Definición de meditación

Descubre qué es la meditación, un acercamiento al diálogo interior

Vivimos en una sociedad acelerada y estresada, una sociedad atrapada por el trabajo, la familia, la casa, las prisas, los horarios y la hipoteca. Buscamos el carril rápido, hacer las cosas en el menor tiempo posible, pero resulta muy difícil hacer todas estas cosas de manera simultánea y mantener cierta estabilidad. Es por esto que muchas personas han empezado a apostar por la meditación. Y es que meditar supone una técnica muy positiva para combatir el estrés. Pero, ¿qué es la meditación en realidad? ¿En qué consiste meditar exactamente?

El concepto de meditación como terapia para encontrar la paz interior

En pleno siglo XXI la meditación ha logrado hacerse hueco en la sociedad y es indudable que fomenta numerosos beneficios. Podemos definir la meditación de una forma muy sencilla, como un ejercicio de concentración y de atención. El objetivo de la meditación no es otro que relajarse hasta liberar la conciencia y encontrar la paz interior, reduciendo así los niveles de estrés y modificando las emociones de las personas.


La meditación es una práctica milenaria vivida por religiones como el Budismo, el Judaísmo o el Islam que tienen a la meditación como uno de los pilares fundamentales y no olvidan el valor de la meditar en su día a día.. Pilates o yoga, son algunas de las terapias que forman parte de tradiciones religiosas, culturales, espirituales y sociales. Se caracterizan por utilizar medios naturales que conduzcan al ser humano a encontrarse a sí mismo, eliminando los problemas tanto físicos como mentales que estén alterando su estado de conciencia. Cabe destacar que existen muchos beneficios que aporta la meditación y el resto de terapias mencionadas, como reducir los niveles de estrés, terminar con la ansiedad y la depresión.

Significado de meditar

El significado de meditar en la escuela

En la actualidad, son muchos los colegios que han cambiado los castigos por la meditación, con el fin de mejorar sus niveles académicos y mejorar su capacidad de concentración y reducir los niveles de estrés, unos cambios que hasta el momento parece que estén funcionando.

La práctica de la meditación no es sencilla, necesita constancia y dedicación diaria. Nuestra mente no está acostumbrada a prestar tanta atención a una técnica como podría ser la respiración. La meditación nos invita mediante técnicas de respiración a cambiar la percepción de cómo vemos las cosas y a enfocarnos en cosas a las que no solemos prestar atención. Puedes meditar en casa, antes de dormir o meditar escuchando música, pero la principal herramienta que tenemos que cumplir para lograr el estado de relajación es una buena respiración. La clave para llegar a un estado de calma es cumplir las técnicas de meditación y así gestionar nuestras emociones.

Share this post

Isabel Bernat

Isabel Bernat

Graduada en Periodismo por la Universitat Jaume I de Castellón, colaborando como redactora de contenidos en Refugiodelalma.

Comentarios

comentarios