Rasgos de las personas altruistas

7 rasgos característicos de las personas altruistas

Todos conocemos a diferentes tipos de personas, personas que se acercan más a lo que conocemos como lo bueno o lo mano. Conocemos también a otras personas más simpáticas, más egoístas o personas más manipuladoras y así un largo etcétera. La verdad es que, tristemente, nos paramos a pensar más en la gente que nos hace daño que en la gente que nos ayuda. Y pararse a pensar en las personas altruistas, es algo que todos deberíamos hacer.

Las características más deseadas de la personalidad altruista al detalle

La principal característica de una personalidad altruista es que anteponen las necesidades de los demás a las suyas. No quieren una recompensa, sino que encuentran en ayudar a los demás, la forma de ser totalmente felices y alcanzar la paz consigo mismos. Y aunque se tienen menos en cuenta de lo que deberíamos, todos deseamos tener un altruista en nuestra vida, ¿o no? A continuación vamos a comprobar cuáles son los rasgos que definen a las personas altruistas uno por uno.

Los detalles

Una de las características más sobresalientes de las personas altruistas radica en los detalles. Y es que, a pesar de que cualquiera puede ayudarte en un momento dado, verás que la persona altruista se fija en lo que necesitas, incluso cuando nadie se ha dado cuenta. Ellos saben que la felicidad está en las pequeñas cosas, porque una persona altruista estará ahí para cuidarte, por lo que los detalles son su especialidad.

La empatía

Te entienden, se ponen en tu lugar, sufren y ríen contigo. Las personas altruistas tienen la empatía muy desarrollada, por lo que no les será difícil ponerse en tus zapatos. Son personas con las que puedes hablar cuando tienes un problema, ya que siempre entienden cómo te sientes y te acompañan mejor que nadie en el proceso. Como siempre, la empatía es algo que todos deberíamos aprender de estas personas, porque de ser así, seguro que muchas cosas cambiarían.

Te dedican su tiempo

En los tiempos que corren, donde nadie tiene tiempo para nada, es complicado que alguien ceda su tiempo en favor del tuyo. Sin embargo, los altruistas te dan ese preciado obsequio. Y es que, hoy regalar tiempo, vale casi más que regalar dinero. Si necesitas pasar tiempo con un amigo o que te haga un favor, la persona altruista no dudará en complacerte. Y es que, dedicar tiempo a los demás, es una de sus virtudes, y también una de las formas de aumentar su autoestima y en definitiva, para sentirse mejor.

No esperan nada a cambio

Las personas altruistas no esperan que su generosidad se pague con nada material, ni siquiera con reconocimiento. Si bien es cierto que los agradecimientos les agradan y serán necesarios, las personas altruistas realizan este tipo de actos en beneficio propio. Es decir, que de realizarlos sacan motivación y la satisfacción que necesitan.

Son pacíficos

No suele ser habitual ver a una persona altruista metida en una pelea o en un conflicto. Y es que, lejos de perder los nervios a menudo, es frecuente que las personas altruistas sean las que intentan poner paz en medio de cualquier disputa. Esto no quiere decir que no defiendan sus intereses o puedan perder los nervios en un momento dado, pero sí que es cierto, que son más pacíficos que guerreros.

Felicidad

Otra de los rasgos que más determinan la personalidad altruista es que suelen tener un índice de bienestar más elevado que cualquier otra persona. Y es que, ayudar los demás reporta ciertos beneficios que están más que comprobados. Por eso, una de las recomendaciones que se da a personas que pasan por un mal momento es realizar algún tipo de voluntariado. Ayudar a los demás nos hace sentirnos mejor con nosotros mismos, con más confianza en nosotros mismos, más soltura

El medio ambiente

Y aunque no tiene por qué ser una regla exacta, lo cierto es que las personas altruistas suelen ser personas comprometidas, y por eso, suelen tener en cuenta el medio ambiente.

Se trata de gente que sabe que la vida depende de cómo tratemos al planeta, y cómo no, valora la vida y por supuesto, valora y cuida el planeta. Esta es sin duda una gran razón por la que aprender a ser una persona altruista y vivir con esta inmensa paz.

Share this post

Mamen Palanca

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios