Claves para detectar a una persona soberbia

Personas soberbias: conoce sus características y ponlas a raya

Todos hemos conocido a personas soberbias. No importa si es un jefe, un amigo o el cajero del supermercado al que vas a comprar. Se trata de personas que creen que son mejores que tú, además te lo demuestran constantemente y parece que ponen ímpetu en que te sientas inferior. Es una de las compañías más desagradables que nos podemos encontrar.

Y aunque cada uno puede elegir con quien pasa su tiempo, hay personas a las que no podemos evitar. Por ejemplo, si nuestro compañero de trabajo posee esa soberbia que tan mal nos sienta, no habrá forma de eludirlo, a no ser que cambiemos de empleo. También puede darse el caso de que alguna persona soberbia se encuentre en nuestro ámbito familiar o que no tengamos más remedio que tratar con él en nuestro grupo de amigos. Sea como sea, saber cómo tratar a una persona soberbia te ayudará a dejar de sentirte mal y a que tus sentimientos no se vean afectados por aquello que dice.

3 cosas que debes saber sobre una persona soberbia

Y es que, las personas no nos hacen sentir de determinada manera, sino que somos nosotros los que nos sentimos así. Dicen que solo hace daño el que puede no el que quiere, así que te recomendamos que aprendas a desechar los intentos de las persona soberbias por creerse mejores y hacerte sentir más pequeño.

Son personas débiles, pero no te dejes engañar


La primera de las cosas que debes saber sobre una persona soberbia es que son débiles, tenlo en cuenta. Al encontrarte con personas soberbias, podemos caer en el error de pensar que tienen razón, que siempre se salen con la suya y que son mejores que tú. Lo cierto es que, eso es lo que ellos pretenden que pienses, y ponen toda la carne en el asador para lograr su objetivo. Sin embargo, la soberbia no es una virtud ni les hace más fuertes, todo lo contrario. Las personas soberbias son personas inseguras, por eso necesitan que tú lo seas, para quedar por encima.

Aprender a ver la soberbia como una debilidad en lugar como una amenaza, hará que te sientas mejor. Desde este punto, puedes crecerte y sentir pena por la persona que necesita humillar al otro para conseguir su autoestima. No dejes que nadie te diga lo que eres, pues el hecho de quererte a ti mismo ya es una ventaja que el soberbio no tiene. Y precisamente es lo que te quiere quitar.

Acostumbran a rivalizar, así que no lo hagas

Lo que pretenden las personas soberbias es que compitas con ellas. Convierten cualquier circunstancia de la vida en una competición y harán cualquier cosa para quedar por encima tuyo. No importa si a ti te da igual perder o ganar, ellos conseguirán que hasta la carrera más tonta sea una profunda decepción y te sientas de menos de inmediato. No entres en el juego, no rivalices, no te compares y no compitas con los soberbios. Si caes en el juego de las personas con soberbia corres el riesgo de sufrir problemas de autoestima que posteriormente son complicados de aminorar. La competición está bien si tiene un fin divertido, pero estas propuestas solo pretenden aumentar el ego del soberbio y minar el tuyo. Por eso, si te has de comparar piensa que tú no necesitas ganar para ser feliz, y que eso ya te hace mejor.

No dudan en pisotear, marca tus límites

Cuando nos dejamos pisotear por alguien, el mayor error que cometemos es que no marcamos los límites. Y eso es algo que también nos pasa con personas egoístas. Muchas veces pensamos que lo mejor es dejarlo estar, pasar y no hacer caso, pero aunque pensamos que seamos capaces de esto, vivir con alguien que nos está machacando, termina por mermar nuestro ánimo. No decimos que te enfrentes en una discusión a muerte, pero sí está bien que la persona soberbia sepa que contigo no puede. Plántale cara y explícale cuáles son las situaciones por las que no pasas. De esta forma, aprenderá a respetarte y muy posiblemente deje sus juegos para otras personas.

Share this post

Mamen Palanca

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios