Hábitos para analizar la personalidad de los demás

Así es cómo puedes averiguar la personalidad de los demás

Conocer las personas que están a nuestro alrededor es una factor clave para aumentar nuestra sociabilidad. Averiguar cómo es la personalidad de aquellos con los que convivimos a diario, ya sea nuestra familia, amigos o compañeros de trabajo, será un factor clave para poder relacionarnos de una mejor forma y entender a los demás.

Para saber más de la personalidad de otra ser puede hacer que desarrollemos nuestra empatía. Y es que, ponerse en el lugar del otro no quiere decir que no imaginemos cómo actuaríamos en su lugar, sino que conociendo a esa persona, entendamos por qué actúa así. Se trata de un ejercicio que solo se puede hacer averiguando su personalidad.

La verdad es que muchas veces estamos inmersos en nuestros propias problemas, en nuestras propias historias y nuestros propios miedos que no nos acercamos a ver los de los demás. Haciendo algunos ejercicios y siguiendo algunos consejos podremos saber por qué las personas se comportan cómo se comportan y así, acercarnos a ellas de una forma más acertada. Porque a todos nos gusta que nos entiendan, ¿por qué no intentar entender a los demás?

Una persona no es lo que le pasa

Puede que hayas presenciado un episodio especialmente crítico de alguien. Igual has visto cómo ha perdido los nervios o cómo ha sentido más miedo que en toda su vida. Uno de los errores más frecuentes que realizamos al juzgar a otra persona es confundir personalidad con situación, y es algo que debemos trabajar si queremos averiguar la personalidad de alguien.


Para valorar un comportamiento en función de la situación donde nos encontramos es algo mucho más práctico y más acertado que hacerlo en función de la personalidad del individuo en cuestión. Para comprenderlo piensa en ti mismo. Puede que un día estés más despistado porque tienes un problema y apenas te muestres sociable, pero sabes perfectamente que es por la situación. Si esto pasa con una persona a la que apenas conoces piensas que es tímido o incluso desagradable, nunca te pones a pensar en la situación por la que puede estar pasando.

Por eso, es importante que antes de pensar que una persona es de una determinada manera, tengas en cuenta que la situación es a veces determinante, y que un acto en concreto no define la personalidad de alguien.

No confirmes lo que piensas

A veces vemos un gesto prepotente de alguien y a partir de entonces solo nos fijamos en esos gestos. En psicología se llama sesgo de confirmación y lo utilizamos frecuente e inconscientemente. Y es que, en cuanto pensamos que alguien es de determinada manera no paramos de ver gestos que lo confirman, sin embargo, si queremos averiguar la personalidad de los demás de un modo efectivo, deberemos ir más allá y ver más que nuestros propios pensamientos o juicios.

Si lo piensas todos tenemos características similares, todos sentimos envidia, celos, pasión o asco. Si nos fijamos solo en una de estas emociones seguro que encontramos una gran multitud de ejemplos en todos los casos, pero si queremos saber realmente cómo es alguien, tendremos que esforzarnos en ver más allá.

Atribuir una característica al total

También se conoce como efecto halo, y por muy extraña que nos pueda parecer, es algo que ocurre con frecuencia y que nos sucede a todos. Uno de los ejemplos más significativos es aquel que habla del aspecto físico de alguien, y es que, si una persona es atractiva solemos acercarnos más a ella. Si lees esto puedes estar pensando que tú no eres tan superficial, pero lo cierto es que todos lo hacemos. Tendemos a pensar que los más guapos son lo más todo, los más simpáticos o lo más listos. Es una forma inconsciente de actuar de la que tenemos que ser conscientes, para averiguar de una forma más efectiva la personalidad de los demás.

Share this post

Mamen Palanca

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios