Clasificación de las prácticas de meditación

9 tipos de meditación y sus efectos en la mente humana

La meditación es una práctica milenaria que está en auge en los países occidentales desde hace unas décadas y son muchas las personas que deciden iniciarse en la práctica meditativa. Para entender mejor qué tipo de meditación elegir te mostramos los tipos de meditación que existen y los efectos que tienen en la mente humana.

Meditación Budista

La meditación Budista es la conocida como la meditación que engloba todo, la más completa. La mente debe estar centrada en el presente, en el aquí y ahora, sin pensar en lo que vendrá ni en lo que ya ha pasado. Esta meditación, que proviene de Buda, se basa en centrarse en la respiración.

Meditación Chakra

Este tipo de meditación trabaja con chakras, que son centros principales de energía que tenemos en el cuerpo y se visualizan como espirales de energía vértices. En todo nuestro cuerpo tenemos muchos, pero son 7 los chakras más importantes. En la meditación Chakra se utiliza el sonido y técnicas de visualización, ya que los chakras recargan la energía que ellos desprenden.

Meditación Vipassana

La técnica de la meditación Vipassana es una de las más antiguas de la India y significa ver las cosas como realmente son. Este tipo de meditación se ha incorporado en Occidente gracias al Mindfulness y consiste en observar tu propia mente para poder llegar a un estado de relajación y controlar lo que sucede en ella. Para ello es necesario seguir una buena respiración, conectando el aire que entra y sale a través de la nariz.

Meditación Mantra

Los cánticos de sonidos sagrados son una buena opción para enfocar la mente y sus efectos en la mente son muy poderosos. Este tipo de meditación hace que la mente se mantenga ocupada mientras respiras. La meditación Mantra es muy poderosa por conseguir que la mente llegue a un estado de calma y de consciencia pura.

Meditación Zazen

La meditación Zazen, también conocida como meditación Zen, significa meditación sentada. En su práctica meditativa las personas deben centrarse en la respiración y en observar los pensamientos y experiencias que aparecen en su mente. Este tipo de meditación se asemeja a la meditación Vipassana, aunque la diferencia está en la respiración. Mientras la Vipassana centra su respiración a través de la nariz, la Zen la centra en el vientre.

Meditación Kabbalah

Este tipo de meditación es utilizada para acercar a Dios y una de las formas de realizarse es visualizando el nombre de Dios. Puede realizarse también inhalando y exhalando mientras repites el sonido ‘ammmmmm’.

Meditación Trascendental

La práctica de la meditación Trascendental está basada en la repetición de mantras sagrados para ayudar a calmar la mente. Se recomienda practicarla dos veces al día, por la mañana y por la tarde.

Meditación Sufi

Esta meditación tiene como fin despertar los centros espirituales que reposan en silencio en cada ser humano, es decir, reflexionar sobre el mundo que nos rodea y comprender el universo como un todo. Se consigue recitando mantras e invocaciones.

Meditación Dzogchen

La meditación Dzogchen no sigue ningún tipo de mantras o respiración especial, se caracteriza por ser la más natural. El objetivo principal de este tipo de meditación es que todo lo que necesites lo busques dentro de ti, en tu interior. Meditar no es una práctica sencilla, se necesita constancia para poder abordarla a la perfección.

Existen distintos tipos de meditación a los que adaptarte, solamente tienes que ver cuál se adapta más a tu personalidad, qué tipo de meditación te aportará más beneficios a tu día a día o cuál se adapta más a los objetivos que deseas conseguir. No es fácil elegir cuál es el tipo de meditación que más se adapta a tus necesidades, así que puedes empezar por practicar aquellos tipos que más te llamen la atención y quedarte con el que más te gusta.

Isabel Bernat

Graduada en Periodismo por la Universitat Jaume I de Castellón, colaborando como redactora de contenidos en Refugiodelalma.

Comentarios

comentarios