Qué ventajas tiene aburrirse

Aburrirse tiene sus beneficios y cuando los conozcas te sorprenderán

A nadie le gusta estar aburrido, se trata de un estado de hastío que a veces lleva a la apatía o incluso a sentirnos algo tristes. Por otra parte, aburrirse se relaciona con las personas vagas y sin embargo, no puede ser algo más contrario. Y es que, una persona se aburre cuando no sabe que hacer, y la sensación no es buena, pero la búsqueda de querer hacer algo es más que suficiente para considerar que estar aburrido también tiene sus beneficios y casi ninguno de nosotros los imagina.

6 cosas que demuestran que aburrirse es bueno para la salud

Puede que estés leyendo esto precisamente porque estés aburrido, o porque quieres encontrar la parte buena de una mala sensación o emoción. El caso es que, si quieres conocer las ventajas de sentirte aburrido te recomendamos que sigas leyendo y que puedas comprobar por ti mismo el lado positivo de este estado para tu desarrollo personal, hasta despertar cosas que no creías que serías capaz de hacer.

El aburrimiento hace que tu creatividad se desarrolle

Aburrirse es un rollo, y valga la redundancia, también nos hace pensar nuevas formas de no aburrirnos. Muchas personas son capaces de crear obras de arte de una tarde de aburrimiento, y es que, nada mejor como tener tiempo muerto para comenzar a desarrollar la imaginación, de ser más creativos y encontrar las mejores formas de matar el tiempo.

Cuando estamos aburridos soñamos despiertos


Y si hay quien afirma que soñar no es demasiado bueno, lo cierto es que lejos de estar siempre en las nubes, a veces, acercarse a ellas y a nuestros sueños es de lo más beneficioso. Por eso, cuando nos aburrimos pensamos en cosas que nos gustaría hacer o descubrimos nuevas formas de pensar que desconocíamos. Puede que uno de los proyectos más importantes de tu vida nazca de la investigación en uno de esos ratos en los que estás más aburrido.

Nos conocemos mejor

Si estar solo y pensar en nuestras cosas ayuda al autonocimiento, que mejor que hacerlo cuando no tenemos nada mejor que hacer. Y es que, cuando estamos aburridos tendemos a pensar en nuestras cosas, a darle vueltas a situaciones que nos han pasado y ver cómo hemos reaccionado o cómo hemos gestionado lo que sentimos. Es así cómo entendemos quienes somos y aprendemos más sobre nosotros mismos, uno de los mayores beneficios del aburrimiento que puede hacernos reflexionar como nunca antes lo habíamos hecho.

Oxigena nuestro cerebro

Si hay un gesto que manifiesta nuestro aburrimiento son los bostezos. Se trata de algo que hacemos solo cuando estamos aburridos o cuando tenemos sueño, y resulta que, según los expertos, es un gesto de lo más positivo. El caso es que, al bostezar estamos permitiendo que nuestro cerebro se oxigene y facilitamos la entrada de aire fresco, por eso, se trata de una excelente consecuencia que proviene del aburrimiento y que irónicamente nos proporciona más energía para afrontar lo que viene.

Nos ayuda a descansar

Llegas del trabajo después de una larga jornada laboral y resulta que no sabes qué hacer. Resulta que llevas todo el día esperando el momento de salir del trabajo, y ahora que no trabajas no sabes en qué vas a ocupar tu tiempo. Puede que tengas algún plan pero estás tan cansado que no sabes si vas a poder estar a la altura pero tampoco quieres aburrirte en casa. Pues no te lo pienses, puede que el aburrimiento te ayude a descansar y que sea tu mejor amigo en este momento.

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios