Hablar sobre los propios sentimientos con los demás

La importancia de decir lo que uno siente

Muchas veces nos tragamos nuestro orgullo y nos vemos obligados a callarnos cuando lo que más nos apetece es levantar la voz. En otras ocasiones somos incapaces de expresar los sentimientos que tenemos por alguien, y siempre nos queda ese regusto amargo y ese malestar de no haber dicho lo que sentíamos. Decir lo que uno siente es mucho más importante de lo que parece, no siempre hay que ceñirse a lo que dicta nuestra cabeza sino que expresaremos nuestros sentimientos para dejar constancia de ellos.

Ser asertivo con uno mismo

manifestar los sentimientos a los demás

Antonio Guillem || Shutterstock

De nada nos sirve callarnos nuestros sentimientos para no herir a nuestra pareja, a un amigo o a la familia si nos estamos haciendo daño a nosotros mismos. La primera razón para decir lo que uno siente es que nos hará sentirnos bien, ese sentimiento de libertad te recorrerá todo el cuerpo y verás como desaparece de ti esa losa que te lastraba. Esta sensación de bienestar es especialmente patente cuando hablamos desde lo más profundo de nuestro ser, con respeto, amor y cariño hacia la persona ante la que manifestamos nuestros sentimientos.

Si eres capaz de vencer esos miedos y de decir lo que sientes estarás mostrándote tal y como eres. Al esconder tus pensamientos o tus sentimientos te estás escondiendo a ti mismo, creas una barrera con el resto del mundo que es muy difícil de romper. Sin embargo, al abrir la puerta y dejar salir los sentimientos podrás disfrutar mucho más de ellos, pero también de los gestos y las reacciones de quienes te rodean, esas personas ante las que te has sincerado. Si no lo haces, el resto tendrán una imagen borrosa de ti.

El hecho de que la tratemos con ese respeto y ese cariño hará reforzar los tus vínculos emocionales con esas personas. Al derribar los muros de los que antes hablábamos se crea un nexo entre ambas personas, una intimidad que refuerza la confianza en ambos. Por otra parte, decir lo que uno siente nos ayuda a mejorar nuestras dotes de comunicación, ya que estaremos derribando un muro muy importante; y te permitirá ser más coherente, equilibrando nuestro yo interior con el exterior.

Cómo decir lo que uno siente

Hablar sobre los sentimientos propios a los demás

Antonio Guillem || Shutterstock


Como antes decíamos, la asertividad con uno mismo es la clave para decir lo que uno siente. Es la única forma que tenemos de expresar nuestros auténticos deseos y sentimientos, y el primer paso para ello es ser claros a la hora de expresarnos. De hecho, esta es una de las claves de el éxito de cualquier mensaje en cualquier campo, ser claros. No hay que irse por los cerros de Úbeda a la hora de expresar una cosa, si somos precisos y concisos será más fácil que el destinatario del mensaje lo capte a la primera y de forma clara.

Una estrategia siempre interesante a la hora de decir lo que uno siente sin hacer daño a los demás es dejar al margen los pensamientos o sentimientos negativos, tratar de ignorarlos de forma que sea más fácil expresarnos. Cambiaremos los “no puedo” por el “sí que puedo”, no pensaremos en si los demás se enfadarán por lo que digas, etc. Se trata de pensamientos que no hacen otra cosa que perjudicarte y hacer que la barrera que nos separa de los demás sea más grande,esto es lo que nos impide expresar nuestros sentimientos para ser feliz.

Por último, y aunque pueda parecer una tontería, recuerda que el resto de la gente no puede leer tu mente. Cierto que a veces decimos que no pasa nada cuando nos hemos enfadado o vivimos una situación que nos produce rabia, pero también es verdad que cuanto más lo hagas más retendrás tus sentimientos y peores serán las consecuencias. Si no dices qué te pasa el resto no será capaz de saberlo y eso dificultará tu bienestar y tus relaciones sociales. Sabemos que a veces es difícil encontrar la manera de expresar los sentimientos, pero te aseguramos que si empiezas a decir lo que sientes a menudo te sentirás mucho mejor contigo mismo.

Fuentes consultadas:

  • Segura, M. Arcas, M. (2003) Educar las emociones y los sentimientos. Introducción práctica al complejo mundo de los sentimientos. Narcea Ediciones. Madrid.

Share this post

Pau Sisternas

Pau Sisternas

Graduado en Periodismo y comunicación por la Universitat de València. Postgrado en formación del profesorado de Español como Lengua Extranjera. Periodista, blogger, community manager, apasionado del deporte y atleta en mi tiempo libre. De Valencia, intento vivir de lo que más me gusta escribiendo en blogs. Aficionado a cualquier deporte, adicto a las series, creo que las películas se disfrutan más con palomitas. Aunque suene a tópico, a mi también me gusta leer, viajar y la buena comida.

Comentarios

comentarios