir no

En una gran cantidad de ocasiones tenemos la extraña sensación de que pensar en nosotros mismos es ser egoístas, cuando no es cierto. La verdad es que, pensar en nuestras necesidades es tan importante como pensar en las del resto. Y es que, si nos pensamos menos importantes podemos llegar a dañar nuestra autoestima. Por ello, saber decir no cuando alguien nos pide un favor es fundamental. Está claro que, en la medida de lo posible, tenemos que cuidar a nuestros seres queridos, pero no cuando supone degradarnos a nosotros mismos. Por eso es fundamental que utilicemos más a menudo la negación.

Rodéate de personas positivas

Otro consejo fundamental para darte prioridad a ti mismo y ser tú la prioridad es rodearte de personas positivas. Cuando estamos muy acostumbrados a dar sin recibir nada a cambio, muchas personas interesadas se harán un hueco en nuestras vidas. Se trata de gente que no te cuida, simplemente quiere aprovecharse de tu personalidad dadora. No te dejes embaucar y ocupa tu tiempo con personas que sumen, con alguien que pueda darte el valor que mereces.

Share this post

Mamen Palanca

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios