Qué ventajas tiene aburrirse

7 características de la personalidad aburrida

Decía el ilustre filósofo Voltaire allá por el siglo XVIII, que:

 “El secreto de aburrir a la gente consiste en decirlo todo.”

Aunque no todas las personas nos divierten de la misma forma, sin embargo, hay personas que tienen una tendencia a ser más aburridas en cuanto a sus relaciones sociales, porque su carácter, personalidad o forma de ser es de este modo. Descubrimos cuáles son las principales características que definen la personalidad aburrida.

¿Cómo son las personas aburridas?

Desde hace décadas la Psicología estudia las principales características de la personalidad aburrida, tratando de entender por qué estás personas son así, y cuáles son los pasos que hay que seguir para resultar una persona más amena y entretenida.

Fruto de estas investigaciones, en el año 1980, Mark Leary, profesor de Psicología y Neurociencia en la Universidad de Duke, llevó a cabo una interesante investigación sobre las cosas que aburren a una persona cuando escucha a otra. Tras este estudio se concluyó que, a la hora de no aburrir a una persona, es tan importante el hecho de cuidar la forma en la que se cuentan las cosas, así como el contenido de lo que se dice. Además, este estudio resultó muy novedoso porque a través de él se definieron los principales rasgos de las personas aburridas:

Banales

Según este estudio, las personas que siempre hablan de temas banales resultan aburridas a los demás. Según Mark Leary, entendemos por banalidad el hecho de hablar siempre de temas triviales o demasiado superficiales, incluso, el hecho de contar siempre las mismas historias entraría dentro de la banalidad que caracteriza a una persona aburrida.

Pasivas


Las personas aburridas se caracterizan también por su gusto por la pasividad, o lo que es lo mismo, por cerrar la boca y no mostrar su opinión cuando comparten una conversación con otras personas. Sin embargo, las personas aburridas cuando se animan a intervenir en una conversación, suelen recurrir a respuestas muy predecibles, incluso, vuelven a trasmitir frases o ideas que ya ha dicho el resto del grupo. No obstante, se considera que encontrarse en una situación de aburrimiento puede ser beneficioso para conocerse mejor a uno mismo. Es una situación o un "mood" muy particular e íntimo.

Preocupadas siempre por sí mismas

La autopreocupación excesiva es otra de las características que mejor definen la personalidad aburrida. En ocasiones puede darse cierta obsesión por hablar sólo de uno mismo y de los temas que realmente preocupan desde un punto de vista subjetivo, sin caer en la cuenta de si estos temas son interesantes o no para el resto de la gente. El resultado de una excesiva preocupación por uno mismo y de intentar ser siempre el centro de atención, es una conversación aburrida y soporífera para quien está escuchando, aunque ese no sea el propósito de uno mismo.

Excesivamente negativas

Las personas aburridas tienden a caer en la negatividad por sistema, así como en la queja. El hecho de ser una persona muy negativa implica el aburrir al resto del mundo, ya cuando una persona es conocida por ser una persona negativa, esto no suele ser muy bien aceptado para las personas de su entorno.

Acabar con la negatividad

HBRH || Shutterstock

Poco expresivas, poco afectivas

Una persona que toma siempre distancia con todo lo que le rodea, es decir, poco afectiva con su entorno, suele también resultar una persona aburrida para los demás. Y es que las personas con escasa afectividad suelen emplear un tono monótono, suelen también mostrar poco entusiasmo, y en general, son personas poco expresivas cuando dicen algo.

¿Demasiado serias?

Las personas que siempre conservan una actitud demasiado seria con todo lo que les rodea o cuando interactúan con los demás, suelen resultar personas poco empáticas y aburridas de cara al resto.

Bibliografía [+]
  • Leary, M. R., Rogers, P. A., Canfield, R. W., & Coe, C. (1986). Boredom in interpersonal encounters: Antecedents and social implications. Journal of Personality and Social Psychology, 51(5), 968.

Share this post

Carolina Ferreiro

Carolina Ferreiro

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Máster en Relaciones Internacionales por la Universidad Complutense de Madrid. Mi vocación es contar noticias y transmitir información útil y relevante para los demás. Escribo noticias relacionadas en medios de referencia relacionados con el empleo, cursos, orientación académica, y actualidad educativa. En el día a día disfruto con todos los temas que están relacionados con la maternidad (feliz mamá de dos hijos), la infancia y la familia. Asimismo, me interesan mucho todos los asuntos que atañen a la nuestra psicología, salud y nuestra alimentación.

Comentarios

comentarios