Rasgos de las personas inmaduras

Los comportamientos que evidencian la personalidad inmadura

Los niños y en ocasiones también, los no tan niños, solemos mostrar una personalidad inmadura, entendida ésta, como una personalidad cuyos comportamientos muestran reacciones similares a las que podíamos presentar durante nuestra infancia. No obstante, cuando hablamos de una persona que se mueve por estos rasgos de comportamiento, no solamente hablamos de mostrar comportamientos propios de la infancia, sino también de aspectos más espirituales a nivel interno como podría ser el la falta de conocimiento propio o la impulsividad.

Una de las principales características del desarrollo humano se produce cuando dejamos de lado nuestros comportamientos infantiles y, poco a poco, entramos en la etapa de madurez. De este modo, los seres humanos vamos evolucionando hasta adaptar nuestra personalidad a la etapa adulta, dotándola así de una mayor madurez a nivel emocional.

Al mismo tiempo, la inmadurez es el término que hace referencia a la incapacidad de hacer frente a situaciones estresantes, propias del mundo adulto. Por ello, las personas inmaduras, suelen ser individuos excesivamente emocionales que se ven fácilmente desbordados ante cualquier situación que les ponga al límite.

Principales comportamientos de la personalidad inmadura

Para poder hablar la de personalidad inmadura o identificar si uno mismo es inmaduro o no, es necesario conocer a fondo los principales comportamientos que evidencian este tipo de personalidad:

1. Dificultades para el cambio

Una de las principales características que definen a las personas inmaduras es su tremenda dificultad para adaptarse a los cambios naturales que se producen en sus vidas. ¿Y esto a qué es debido? Pues a que las personas inmaduras no han podido adquirir las habilidades necesarias para enfrentarse a los cambios, manejar situaciones nuevas o para hacer frente a los problemas. Indirectamente, una consecuencia de este patrón de comportamiento es la irresponsabilidad de los actos que se cometen.

2. ¿Personas comprometidas?


A menudo como consecuencia de la irresponsabilidad, a la hora de sus compromisos, tanto personales como laborales o profesionales, las personas que son inmaduras tienen dificultades a la hora de mostrar su lealtad al compromiso. Cuestiones como la toma de una decisión son muy importantes para saber más sobre este tipo de personalidad.

3. Impulsividad

El 'lo quiero, y lo quiero ya' es uno de los rasgos que mejor definen a las personas inmaduras. Y es que este tipo de personalidad, al igual que ocurre con los niños, no llega a comprender que todos los objetivos que nos marcamos en la vida, requieren de tiempo y de esfuerzo, es decir, que las cosas que no consiguen en el mismo momento en el que comenzamos a desearlas. Esto impide ver el presente con claridad.

4. Personalidad poco definida

Otro de los rasgos que presentan las personas inmaduras es el de tener una personalidad poco definida, en definitiva, un profundo desconocimiento de sí mismos. Y es que los individuos inmaduros no poseen la capacidad de auto-observación, de valoración de sus propias conductas, ni de reflexión introspectiva. Por ello, lo más frecuente que es las personas inmaduras se dejen llevar por la personalidad de los demás, como principal consecuencia de no tener una personalidad claramente definida, con objetivos propios en la vida.

Fuentes consultadas:

  • Rojas, E. (1990). Indicadores de la madurez de la personalidad.

Share this post

Carolina Ferreiro

Carolina Ferreiro

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Máster en Relaciones Internacionales por la Universidad Complutense de Madrid. Mi vocación es contar noticias y transmitir información útil y relevante para los demás. Escribo noticias relacionadas en medios de referencia relacionados con el empleo, cursos, orientación académica, y actualidad educativa. En el día a día disfruto con todos los temas que están relacionados con la maternidad (feliz mamá de dos hijos), la infancia y la familia. Asimismo, me interesan mucho todos los asuntos que atañen a la nuestra psicología, salud y nuestra alimentación.

Comentarios

comentarios