Síndromes de autoestima baja

7 cosas que debes saber sobre el síndrome eco

A día de hoy, son muchas las personas que tienen al lado a una figura narcisista que les influye hasta tal punto, que dejan de atenderse emocionalmente a sí mismas y vuelcan toda su atención hacia los demás.

Existen muchos tipos de personas: optimistas, pesimistas, realistas, extrovertidas, introvertidas, inteligentes, ignorantes, dualistas...Y también existe una tipología de personalidad que cada vez está más extendida entre la población: la persona narcisista. Por ello, hoy nos detendremos en el síndrome eco de nuestra personalidad y su correspondiente impacto en la autoestima. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es el síndrome eco?

Antes que nada, los narcisistas son aquellos que tienen una personalidad patológica que se define, principalmente, por el egocentrismo y la manipulación de los demás. Las víctimas de las personas narcisistas suelen caer en sus redes con facilidad y, uno de los primeros signos que muestran, es que dejan de atenderse emocionalmente a sí mismas, para prestar toda su atención a la persona narcisista que les manipula y esto es una de las principales causas que nos producen una baja autoestima.

El síndrome eco o ecoismo es un término muy moderno acuñado desde el ámbito de la psicología, que se refiere al trastorno psicológico que sufren las personas que viven presionadas o condicionadas por una figura narcisista.  Las personas que padecen el síndrome eco son sensibles desde el punto de vista emocional y también muestran todo su afecto a las personas que les rodean. Sin embargo, estas personas se muestran muy incómodas cuando sienten que son el centro de atención.

Principales signos del síndrome de eco

Una persona que padece el síndrome eco está totalmente absorbida por una figura narcisista próxima a ella. Por ello, los ecoistas temen expresar sus necesidades porque, por encima de todo, priorizan las necesidades de los demás y aquí sucede algo que no nos podemos permitir: nos dejamos de lado, completamente.  Entre las principales características que presentan las personas con síndrome eco, destacan:

1. Pasivos ante la vida

Las personas con síndrome eco muestran un perfil pasivo ante la vida, son muy poco asertivos con aquello que les rodea, y se dejan llevar por la presión de un entorno dominado por el narcisismo.

2. Baja autoestima

Al tener bastante limitada su propia identidad, a consecuencia de que sólo miran por los demás, las personas con síndrome eco tienen también una baja autoestima.

3. Empatía

Una persona con síndrome eco está muy acostumbrada a escuchar a los demás, algo que le convierte en una persona muy empática. Sin embargo, hay que destacar, que cuando se trata de expresar sus propias emociones y sentimientos, este tipo de personas no se sienten cómodas ante esta situación.

4. Dificultad para reconocer sus propios logros

Las personas con síndrome eco no quieren reconocer sus propios logros, y acostumbran a alabar los logros de los demás. Asimismo, este tipo de personas no son capaces de tomar sus propias iniciativas porque piensan que haciéndolo, molestan a los demás. Por ello, suelen estar más que acostumbradas a aparcar sus propios proyectos y a declinar sus deseos.

5. Son conscientes de lo que les ocurre

A diferencia de otras patologías o trastornos de la personalidad, las personas con síndrome eco saben perfectamente lo que les ocurre y son plenamente conscientes de su realidad. El reconocer su realidad les lleva a tener grandes luchas internas con su subconsciente con la finalidad de imponerse, aunque no siempre consiguen su objetivo.

6. Relaciones con narcisistas

Como decíamos al principio, el origen del síndrome de eco está en una relación cercana o muy estrecha con una persona narcisista. Y es que los ecoistas suelen tener tendencia a mantener relaciones afectivas con personas narcisistas. En este tipo de relaciones, la persona que sufre síndrome de eco es la encargada de nutrir la relación de pareja con el narcisista por lo que, en consecuencia, el ecoista no consigue la satisfacción cuando comparte su vida con parejas de este tipo.

Fuentes consultadas:

  • Jauregui Balenciaga, I. (): "Ecoísmo | Una forma de narcisismo poco explorado".

Share this post

Comentarios

comentarios