Rasgos de la personalidad dependiente

Con una baja autoestima, así son las personas dependientes

Jorge Castelló establecía en sus estudios sobre la dependencia emocional que este fenómeno responde a la necesidad afectiva extrema que una persona siente hacia otra a lo largo de sus diferentes relaciones de parejaEn este hilo es en que se mueven las personas dependientes, aquellas personas que se mueven en cierta necesidad afectiva  de carácter extremo.

En este sentido, este mismo autor habla de ciertos conceptos que vienen relacionados a una situación de dependencia emocional, un tipo de personalidad que viene ligado a otras realidades como la personalidad autodestructiva, la sociotropía y el apego ansioso. Otro aspecto ligado a este rasgo de la personalidad es la autoestima baja en la medida que esta necesidad refleja una carencia a nivel emocional. 

La personalidad dependiente y los problemas de autoestima

Cuando una persona supedita su felicidad a la de otra persona, corre el riesgo de padecer un sufrimiento innecesario y totalmente evitable. Y es que, ese apego insano y obsesivo que experimentan algunas personas hacia otras, suele traer consigo el cansancio emocional y también afecta de manera negativa sobre la autoestima.

Las personas que son emocionalmente dependientes en su pareja tienden a desvalorizarse, y su interior está marcado por la pasividad y la sumisión hacia los demás. Se trata de personas que suelen confundir el amor con el apego, y crean vínculos afectivos faltos de reciprocidad. La necesidad de afecto que tiene todo ser humano, se transforma en dependencia emocional, en el momento en el que una persona despliega una conducta patológica y desproporcionada para conseguir el afecto de otra persona.

La baja autoestima es la causa más común de la dependencia emocional

Se trata de la causa más común de la dependencia emocional, debido a que las personas que tienen baja autoestima tienden a desvalorizarse constantemente. Son personas tan críticas consigo mismas que llegan, incluso, a sentirse inferiores a los demás, o culpables por el menosprecio que puedan recibir por parte de otras personas.

Además, las personas que sienten angustia ante el hecho de tener que vivir solas, suelen ser personas emocionalmente dependientes. Como para ellos la soledad no tiene lugar en su vida, necesitan vivir acompañados en todo momento. Otra de las causas que pueden dar lugar a la dependencia emocional es ver la vida desde el prisma de la negatividad. Las personas que mantienen un estado de ánimo negativo de forma permanente, son más susceptibles a caer en las redes de la dependencia emocional.


Lo que pueden llegar a compartir la personalidad dependiente

En la mayor parte de las relaciones, la influencia que una persona tiene sobre la otra es limitada. Sin embargo, como hemos visto, hay personas más propensas a desarrollar vínculos emocionales de dependencia hacia otros. Algunas de las principales características que definen a las personas emocionalmente dependientes, son:

Cuando nos obsesionamos con algo

Las personas dependientes necesitan el acceso constante a la persona de la que dependen, a su pareja, y sienten una necesidad excesiva de estar en contacto con ella. Este comportamiento les hace caer en las redes de la obsesión.

Cuando nos aferramos a las personas

Para los dependientes, la pareja está por encima de cualquier otra cosa en la vida. Por ello, este aferramiento a la pareja se convierte en auténtica sumisión. Las personas dependientes no se plantean la posibilidad de que su relación pueda terminar. Por ello, no consiguen ser felices si no es a través de la otra persona y buscan el vínculo contante con su pareja.

Cómo superar la dependencia emocional

Cuando nos acostumbramos a idealizar

Cuando un dependiente emocional se fija en otra persona, lo más normal es que la haya idealizado previamente, es decir, que desde el principio haya visto a la otra persona por como alguien muy superior. Y es que, debido a su baja autoestima, los dependientes emocionales experimentan la sensación de estar siempre con alguien más importante que ellos.

Fuentes consultadas:

  • Blasco, C., & DEL CONCEPTO, J. A. (2005). Dependencia emocional. In I Congreso Virtual de Psiquiatría 1 de Febrero-15 de Marzo 2000 [citado:*]; Conferencia 6-CI-A:[52 pantallas]. Disponible en: http://www. psiquiatria. com/congreso/mesas/mesa6/conferencias/6_ci_a. htm.
  • Castelló, J. (2000). Análisis del concepto dependencia emocional. In I Congreso Virtual de Psiquiatría (Vol. 5, No. 8).

Share this post

Carolina Ferreiro

Carolina Ferreiro

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Máster en Relaciones Internacionales por la Universidad Complutense de Madrid. Mi vocación es contar noticias y transmitir información útil y relevante para los demás. Escribo noticias relacionadas en medios de referencia relacionados con el empleo, cursos, orientación académica, y actualidad educativa. En el día a día disfruto con todos los temas que están relacionados con la maternidad (feliz mamá de dos hijos), la infancia y la familia. Asimismo, me interesan mucho todos los asuntos que atañen a la nuestra psicología, salud y nuestra alimentación.

Comentarios

comentarios