Pasos para cambiar tu personalidad

¿Es cierto que la personalidad y el carácter de una persona pueden cambiar?

El tan recurrido “yo soy así y no puedo cambiar” está en entredicho, porque aunque durante décadas la Psicología ha defendido que nuestra forma de ser era algo inmutable, cada vez son más expertos que aseguran que, aunque no es fácil, sí podemos cambiar la personalidad.

Es un tema complejo porque el concepto de personalidad es muy amplio y abarca desde nuestro carácter y temperamento, hasta nuestras más profundas convicciones respecto a la vida misma.

Todos estamos de acuerdo en que las personas cambian. Basta echar la vista atrás para reconocer que no pensamos ni actuamos igual con 20 años que con 40, pero la pregunta de fondo es si hemos cambiado nuestra personalidad o simplemente nos hemos adaptado a nuevas circunstancias.

¿Se puede cambiar la personalidad? ¿es posible que una persona cambie de carácter?Hay teorías para todos los gustos pero en la actualidad, la mayoría de los psicólogos coincide en que, aunque hay algo innato en nosotros realmente difícil de cambiar, las experiencias, los estímulos externos que vamos recibiendo a medida que crecemos, nuestros hábitos, las alegrías y los fracasos que vamos experimentando, forjan la personalidad poco a poco.

¿Podemos cambiar nuestra personalidad y lo que no nos gusta de nosotros mismos?

Todos tenemos rasgos buenos y otros no tan buenos. Ser conscientes de aquello que no resulta positivo en nosotros es el primer paso para intentar cambiarlo. Ta vez nos demos cuenta de nuestro egoísmo o narcisismo o de nuestra tendencia al enfado fácil, o de que tratamos de manera inadecuada a alguien que no se lo merece.

Cómo es la autoestima de las personas narcisistas

baranq || Shutterstock


Nuestro carácter marca en gran medida nuestras reacciones y actitudes, pero si realmente existe un deseo de cambio, los rasgos de nuestra personalidad que nos provocan infelicidad se pueden modificar. El camino para lograr esa transformación es largo y nada sencillo, pero es posible con tiempo y esfuerzo. Si deseas saber cómo cambiar de personalidad o moldear tu carácter los puntos fuertes en los que ese cambio debe basarse son:

Deseo real de cambio

Nuestra forma de ser es algo tan profundamente arraigado en nosotros mismos, que solo una decisión personal, meditada y consciente, y un intenso deseo real de cambio puede lograrlo. Lo primero es identificar ese rasgo que no nos gusta porque nos hace infelices y lo segundo, tomar la firme decisión de modificarlo, después únicamente debes ser la mejor versión de ti mismo para realzar tus rasgos más positivos.

Darse un tiempo

Querer cambiar de un día para otro, solo nos provocará frustración al reprimir las emociones e infelicidad. Moldear la propia personalidad, limando lo que no queremos que forme parte de ella, lleva tiempo y se logra a base de pequeños triunfos. Es un ejercicio que requiere un esfuerzo importante de introspección, desarrollo personal y mucha práctica. Por ejemplo, si tendemos a la ira, cada vez que surja una situación que la provoque, deberemos pararnos a pensar antes de actuar, aprender de los errores, para identificar esa emoción, decidir "aislarla" y controlarla, de manera que nuestra reacción no responda a nuestro primer impulso. Solo a base de esos pequeños ejercicios conseguiremos el cambio deseado.

Disculparse de con los demás de forma sicnera

pathdoc || Shutterstock

Disfrutar de lo logrado

La personalidad se moldea y ese duro proceso de cambio debe reportarnos una gran satisfacción. Siguiendo con el ejemplo anterior, si logro controlar mi ira, me siento bien porque he evitado, tal vez, un grave conflicto del que probablemente me arrepentiré. Ese bienestar interior, refuerza mi decisión de continuar moldeando ese rasgo de mi personalidad que tantas emociones negativas me provoca (sentimiento de culpa, baja autoestima..)

Ayuda profesional

En ocasiones, un rasgo negativo de la personalidad tiene su origen en alguna experiencia traumática no superada. Alguien rencoroso puede serlo porque algo muy concreto lo ha provocado. Su propio rencor le hace infeliz y puede necesitar ayuda psicológica para, primero superar ese hecho traumático y luego continuar trabajando duro por cambiar su propia personalidad.

Como ves, aunque nacemos con una determinada forma de ser, es posible cambiar de personalidad en ciertos aspectos, dado que nuestra personalidad se forja con las experiencias vividas. En realidad, nuestro carácter está en constante formación y cambio. No es algo inamovible y, en gran medida, depende de nosotros mismos moldearlo con el objetivo claro de alcanzar la propia felicidad.

Share this post

Mariola Baez

Periodista, redactora especializada en temas de salud, psicología, nutrición, belleza y fitness, con más de 10 años de experiencia escribiendo sobre estos y otros temas. Mis aficiones son viajar a lugares donde el mar esté cerca y disfrutar, siempre que pueda, de la compañía de seres de cuatro patas, preferentemente perros y gatos.

Comentarios

comentarios