Cómo superar el rechazo

¿Te sientes rechazado? Supera así esta herida emocional

No importa si es algo grande o algo pequeño. Si es el amor de tu vida o un chiste que no tiene gracia. El rechazo duele y nos duele a todos. Eso sí, es importante aprender a vivir con el rechazo, ya que, la vida consiste en superarnos y si nos rendimos a la primera de cambio, no podremos crecer ni conseguir aquello que más ansiamos. A lo largo de nuestra vida nos enfrentaremos a distintas emociones, y nuestra actitud es el punto de inflexión cuando nos sentimos mal, especialmente cuando nos sentimos rechazados.

El dolor de sentirse rechazado lo hemos vivido todos. A veces, porque tu trabajo no es reconocido o incluso criticado, otras veces, porque nadie se ha acordado de guardarte sitio en la mesa. Cuando nos rechazan sentimos que no nos aceptan, sin embargo, no tiene por qué ser así, solo que en ese momento las cosas no han salido bien, y es que, en la vida, las cosas no salen siempre bien.

Para muchas personas el rechazo duele intensamente, ya sea por una situación angustiosa que vivieron o a causa de una infancia en la que el niño se sintió abandonado. Sea como sea, es importante que trabajemos y superemos esa sensación de rechazo, ya que, si no lo hacemos, podemos caer en la mala costumbre de no intentar las cosas, por miedo a que nos rechacen y eso no es correcto.

Cómo superar el rechazo

Como todo en la vida tiene solución, superar esa herida emocional que supone sentirnos rechazados también tiene su propio remedio. No es que sea fácil, pero trabajando podemos superar esa sensación de rechazo y dejar atrás todo el daño que conlleva.

Tú primero, ¿la relación que mantienes contigo es sana?


Como hemos dicho el rechazo siempre duele, pero también hemos puntualizado que forma parte de lo normal, por lo que saber que nos va a suceder y lo vamos a tener que superar es normal. A veces, no conseguimos salir de esa espiral de angustia, porque sentimos la necesidad de que todo el mundo nos apruebe. Por eso, lo primero es revisar la relación con nosotros mismos, para ver si escondemos necesidades que tenemos que solucionar.

Aleja las rumiaciones

Una frase o una imagen que supongan rechazo pueden hacernos mucho daño. Pero estar recordándola todo el rato tampoco nos servirá de mucho. Este es el mejor consejo para superar el rechazo, y aunque sea bueno que aprendas de las críticas, estar machacándonos con un comentario que no sirve para nada no traerá nada bueno. Por eso, antes de hacerte más daño, intenta estar entretenido, aléjate de los pensamientos negativos y dedícate a coger fuerzas y seguir luchando, en lugar de lamentarte recordando aquello que te hizo sentir tan mal.

Reflexiona y prioriza

Sentirse ofendido por una mala crítica o por un mal gesto es bastante fácil, sin embargo, a veces es bueno reflexionar y ver si realmente tenemos motivos para sentirnos dolidos o solo es cuestión de ver qué es lo que realmente quería decir la otra persona o qué situación se ha dado. Es importante que aprendamos a reflexionar y ver qué cosas nos sientan mal y si realmente deberían ser cosas que nos afectaran o comentarios hechos con mala idea y sin ningún fundamento.

Un cambio nunca viene mal

A veces vale la pena sentirse rechazado para ver en qué fallamos y cómo podemos solucionarlo. Dicen que de los errores se aprende, y como nadie nace sabiéndolo todo, podemos ver en un error la oportunidad de cambiar y crecer en nuestra vida. Si te ha salido mal un examen, un trabajo, una exposición, no te vengas abajo. Piensa en la forma de plantearlo, en cómo puede ir a mejor y seguro que habrás conseguido algo.

Permítete disfrutar

No hay nada peor en la vida que trabajar y esforzarse sin disfrutar. Deja un lado las exigencias, porque para dejar a un lado el rechazo tienes que permitirte dsfrutar, bajar ese nivel de presión. Aunque las cosas salgan mal de vez en cuando, conseguimos aprender algo nuevo, reírnos, conocernos a nosotros mismos y disfrutar. Así que, mientras estés haciendo algo, intentando cosas, no estarás perdiendo el tiempo. Disfruta y aprende y todo habrá valido la pena.

Share this post

Mamen Palanca

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios